Coca-cola Fuenlabrada

¿Victoria, trampa, o ambas cosas a la vez?

“Se reabre el centro de Fuenlabrada, que se dedicará a operaciones industriales y logí­sticas y dará soporte a la red nacional”, rezaba el comunicado de la empresa. “Si abren la fábrica para no hacer nada o con otras funciones, para tenerlos haciendo labores de mantenimiento, no sirve. La sentencia dice que la readmisión tiene que ser en el mismo puesto de trabajo y en las mismas condiciones. Tienen que hacer la reapertura con un auténtico proyecto industrial”, afirman fuentes sindicales citadas por eldiario.es.

Los trabajadores de Coca-Cola alertan: el anuncio de la reapertura de Fuenlabrada es “una trampa”. Recuperar un empleo no era el objetivo. No era, tan siquiera, lo que decía la sentencia del Tribunal Supremo contra el ERE de Coca-cola Iberian Partners Iberian Partners que dejaba sin empleo a casi mil familias.

El anuncio significa la readmisión de los trabajadores, pero los representantes alertan que “es una trampa” porque no garantiza que se reincorporen ni en el mismo puesto de trabajo ni con las mismas condiciones, como sí requiere el cumplimiento de la sentencia.

Las demandas individuales que los representantes legales de los trabajadores estaban ejerciendo contra la empresa siguen su camino, lo mismo que la petición a la Audiencia Nacional para que obligue a Coca-cola a ejecutar inmediatamente la sentencia.

Los representantes sindicales amenazan con un aumento de las movilizaciones “de intentar obviar o desviar hacia otros parámetros la correcta aplicación de la sentencia”.

Historia

La lucha de estos trabajadores empezó un 31 de enero de 2013, a fin de mantener abierta la planta de Fuenlabrada y derrotar el plan de cierre de la multinacional. Montaron un campamento frente a la fábrica y visualizaron su lucha reclamando y ofreciendo su apoyo a otros sectores (como la Marea Blanca madrileña) y conquistaron un histórico boicot a los productos de Coca-Cola.

Esta lucha consiguió que la justicia declarara nulo el plan de despidos. El 13 de junio de 2014 la Audiencia Nacional dictaminó la anulación del ERE presentado por la embotelladora. La sentencia del Tribunal, aunque fue recurrida por la empresa, le imponía la readmisión de todos los trabajadores despedidos en sus puestos de trabajo. En noviembre y en enero, nuevas sentencias dieron la razón a las reivindicaciones de los trabajadores.

“El proyecto mundial de Coca-cola se llama 20+20, por el que tiene que duplicar los beneficios entre 2010 y 2020”

Finalmente, el pasado 16 de abril, el Tribunal Supremo ratificó las sentencias anteriores, obligando a la compañía a readmitir a 821 trabajadores despedidos.

El cierre de Coca-cola se encuadra en el reajuste del papel de España en la reducción de costes de la empresa. En concreto, el proyecto mundial se llama 20+20, por el que tiene que duplicar los beneficios entre 2010 y 2020. Todas las embotelladoras en España dan pingües beneficios y Madrid es la ciudad con mayor consumo de toda Europa.

Para tal fin, han integrado las embotelladoras locales (Casbega, Colebega, Cobega, Rendelsur, Begano, Norbega y Asturbega) en un embotellador único (Iberian Partners). Después se anunció el ERE del embotellador único. Partiendo de unas condiciones laborales y de vida relativamente buenas, se temía que se podía reabrir con salarios de 800 euros. Es un exponente claro de la desindustrialización y la degradación de las condiciones laborales y de vida que padece nuestro país a manos de los capitales extranjeros.

Las auténticas razones del ERE

Entrevista de Chispas a Carlos López, delegado de comité de empresa de CC.OO en Coca-Cola Alicante (junio 2014)

¿Qué razones pensáis que están detrás del ERE?

No es porque vayan a entrar en pérdidas si no por que prevén la pérdida de beneficios. Nosotros hicimos la demanda de impugnación al ERE basándonos en que CCIP no ha hecho desaparecer las siete concesiones en las que se dividía el territorio español, pero aunque es la propietaria no es una mercantil laboral y no pueden hacer un ERE a otras empresas ajenas. Es propietaria pero cada concesión es independiente y los EREs deben hacerse empresa por empresa. La inspección de trabajo ha emitido informes totalmente de acuerdo con eso. Hay precedentes como Roca en los que se impugnó el ERE por la misma razón.

“Las condiciones laborales de la empresa de Madrid eran muy buenas y le suponían un alto coste”

¿Cuáles son las razones para cerrar estas fábricas siendo Alicante y Palma zonas costeras y turísticas o Madrid con una población de más de 7 millones de habitantes?

La razón que alega la empresa es que Madrid se puede abastecer desde la costa (…) la verdad es que las condiciones laborales de la empresa de Madrid eran muy buenas y le suponían un alto coste. Han continuado la huelga durante un mes más mientras las otras tres fábricas la habíamos dejado y al final han acabado todos despedidos.

Todo esto viene de dos años atrás cuando los siete dueños de las concesionarias que son familias aristocráticas bien relacionadas con el régimen franquista, deciden unirse y hacer un reparto de la acciones de manera que ya no son dueños de sus empresas si no que son accionistas de Coca-Cola Iberian Partners.

Coca-Cola es así

Extracto del libro “El negocio de la alimentación” de Esther Vivas, activista y autora de diversos libros y publicaciones sobre movimientos sociales y consumo responsable

“Gracias por compartir felicidad”, nos dice el último anuncio de Coca-Cola, pero mirando de cerca parece que Coca-Cola de felicidad más bien reparte poca. O sino que se lo pregunten a los trabajadores de las plantas que la multinacional pretende cerrar ahora en el Estado español o a los sindicalistas perseguidos, y algunos incluso secuestrados y torturados, en Colombia, Turquía, Pakistán, Rusia, Nicaragua o a las comunidades de la India que se han quedado sin agua tras el paso de la compañía. Por no hablar de la pésima calidad de sus ingredientes y el impacto en nuestra salud.

“Su currículo de abusos sociales y laborales recorre, como sus refrescos, todo el planeta”

Cada segundo se consumen 18.500 latas o botellas de Coca-Cola en todo el mundo, según datos de la propia empresa. El Imperio Coca-Cola vende sus 500 marcas en más de 200 países. Quién se lo hubiese dicho a John S. Pemberton, cuando en 1886, diseñó tan exitoso brebaje en una pequeña farmacia de Atlanta. Hoy, en cambio, (…) su currículo de abusos sociales y laborales recorre, como sus refrescos, todo el planeta.

Ahora, le ha tocado el turno al Estado español. La compañía acaba de anunciar un Expediente de Regulación de Empleo que implica el cierre de cuatro de sus once plantas, el despido de 1.250 trabajadores y la recolocación de otros 500. Una medida que se toma, según la multinacional, “por causas organizativas y productivas”. Un comunicado de CCOO, en cambio, desmiente dicha afirmación, y señala que la empresa tiene enormes beneficios de alrededor de 900 millones de euros y una facturación de más de 3.000 millones.

Deja una respuesta