Educación

Las matemáticas de los recortes

Según el sindicato sectorial USTEC-STes más de 693.000 ayudas al estudio se han perdido desde el ejercicio 2011-2012. A una familia española la educación de sus hijos le costó en 2014 un 19% más.

Las becas han caído un 15,75% en los dos últimos cursos. El presupuesto incluye todas las etapas educativas (de infantil a universitaria) y ha descendido de 1.748 millones, en el curso 2011-2012, a 1.472 en 2013-2014. Son 275 millones de euros menos y 693.111 ayudas menos (40%).

Las cantidades no figuran desglosadas por etapas, pero el grueso de la partida económica (65,3%) corresponde a la educación universitaria, lo que significa que debe de ser también el colectivo más afectado después de que el precio de las tasas universitarias se incrementara a partir de 2012, llegando a un 50% más en algunas comunidades autónomas. La cuantía de las becas universitarias ha caído una media de 300 euros en el último curso (de 3.100 a 2.800 euros), según datos del propio ministerio.

“Los Erasmus españoles reciben las becas más bajas de toda la UE”

El mayor descenso en la partida de becas recogida en el informe de Educación se produjo hace dos cursos. La partida bajó un 4,8%, 75 millones.

El importe de un curso escolar está a caballo entre los presupuestos del Estado de 2013 y 2014: en 2014, ascendió a 1.465,8 millones —213 millones más—. Se trata de “la partida más alta de toda la serie histórica”, según una nota del ministerio en la que señalaba que “el anterior sistema de becas [con ayudas fijas frente a la distinción entre cuantía fija para todos y el reparto de una cantidad variable que aplica ahora el ministerio en las convocatorias de becas] era insostenible porque sistemáticamente se gastaba una cantidad notablemente superior a la presupuestada, generando una deuda que se aproxima a los 1.000 millones de euros”. El ministerio asegura que sus medidas garantizan “un sistema sostenible”.

Por otro lado, este curso hay 8.141.628 alumnos en las aulas españolas no universitarias, un 0,7% más que el curso anterior. El ministro Wert ha destacado este lunes el gran incremento de estudiantes registrado en la Formación Profesional. Son 90.000 alumnos nuevos, casi un 13% más, aunque ese número incluye más de 58.000 estudiantes que antes estaban contabilizados en los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) y ahora pasan a la nueva FP Básica. El ministro ha destacado que ese incremento refleja “la percepción de las familias de la importancia de seguir el proceso educativo más allá de la enseñanza obligatoria”. Distintos expertos en mercado laboral y en enseñanza coinciden, sin embargo, en que se debe, sobre todo, a que la crisis y un mayor paro (que ronda el 50% entre los jóvenes) ha devuelto a las aulas a quienes antes hacían trabajos poco cualificados.

El presupuesto general del Ministerio subirá en 2015, según anunció Wert sin dar las cifras. Eso se suma a que algunas comunidades han consolidado su gasto educativo y otras lo han aumentado ligeramente, añadió. El dinero que destinan las Administraciones públicas y las universidades al gasto público educativo aumentó en 2014 de 46.010 a 46.072 millones. Pero ese incremento no se refleja en el peso que la educación tiene en el Producto Interior Bruto (PIB). El porcentaje descendió siete décimas hasta el 4,43%. El compromiso del Gobierno con Bruselas, además, es reducirlo por debajo del 4% a lo largo de los próximos tres años.

“¿Qué hacen los países que crecen? Exactamente lo contrario. No solo no aplican recortes en educación, sino que aumentan el presupuesto público en educación, aumentan las ayudas a los estudiante y suben el sueldo a los profesores.”

En definitiva, se nos presentan dos proyecto de país, dos tipos de educacion . Para un “país de tercera” no hace falta una “educación de primera”. O para un país que quiere ser independiente y desarrollarse la educación es un factor estratégico e irrenunciable.

Deja una respuesta