Redistribución de la riqueza para subir los salarios y pensiones del 90%

¡Nadie por encima de 10.000! ¡Nadie por debajo de 1.000!

El aumento del abismo social entre los “megasueldos” de una í­nfima minorí­a (menos del 1%, los altos directivos de grandes bancos y monopolios) que a pesar de ser multimillonarios no paran de crecer, y los “salarios de miseria” del 90% (que a pesar de ser “mí­nimos” no paran de bajar) es la expresión más acabada del saqueo que sufrimos.

Según un informe publicado por El País, con datos proporcionados por la CNMV, la retribución media de los consejeros de los bancos y monopolios que forman el Ibex-35 fue en 2014 de 612.036 euros… Un 24,1% más que el año anterior. Ellos sí están notando la “recuperación económica” de que alardea Rajoy.

Pero esto “megasueldos” son incluso más multimillonarios que lo que indica la “retribución media”. Cien altos ejecutivos de banco y monopolios cobraron el año pasado más de un millón de euros. Y cada uno de los miembros de la alta dirección del BBVA ganó el año pasado 4,46 millones de euros.

Un solo caso ejemplifica la magnitud de este abismo social. La mayoría de los trabajadores de Jazztel ni siquiera llegan a ser mileuristas. Sin embargo su consejero delegado ganó 14,56 millones de euros…. ¡Más de 1.000 veces más que cada uno de los trabajadores! “El programa de Recortes Cero comienza afirmando que redistribuir la riqueza es en primer lugar elevar los salarios y pensiones del 90%”

Al mismo tiempo, el 55% de todos los trabajadores españoles (casi 10 millones) ni siquiera llega a ser mileurista. Y el 34% (casi seis millones) cobra por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (645,3 euros mensuales).

Lo mismo ocurre en las pensiones. Han congelado las pensiones de la mayoría. Mientras que solo 78 altos directivos de los bancos y monopolios españoles se van a repartir 500 millones de euros en sus fondos de pensiones. Francisco González, presidente del BBVA, tiene asegurada una pensión de 80 millones de euros. Y la de la presidenta del Santander, Ana Patricia Botín, supera los 40 millones de euros.

Este abismo social salarial no es “fruto de la crisis” ni de “las políticas neoliberales”. Es el resultado de un saqueo planificado. En el reportaje de El País se admite que “la crisis agrandó la brecha salarial y la salida de la recesión la está aumentando todavía más”. Es decir se trata de un saqueo a los salarios, a nuestros salarios, que lejos de desaparecer con la “recuperación económica” va a ir en aumento.Saqueo a los salarios

El saqueo a los salarios es la base del saqueo sobre el 90% de la población y sobre las riquezas nacionales, del que se beneficia la oligarquía española y sobre todo el gran capital extranjero. Este saqueo a los salarios tiene una escandalosa magnitud que todavía permanece oculta. Y que en la realidad que todos vivimos es incluso mayor de lo que nos dicen las estadísticas.

Según el Banco de España, la caída nominal de los salarios entre 2010 y 2014 ha sido, como media, del 9,45%. Más de tres veces más que la rebaja del PIB español.

La realidad es que el total de salarios fue en 2.014 hasta 51.222 millones de euros inferior al de 2010, mientras que el total de la riqueza que se apropia el capital han aumentado en 12.711 millones.

La parte de la riqueza que se apropian los salarios ha disminuido 3,75 puntos, mientras que la que se apropia el capital ha aumentado 2,85 puntos.

Para que la riqueza a disposición del capital aumente, a pesar de la crisis, se ha impuesto un atraco sobre los salarios. A golpe de rebajas salariales y aumento del paro.

Lo que significa que, descontando la caída del PIB, a los trabajadores nos han quitado de las nóminas en los últimos cinco años 136.273 millones de euros, que habríamos cobrado si se hubiera mantenido la distribución de la riqueza vigente en 2010.

O lo que es lo mismo, cada trabajador podríamos haber cobrado en este mismo periodo de tiempo más de 3.000 euros más de que hemos cobrado.

Pero el robo a los salarios es incluso mucho mayor cuando bajamos a la realidad. Para los tres millones de parados generados -y más de la mitad son de larga duración y no cobran prestación- el saqueo es máximo.

En Reino Unido se ha convertido en un escándalo el “contrato de cero horas”, que a pesar de trabajar no garantiza ni trabajo, ni sueldo, ni derechos laborales, y donde es el empresario el que decide cada semana los horarios, los salarios y las condiciones de trabajo. Pues bien, en España existe ese “contrato de cero horas”, aunque no esté legalizado. Las reformas laborales han permitido hundir los salarios y las condiciones laborales.

Obligando a los “nuevos contratados” a aceptar sueldos un 30%, 40% o 50% inferiores a los que antes disfrutaban. O imponiendo condiciones laborales de “semiesclavitud”, como son las de trabajar de hecho 6 u 8 horas pero solo cobrar 2.

Este es el “nuevo mercado laboral” que quieren imponer en España de forma estructural. Permitiendo un salvaje aumento de la explotación y una escandalosa rebaja de los salarios y de las condiciones laborales.

La continuidad de una tasa de paro por encima del 20% durante un largo periodo de tiempo actúa como “palanca” para imponer este salto cualitativo en el atraco a los salarios.Redistribución salarial YAPor eso el programa de Recortes Cero comienza afirmando que redistribuir la riqueza es en primer lugar elevar los salarios y pensiones del 90%. Con dos medidas claras que son una línea de demarcación contra el saqueo a los salarios y rentas de la mayoría: “Que nadie gane por encima de 10.000 para que nadie cobre por debajo de 1.000”, y “Ninguna pensión por debajo de 1.000 euros”. Esta es una diferencia radical con respecto a todos los programas que se presentan en estas elecciones autonómicas y municipales.

La primera base del saqueo que sufrimos, es el recorte a los salarios y a rentas como las pensiones. La primera medida para impulsar el crecimiento es subir los salarios y pensiones.

No es solo, que por supuesto también, una medida de justicia. La misma OCDE señala que las diferencias en las remuneraciones salariales son una de las principales causas de la ampliación de la desigualdad en la distribución de la renta que ha tenido lugar en muchas economías desarrolladas en las dos últimas décadas.

Sino que sobre todo subir salarios y pensiones es la primera medida de cualquier programa que de verdad quiera impulsar el progreso económico. El aumento de la demanda interna es responsable de más de dos tercios del crecimiento económico. Si los trabajadores o pensionistas tienen más renta disponible, porque aumentan sus salarios o pensiones, gastan más. Y ese aumento del consumo interno beneficia también a todas las pymes y autónomos, base de la creación de empleo y de nuestro tejido productivo.

Todos los países que están creciendo en el mundo, a pesar de la crisis, han elevado salarios y pensiones. Todos los países que han recortado salarios y pensiones, obedeciendo sumisamente los dictados del FMI o de la UE, se han hundido.

El programa de Recortes Cero si ofrece una alternativa real y posible ante el atraco a los salarios y pensiones.Decimos “ningún salario por debajo de 1.000” pero que “nadie cobre por encima de 10.000”. Es decir recortar el salario máximo del 1% para poder aumentar el salario mínimo del 90%. Redistribución salarial que es redistribución de la riqueza en beneficio de la inmensa mayoría.

Decimos también “ninguna pensión por debajo de 1.000”. Y señalamos de donde sale el dinero para poder hacerlo posible. De imponer una auténtica política fiscal progresiva, donde de verdad paguen más quienes más tienen. Elevando hasta el 75% el IRPF que pagan las grandes fortunas. Imponiendo que los grandes bancos y monopolios paguen por sus escandalosos beneficio un Impuesto de Sociedades del 50% -hoy solo pagan el 5,3%, seis veces menos de lo que deberían por ley y tres veces menos que una pyme o un autónomo-.

Deja una respuesta