El TGUE invalida los acuerdos UE-Marruecos de Comercio y Agricultura

Victoria para el Frente Polisario, victoria de los saharauis

La sentencia que anula los acuerdos de pesca entre la UE y Marruecos es un triunfo histórico del pueblo saharaui y de sus legítimos representantes, el Frente Polisario. Desde estas páginas, siempre comprometidas con su causa, queremos saludarlo y felicitarlo.

El Tribunal General de la Unión Europea ha invalidado los acuerdos UE-Marruecos de Comercio y Agricultura. El TGUE ha dado la razón al Frente Polisario, que denunció incluir al Sáhara Occidental sin el consentimiento del pueblo saharaui. La sentencia vuelve a reconocer -como tantas veces han dicho las resoluciones de la ONU- que el Sáhara no pertenece a Marruecos.

La anulación de los acuerdos que incluyen la explotación de los caladeros del Sáhara Occidental es un triunfo histórico. Por primera vez, se reconoce judicialmente al Frente Polisario como representante de los intereses del pueblo saharaui. La sentencia establece que “goza de reconocimiento a nivel internacional como representante del pueblo del Sáhara Occidental». Contradice los argumentos de la Comisión Europea y el Consejo de Europa para negar el papel jurídico del Frente Polisario como representante de su pueblo. Casi un jaque mate a los acuerdos. Hay plazo máximo de 2 meses para recurrir y  se abre un margen para adaptar el marco legal y comercial.

La sentencia de la UE es una conquista que va más allá de la legalidad. Fortalece a ojos de todo el mundo la posición política del Frente Polisario y la lucha del pueblo saharaui por evitar la anexión de Marruecos. Y la posibilidad saharaui de ejercer la soberanía sobre sus recursos naturales. Fruto del duro y largo trabajo del Frente Polisario. Es un punto de inflexión frente a las maniobras de Washington por entregar a Marruecos los territorios del Sáhara. Los esfuerzos norteamericanos para que los países de la UE sigan esa vía han encontrado un gran escollo. Desde 2015, en 2016 y 2018, y actualmente en 2021 se vuelve a reconocer la «representatividad» del Frente Polisario y como parte válida en el proceso de autodeterminación. El pueblo saharaui avanza en la conquista de su soberanía.

Primeras repercusiones

Marruecos es un relevante socio comercial  para Europa. Hasta el 70% de las exportaciones de Marruecos van a países de la UE. Más de la mitad de sus importaciones provienen de Europa. A partir de ahora, los negocios entre Marruecos y Europa en el Sáhara no podrán ignorar el consentimiento e intereses saharauis. La explotación de sus recursos pesqueros por buques europeos deberá contar con esa tercera parte implicada directamente. Supone el fin de la barra libre marroquí en los acuerdos de pesca y agrícolas. El comercio de Marruecos con la UE en concepto de «productos originarios» no será extensivo a los productos del Sáhara Occidental bajo control de Rabat. Podrán cambiar las condiciones arancelarias, o nuevos mecanismos aduaneros. En materia pesquera no habrá más compensaciones europeas para Marruecos. La UE dejará de pagarle 52 millones por pescar en los caladeros saharauis y habrá impuestos comerciales a la exportación de peces y mariscos. El Frente Polisario no descarta «ejercer su derecho» a solicitar compensación económica a Bruselas por usurpar los recursos naturales del Sáhara.

Aguas revueltas para España

De los 120 buques afectados por la suspensión de los tratados 90 son españoles, la mayoría desde puertos gaditanos.»Encontrar una fórmula para ayudar a los pescadores españoles» para que puedan seguir faenando en aguas saharauis, el representante saharaui ante la UE ha remarcado que «tenemos toda nuestra voluntad puesta en ayudar».

Sin embargo, para el gobierno de España la patata más caliente del norte de África está en Argelia. En paralelo a la sentencia de la UE, el Ministro español de Asuntos Exteriores ha visitado Argelia para mejorar los acuerdos energéticos. Argelia es nuestro principal proveedor de gas natural y aliado histórico del Frente Polisario. Marruecos pretende la anexión del Sáhara. Ambos países vecinos rompieron relaciones diplomáticas en agosto. El gas argelino llega a España mayoritariamente vía Marruecos. Argelia ya ha previsto que el gas natural llegue a España a través del gasoducto de Medgaz que une directamente Argelia con España en Almería, desplazando a Marruecos como vía de entrada a Europa. La negociación de España con Argelia por mejorar y abaratar la compra de gas natural, en plena escalada del atraco eléctrico, es un escenario comercial y político delicado de abordar.

¿Quién retrocede?

La razón por la que sigue abierta la disputa sobre el Sáhara sin caer a favor de Marruecos es la lucha organizada del pueblo saharaui, durante ya casi medio siglo, por el derecho de autodeterminación reconocido en la ONU. Marruecos siempre ha estado acompañado en su asalto a los derechos históricos del pueblo saharaui. En 1975 Washington apoyó la ocupación militar del Sáhara. Actualmente, EEUU sigue potenciando el papel de Marruecos como gendarme al norte de África. A finales de 2020, Trump reconoció la falsa soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental a cambio de que Marruecos recuperase plenas relaciones diplomáticas con Israel. Biden mantiene la cuestión en vilo, pero con pistas claras. EEUU y Marruecos realizaron maniobras militares conjuntas en el Sáhara este mismo año, junto a los campamentos de refugiados saharauis y los cuarteles del Frente Polisario. La maquinaria del Pentágono no intimida al pueblo saharaui.

One thought on “Victoria para el Frente Polisario, victoria de los saharauis”

Deja una respuesta