Un rastro de pistas…. pero pocas respuestas

“Funcionarios estadounidenses están explicando el retorno del cientí­fico iraní­ Shahram Amiri a Irán como resultado de un cambio en el corazón del desertor debido a su preocupación por las amenazas del gobierno iraní­ a su familia. Irán y Amiri han insistido en que se trata del simple caso de una ví­ctima de secuestro que escapa de sus captores. Ese misterio sigue sin resolverse cuando Amiri se presentó en la embajada de Pakistán en Nueva York el lunes por la noche y dijo que querí­a volver a Irán, lo que hizo el jueves.”

A la edad de 32 años, Amiri es un científico muy joven que no udo tener información acerca de problemas tales como los planes para una planta nuclear en Qom, aunque estuviera trabajando para el programa nuclear. El artículo del Post reconoce que el científico "no se cree que haya tenido acceso directo a las más sensibles instalaciones nucleares de Irán o a los líderes que participan en las decisiones sobre la conveniencia de seguir fabricando una bomba". El comportamiento Amiri esta primavera parece reflejar un interés en demostrar al mundo que el gobierno de EEUU estaba empeñado en la difusión de falsedades sobre un supuesto impulso para la fabricación de armas nucleares iraníes. (ASIA TIMES) GLOBAL TIMES.- Como única superpotencia, acorazados y aviones militares de EEUU se han movido casi libremente por las aguas abiertas y los cielos de todo el mundo, a menudo en áreas en disputa, o invadiendo zonas económicas exclusivas para espiar a ciertos países. Cada vez más países, incluidos Rusia, Brasil e India, han expresado su fuerte oposición contra la "navegación libre" de barcos de guerra de EEUU en su vecindad. China va a ser menos tolerante con actos similares, aunque en el pasado EEUU haya disfrutado de pasos relativamente más libres en torno a las aguas territoriales chinas. Washington debería no subestimar a Pekín en su resolución de desafiar las provocaciones militares de EEUU. Hong Kong. Asia Times Un rastro de pistas…. pero pocas respuestas Gareth Porter WASHINGTON – Funcionarios estadounidenses están explicando el retorno del científico iraní Shahram Amiri a Irán como resultado de un cambio en el corazón del desertor debido a su preocupación por las amenazas del gobierno iraní a su familia. Irán y Amiri han insistido en que se trata del simple caso de una víctima de secuestro que escapa de sus captores. Sin embargo, varias características de la historia de la deserción de Amiri sugieren que Amiri podría haber actuado por orden del gobierno iraní, para desertar de forma temporal con el fin de avergonzar al gobierno de EEUU. Amiri resurgió el mes pasado luego de haber desaparecido de Arabia Saudita durante una peregrinación en junio de 2009. Entonces hizo dos videos aparentemente contradictorios que aparecieron en cuestión de horas uno de otro: el primero cargaba sobre los EEUU que le habían secuestrado y llevado a EEUU en contra de su voluntad, el segundo decía que estaba viviendo libremente en EEUU para continuar su formación. Ese misterio sigue sin resolverse cuando Amiri se presentó en la embajada de Pakistán en Nueva York el lunes por la noche y dijo que quería volver a Irán, lo que hizo el jueves. Un indicio de que los funcionarios de inteligencia están considerando la posibilidad real de que la deserción de Amiri no fuera auténtica es que se están formulando, en primer lugar, preguntas acerca de cómo se hizo el contacto con Amiri. ABC News informó el 31 de marzo que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) se había acercado a través de un intermediario a Amiri y le ofreció el reasentamiento en los Estados Unidos. Pero David Ignatius, del Washington Post, que está extraordinariamente bien conectado con funcionarios de la CIA, sugirió en una columna el miércoles que Amiri fue el primero en ponerse en contacto con la agencia y "puede haber sido un recorrido virtual hacia dentro". Eso significa que Amiri contactó con la agencia a través de Internet – normalmente una señal peligrosa para un “desertor” que sigue siendo un agente del gobierno. Ignatius también toma nota de otro "misterio" sobre el científico iraní sobre el que al parecer ahora se discute en los círculos de inteligencia: "¿Por qué decidió desertar sin llevarse a su joven esposa y su hijo, dejándolos a ambos –y a él mismo– vulnerables a la presión iraní". La práctica normal sería que la Agencia disponga de toda la familia de un desertor para acompañarle en la huída. Pero señala Ignatius que Amiri optó por dejar a su familia en Teherán, lo que debería haber sido otra señal de alarma para la CIA. Sin embargo, otro indicador de que los funcionarios de inteligencia EEUU sospechan que la deserción Amiri fue un engaño es en qué medida ha sido presentado como un agente de inteligencia de EEUU durante mucho tiempo. El Washington Post informó el jueves que un funcionario de norteamericano había afirmado que EEUU pagó a Amiri 5 millones de dólares por valiosa información de inteligencia sobre el programa nuclear de Irán. El 28 de junio, la noticia ABC fue mucho más lejos, citando a funcionarios de inteligencia de EEUU afirmaba que Amiri había sido un espía de la CIA sobre el programa nuclear de Irán desde hace varios años. Según estas fuentes, la CIA le había instado a abandonar Irán el año pasado "por temor a que su divulgación pudiera exponerlo en Teherán como un espía". ABC News repitió esta misma afirmación en su historia del 13 de julio, cuando Amiri regresaba a Irán. En el arcano mundo del espionaje, estas informaciones no se habrían filtrado a los medios de comunicación a menos que la CIA creyera que Amiri estaba trabajando para el otro lado, según un ex funcionario de inteligencia. "Este es el patrón de un agente doble", dijo el ex funcionario. "Ninguna otra cosa tiene sentido." Otra información que ha surgido acerca de Amiri sugiere que la historia de que era un ‘tapado’ de la CIA a largo plazo fue una mentira destinada a la siembra de la desconfianza de Teherán en Amiri. A la edad de 32 años, Amiri es un científico muy joven que no pudo tener información acerca de problemas tales como los planes para una planta nuclear en Qom, aunque estuviera trabajando para el programa nuclear. El artículo del Post reconoce que el científico "no se cree que haya tenido acceso directo a las más sensibles instalaciones nucleares de Irán o a los líderes que participan en las decisiones sobre la conveniencia de seguir fabricando una bomba". Tanto el Ministerio iraní de Relaciones Exteriores como la esposa de Amiri han dicho que era un especialista en radioisótopos para uso médico, lo que significaría que probablemente no tenía conocimiento del programa nuclear de cualquier valor para la inteligencia de EEUU. El comportamiento Amiri esta primavera parece reflejar un interés en demostrar al mundo que el gobierno de EEUU estaba empeñado en la difusión de falsedades sobre un supuesto impulso para la fabricación de armas nucleares iraníes. A principios de abril, Amiri grabó un vídeo en el que afirmaba haber sido secuestrado y retenido contra su voluntad, que fue enviado a Irán para su difusión. Un punto central del video, sin embargo, fue su afirmación de que el verdadero objetivo de los EEUU fue hacerle decir en una entrevista televisada que él era una figura importante en el programa nuclear y que había traído "documentos muy importantes en un ordenador portátil con información clasificada sobre el programa militar nuclear de Irán". Cuando ese video fue transmitido por la televisión estatal iraní el 8 de junio, fue seguido en cuestión de horas por la difusión de otro vídeo de Amiri aparentemente para negar sus declaraciones anteriores. El segundo video, obviamente, había sido producido por la CIA con suficiente antelación. Esta secuencia de eventos indica que los captores de Amiri de la CIA había sabido semanas antes de que su intención ya era la de regresar a Irán, e insistieron en que hiciera un video en el que admitía que estaba en los EEUU por su propia voluntad. Amiri decidió realizar dicha declaración ante una cámara, a sabiendas de que la CIA lo publicaría en YouTube, siempre y cuando fuera publicado un video afirmando que fue secuestrado. Pero también insistió en incluir una declaración indicando que las filtraciones a la prensa, que decían que había dado información valiosa a la CIA sobre el programa nuclear de Irán, eran falsas. En el video patrocinado por la CIA, Amiri dice: "Yo estoy aquí libremente y aseguro a todos que estoy a salvo." Pero también pide que se ponga fin a la "información que distorsiona la realidad acerca de mí" y dijo: "Yo no estoy involucrado en la investigación de armas y no tengo experiencia y conocimientos en este campo". Podría haber estado refiriéndose a un informe del Washington Post el 25 de abril que había proporcionado "información sobre programas sensibles, incluyendo una planta de enriquecimiento largo tiempo oculta cerca de la ciudad de Qom" y un informe de ABC el 31 de marzo que había "ayudado a confirmar evaluaciones de inteligencia de EEUU sobre el programa nuclear iraní". Incluso antes de Amiri publicara el 30 de junio el otro video donde se retrata como una víctima de secuestro, funcionarios de inteligencia de EEUU aparentemente sospechaban que habían sido engañados por él y respondieron filtrando la historia de que Amiri había sido un tapado de la inteligencia de la CIA a largo plazo en Irán. La impaciencia de la CIA para dar un golpe de inteligencia sobre el programa nuclear de Irán parece haberse instalado en el organismo para el esquema de la deserción Amiri. Consideraban que su afiliación a la Universidad Industrial de Malek e-Ashtar, que tiene conexiones con el Cuerpo de la Guardia Islámica Revolucionaria, era la prueba de que debía estar vinculado a los supuestos planes de Irán para "dotarse de armas nucleares". ASIA TIMES. 17-7-2010 China. Global Times El ejercicio de la US Navy prueba la resistencia de China No es de extrañar que un portavoz del Departamento de Defensa de EEUU insista en que Washington no se doblará bajo la presión de Beijing, y que es una decisión que corresponde al Pentágono reconsiderar la ubicación y las naves para el ejercicio naval en el Mar Amarillo con Corea del Sur. EEUU sigue desempeñando su agenda militar para poner a prueba la resistencia de China cuando anunció el miércoles que Hillary Clinton y Robert Gates se reunirán con sus homólogos de Corea del Sur el 21 de julio para ultimar los detalles del ejercicio. Incluso después de saberse que parte del ejercicio puede tener lugar en el Mar de Japón, el Pentágono mantuvo silencio sobre si incluiría al portaaviones de propulsión nuclear USGeorge Washington – una amenaza potencial para Beijing si entra en el Mar Amarillo que conecta a China con la Península de Corea. EEUU sostiene que el ejercicio conjunto servirá como elemento de disuasión contra Corea del Norte después del hundimiento de un buque de guerra de Corea del Sur. Sin embargo, está claro que sabe que el lanzamiento de un juego de guerra frente a la costa occidental de Corea del Sur también se considerará un movimiento hostil contra China. No hay manera de que Washington puede tranquilizar a Beijing acerca de sus intenciones si continúa con su plan en el Mar Amarillo. Por otra parte, Beijing ha convertido cada vez en más firme su oposición a cualquier actividad militar cerca de sus fronteras. Como única superpotencia, acorazados y aviones militares de EEUU se han movido casi libremente por las aguas abiertas y los cielos de todo el mundo, a menudo en áreas en disputa, o invadiendo zonas económicas exclusivas para espiar a ciertos países. Cada vez más países, incluidos Rusia, Brasil e India, han expresado su fuerte oposición contra la "navegación libre" de barcos de guerra de EEUU en su vecindad. China va a ser menos tolerante con actos similares, aunque en el pasado EEUU haya disfrutado de pasos relativamente más libres en torno a las aguas territoriales chinas. Washington debería no subestimar a Pekín en su resolución de desafiar las provocaciones militares de EEUU. A medida que las relaciones comerciales y financieras entre los dos países se profundizan, China tendrá mucha más fuerza para poner en marcha contramedidas. El creciente sentimiento nacionalista en China también presiona a las autoridades para actuar más duramente. El simulacro ha creado una mayor conciencia sobre las cuestiones de seguridad marítima. El pueblo chino está ahora más decidido que nunca a apoyar una armada más grande y fuerte del EPL de China para evitar la intimidación. La cuestión de Corea del Norte ha experimentado cierta evolución positiva. Después de la declaración de la ONU que condena el hundimiento del acorazado de Corea del Sur, pero no nombra al culpable, Corea del Norte respondió ayer con rapidez para organizar conversaciones de alto nivel con representantes militares de los EEUU sobre la frontera Sur-Norte, y se mostró dispuesto a reanudar las conversaciones a seis bandas. La diplomacia funciona mejor que la fuerza. Cuanto antes entienda esto Washington, mayor será la probabilidad de que la península coreana deje de estar al borde del abismo. Eso será más propicio para la construcción de la confianza entre China y los EEUU. GLOBAL TIMES. 16-7-2010

Deja una respuesta