Crece el rechazo desde la izquierda al gobierno Torra

Un frente desde la izquierda contra la reacción

La reacción ha ocupado el Palau de la Generalitat. Lo más retrógrado de Cataluña, representado por Torra, como poder vicario de Puigdemont, va a dirigir el govern. No es que no puedan representar a todos los catalanes, es que solo representan a una minoría ultra reaccionaria.

La reacción ante este ataque contra los intereses populares en Cataluña no se ha hecho esperar. Y ha estallado desde la izquierda. El mismo día que fue investido Torra ya se realizó una concentración de protesta, en la que participó Recortes Cero, Federalistas d´Esquerra, sectores del PSC, del PSUC y de Iniciativa per Catalunya. Con lemas como este. “Que no nos divida un presidente xenófobo”.

Pero este rechazo al carácter reaccionario del nuevo president se ha extendido a enorme velocidad.

Como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, expresando “un profundo rechazo democrático hacia determinadas afirmaciones que menosprecien a alguien por el simple hecho de sentirse, por ejemplo, español o catalán”, reafirmando que “para mí y para millones de personas es importante saber si alguien que se postula como candidato a la Generalitat piensa que existen catalanes de primera o de segunda en función de donde hayan nacido o de la lengua que hablen”, y denunciando que “Torra representa lo peor del nacionalismo excluyente de derechas”.“Se han quitado la careta, han dejado ver con la designación de Torra el verdadero y reaccionario rostro que escondían, antagónico con los intereses del pueblo trabajador, de Cataluña y del resto de España”

Los militantes de ERC o las CUP no deben admitir que, en aras de una supuesta “república catalana”, se les obliga a tragar con el sapo de apoyar a un personaje tan ultra reaccionario como Torra.

Todos los demócratas debemos manifestar nuestro rechazo a las ideas que Torra o Puigdemont representan. Se han quitado la careta, han dejado ver con la designación de Torra el verdadero y reaccionario rostro que ocultaban tras sus falsas proclamas al “derecho a decidir”.

Y corresponde a la izquierda encabezar encabezar la rebelión contra quienes son la representación en estado puro de la reacción más antiobrera y antipopular que existe en Catalunya.

Frente a quienes pretenden dividirnos con proclamas xenófobas, con el único objetivo de poder dominarnos mejor, fortalezcamos la unidad de todo el pueblo trabajador, haya nacido en Barcelona, Madrid, Sevilla o Senegal.

Deja una respuesta