Entrevista a Angel Luis Rodrí­guez

Tijeretazo a los genéricos

Angel Luis Rodrí­guez de la Cuerda es Director General de AESEG – Asociación Española de Medicamentos Genéricos -: “Sanidad ha anunciado unos recortes de 1400 millones de euros, de los cuales 600 millones los van aportar los medicamentos genéricos.”

En una carta abierta dirigida a la ministra Trinidad Jiménez exresáis vuestro rechazo a un plan de economía sostenible insostenible. Cierto. Estamos preocupados por el anuncio por Real Decreto de la rebaja de un 25% de los precios de los medicamentos genéricos. Al medicamento genérico se le está constantemente rebajando los precios por parte de la Administración y llegado un momento puede verse perjudicado el sector cuando es un excelente mecanismo de ahorro. Sanidad ha anunciado unos recortes de 1400 millones de euros, de los cuales 600 millones los van aportar los medicamentos genéricos. Se nos exige un esfuerzo del 40% cuando sólo representamos el 9% del mercado. No estamos en absoluto de acuerdo con esta nueva rebaja, máxime cuando la última se aplicó hace sólo dos semanas, el 1 de marzo exactamente, de hasta un 15%. Y ahora se nos vuelve a imponer otra. Los 600 millones de euros que nos piden equivalen exactamente a la mitad de la facturación de nuestro sector anualmente. Es absolutamente desproporcionado y agresivo. En cualquier otro sector sería un desastre. Buscar un ahorro en el sector más pequeño del mercado y con más dificultades, cuando justamente garantiza el ahorro y que el ciudadano tenga acceso a los medicamentos. Es una medida injusta e ineficiente. Sanidad ha anunciado unos recortes de 1400 millones de euros pero, si invirtiésemos en medicamentos genéricos ¿Cuánto dinero podríamos ahorrar? Dado que en los medicamentos genéricos la patente ha vencido resultan mucho más económicos. Supone por lo tanto un gran ahorro. Esa es la gran ventaja, que anualmente se ahorran 1400 millones de euros. Todo ese ahorro se podría invertir en otras áreas de mejora para la salud e interés para el ciudadano, quién además puede acceder a los medicamentos a un mejor precio. Entendemos que es innecesario seguir pagando una factura farmacéutica cuando existe una alternativa. Es un mecanismo de ahorro que ha permitido, en los últimos diez años, que se ahorren 10.400millones de euros.¿Qué beneficios tiene para el ciudadano?Los medicamentos genéricos son tan eficaces y seguros como los demás, están lógicamente aprobados por la Agencia española del medicamento, pero son mucho más económicos. ¿Por qué? Porque la patente ha vencido. Los medicamentos de marca tienen una patente en exclusiva durante 20 años, pero una vez vencida la patente y amortizada la inversión en I+D, se producen unas réplicas exactamente iguales, los medicamentos genéricos, a los que nos exigen reducir los precios porque la inversión ya está amortizada. Del 2001 al 2008 la factura farmacéutica aumentó un 70% ¿Por qué esa subida tan espectacular? Se debe fundamental al incremento del número de recetas y no tanto a la subida de los precios de los medicamentos. La población efectivamente ha envejecido pero ¿no es cierto también que uno de los principales agujeros de la Seguridad Social se deba a los precios abusivos que tenemos que pagar a las multinacionales farmacéuticas?No exactamente. En el 2009 la factura farmacéutica ha aumentado un 4% debido principalmente al número de recetas. El precio medio de los medicamentos incluso ha decrecido. Y los genéricos precisamente no están contribuyendo al aumento de la factura farmacéutica, todo lo contrario. Se han rebajado en los últimos años entre un 10 y 15% y hoy se nos anuncia por Real Decreto nuevamente una reducción del 25% de los precios. El sector ha aportado un ahorro de 10.400 millones de euros en los últimos diez años y 1400 millones anualmente. Si la factura aumenta es debido al aumento de recetas y también, claro está, por la venta de medicamentos más caros. Es por eso que entendemos que las medidas a adoptar no pasan, como ha anunciado el Gobierno, por una rebaja de los precios sino por unas mejores políticas sanitarias y más eficientes. Justamente se ha hecho público cómo en lugar de que Sanidad negociase con las farmacéuticas los precios centralmente, cada autonomía ha negociado un precio diferente dando lugar a la corrupción y el despilfarro, ¿no es un escándalo?, ¿un verdadero atraco?. Nosotros defendemos que en una estructura como España, con diferentes autonomías, se mantenga la regulación de precios centralizada. Es una competencia del Ministerio de Sanidad marcar los precios para todo el territorio nacional, lo contrario es un caos. Los precios de los medicamentos de prescripción están regulados por ley y el Ministerio debe vigilar que los precios que marca sean los mismos para todo el territorio nacional, independientemente de qué Comunidad Autónoma se trate. El 60% de la producción de medicamentos genéricos es producción nacional ¿No es precisamente éste un sector que nos interesa desarrollar para crear riqueza y empleo? Claro, hay un gran tejido industrial y comercial. El 66% de los medicamentos se producen en nuestro país, somos por tanto un sector potente que ofrece medicamentos a un precio más económico. Se benefician las administraciones sanitarias que liberan recursos económicos y se beneficia el ciudadano. Damos empleo a 6000 personas directas y más de 22000 personas indirectas. De llevarse a cabo los recortes que el Gobierno está anunciando se pondrían en riesgo 2000 empleos. Invertimos además el 3.5% de nuestra facturación en I+D y nuestra balanza comercial es positiva, las exportaciones son un 18% superiores a las importaciones. En conclusión: somos un sector saludable, pero con las medidas anunciadas orientadas únicamente al recorte constante de los precios, algunas compañías tendrán que cerrar. Y sin embargo los medicamentos genéricos en España tienen la menor cuota de mercado de Europa… Sí, efectivamente. En España la cuota de mercado es del 9% frente a la media europea que se encuentra entre el 35% o incluso el 40%. No hay políticas decididas por la administración para fomentar el uso de genéricos como podrían ser campañas de formación e información dirigidas tanto al ciudadano como al profesional sanitario, médicos o farmacéuticos. Si se hiciesen esas campañas como ha ocurrido en otros países, el genérico aumentaría inmediatamente el número de unidades vendidas y aumentaría exponencialmente el ahorro del sistema sanitario. Faltan políticas decididas que exigimos. Queremos que la Administración potencie medidas que contribuyan al desarrollo de los medicamentos genéricos en beneficio de todos.

Deja una respuesta