Cartas sátrapas desde el paisito

¿Pensarán vuesas mercedes que es labor fácil hacer que estalle un motín?

Al sátrapa Carlos, con quien mantengo una jugosa correspondencia.

¿Pensarán vuesas mercedes que es labor fácil hinchar un perro? (Quijote 2, Prólogo). Y de la misma forma digo yo…

En el verano de 2000 A.D. recibí en mi domicilio en Sestao (Vizcaya) una llamada telefónica de alguien que se me presentó como alcalde de Aranjuez. Me comunicó que la Corporación que él presidía había concedido al Foro Ermua el título de Amotinado Mayor, la máxima distinción honorífica del Real Sitio. Como secretario del Foro me cupo el inmenso honor de recoger el título y puse como condición a José María Cepeda, el alcalde, que me consiguiera en préstamo una capa de época o de lo contrario no aceptaría el premio. Sus servicios de protocolo removieron Madrid con Santiago y en los actos institucionales del las Fiestas del Motín del 2000 lucí más chulo que un ocho, como Amotinado Mayor que era, una capa española del XIX con esclavinas de plata y trasmudado a Tío Pedro, una de las figuras más arteramente olvidadas de la Historia española. Fueron mis quince minutos de gloria. 

Un autor de los llamados malditos mantiene que el golpe de Estado es obra de profesionales y que sólo profesionales pueden pararlo (Curzio Malaparte, Tecnica del colpo di Stato. Milano, 1948). Mucho antes, al frente del humorismo inglés, otro plumilla nos recuerda que todo filósofo -conspirador político, en este caso- sobre el que no ha pendido la amenaza de muerte no es digno ni del más mínimo crédito (Thomas de Quincey, Del asesinato considerado como una de las Bellas Artes, 1827). Ambos paradigmas los cubrió de sobra nuestro aguililla de hoy: Eugenio Eulalio de Palafox y Portocarrero (1773-1834), conde de Montijo o Tío Pedro, como es más conocido y como le llamaré a partir de ahora.

Godoy se arrebujó con unas alfombras que allí había, que más parecía galápago asustado que persona principal del Reyno.

Espiguemos a volapluma el retrato que historiadores de crédito han hecho de nuestro aguililla de hoy. El conde de Toreno nos dice que el Motín de Aranjuez fue obra del inquieto y bullicioso Conde del Montijo, cuyo nombre en adelante casi siempre estará mezclado con los ruidos y asonadas (ver op. cit. en mi artículo anterior). En la completísima noticia biográfica que nos da la página oficial de la Real Academia de la Historia se nos dice que era un joven libertino, culto y brillante. El historiador y teniente general del Ejército español Andrés Cassinello dice de él que fue miembro insigne de la nobleza y a la vez amigo y caudillo del pueblo al que arrastró en una y otra ocasión llegando a ser el embozado y decisivo “tío Pedro” del Motín de Aranjuez. Y por último: El acaudalado terrateniente Eugenio Palafox y Portocarrero, disfrazado de paleto y haciéndose llamar Tío Pedro, dirigió a la chusma en el golpe de Aranjuez (elmundo.es 1808 2 de mayo El Bicentenario). Hosti, Pedrín. Un camorrista leído y metrosexual que con cuatro trapos de ganapán montó la de dios es Cristo… ¡Cáspita! ¡Este tío es un crack, un sátrapa al que se le fue la pinza de todo lo que se metió! ¡¡Es uno de los nuestros!!

El Patín de Aranjuez

El palacio de Aranjuez fue una de las residencias de verano de la Familia Real española a la vez que lugar de refugio cuando la situación política aconsejaba poner tierra por medio y salir por patas de la Villa y Corte. En marzo de 1808 el valido Godoy se maliciaba las verdaderas intenciones de los “aliados” franceses tras la firma del Tratado de Fontainebleau y aconsejó a Carlos IV que la santa compaña borbónica (la Familia Real) se trasladara a Aranjuez, por si las moscas napoleónicas y por si estas se ponían en demasía impertinentes. El propósito de Godoy era que se siguiera viaje al sur para allí darse a la vela tomando la derrota de las Américas como lo había hecho poco tiempo antes la Familia Real portuguesa, que se había dado el piro a sus posesiones de Brasil. Por si las moscas, ya digo, y hasta que se aclararan las intenciones de la conjura que se traían entre manos los franceses.

Sueño, mi llorado conde de Montijo, que vuelvas del olvido y nos liberes. 

Los partidarios del príncipe Fernando se pusieron como motos con las movidas de Godoy y le llamaron de todo menos guapo: “gualdrapas”, “alicate”, “bocachanclas”, “hijo de la gran chingada” y otros dicterios que no repetiré por estar en horario infantil.

Los futuros amotinados, empero, tenían su punto de razón. Abandonar España dejando al Estado descabalado con un ejército invasor infestando el suelo patrio era traición de lesa majestad. Era ponérselo a güevo a Napoleón sin disparar un tiro. Todos sabían lo que haría Carlos IV en América: cazar micos en la selva (era grande aficionado a la caza y sólo dedicaba media hora diaria -documentado- a los asuntos de Estado) y su favorito Godoy rascándose la entrepierna debajo de una palmera pribando cocoslocos. Y, por contra, ellos, en el interior, aguantando estopa. ¡Y una eme pinchada en un palo!, se dijeron los conspiradores. ¿Pero quién debía dar la asonada? ¿El pueblo llano? ¿El ejército? Tamaño marrón lo despachó en un plisplás nuestro héroe de hoy.

La fértil vega del Tajo, que besa Aranjuez, era la huerta que surtía a diario de verdura a los habitantes de Madrid y no se podía contar con los arancetanos, los lugareños, pues bastante tenían con lo suyo cultivando la fresa y los espárragos trigueros (que aún hoy pueden degustarse en El Rana Verde y Casa Pablo, entre otros comederos famosos del lugar). De la soldadesca de Carlos IV ni hablamos, no estaba preparada para ruidos y asonadas como las protagonizadas por espadones del Ejército español, que tanta figuras de genio ha dado en posteriores tiempos. 

Importancia de las tabernas

El conde de Montijotenía tal pastizal que encendería los puros con billetes de quinientos pavos de existir en aquellos días. De los moraos. De los llamados Vino Landen, o como se diga. De corazón liberal y generoso no se cortaba un pelo aflojando la bolsa invitando a rondas de jarras de vino de pitarra a todo quisque, sin distinción de rango o clase social. El pueblo llano le adoraba, y, en una de sus francachelas, propuso a sus compinches de Madrid -chulapos y manolas- trasladar la parranda a Aranjuez donde estaban pasando unos diitas los reyes. Y allá que fue la alegre y desocupa tropilla para hacer turismo rural con los gastos pagos por tío Pedro. Carlos IV y su tour operator Godoy tenían las horas contadas.

En la noche del 17 de marzo de 1808 Montijo y sus conmilitones se lo estaban pasando pipa en tabernas y figones de Aranjuez -al tiempo que estropeando el descanso del pacífico vecindario- cuando de pronto sonó un petardo frente de la casa del valido Godoy (o tal vez un tiro, pues en esto hay discrepancias de los autores que sobre este caso escriben) y allá que fue la baska, de natural curiosa, para ver de qué iba la movida. Lo que en principio era un simple escrache degeneró -ya he dicho que los ánimos estaban bastante calentitos-, y, tras una buena ración de patadones y coces en la puerta, el personal entró a motrollón en la casa, talmente como agora pasa con el mocerío en la plaza de toros de Pamplona en el encierros de San Fermín. La turbamulta hizo sus diabluras astillando muebles y cascando la cristalería y vajilla fina, y, Godoy, ante el vocerío de tan inoportunos visitantes, intentó huir por una ventana pero le resultó imposible por lo que se refugió en un desván arrebujándose con unas alfombras que allí había, que más parecía galápago asustado que persona principal del Reyno. Noticioso Carlos IV del tumulto tiró un papel, que al punto hizo público, cesando a Godoy de sus cargos a la par que le agradecía los servicios prestados. Aquí podía haber acabado todo pero quia, el conde de Montijo, que era inquieto como una hiena, se dijo que, ya metidos en gastos, había que ir a por todas. Y así fue.

En la mañana del 19, Godoy, atacado por la gusa o por aliviar los esfínteres (o por ambas cosas a la vez), salió de su seguro refugio y los centinelas que guardaban la casa le echaron el guante. Bueh… allá que fue la pandi de bulliciosos amotinados al grito de “que rule la litrona, que no decaiga la fiesta”. Al cesado valido le arreciaron tal sarta de puñadas, trompadas y mojicones que de no haberle encerrado los guardias de corps en una mazmorra el tío entrega su alma al Señor, tal era la mala uva que se gastaron los indignados. Como es sabido ese mismo día Carlos IV abdicó aduciendo que ya estaba mayor y achacoso para aguantar revueltas y motines, y el golpe de Estado quedó perpetrado por un verdadero profesional según la definición de Malaparte.

El conde de Montijo hizo un pan como unas obleas entronizando a Fernando VII pero era lo que tenía a mano. No entraré en ello. Desde jovencito no renunció a la doble y guasona militancia de católico y masón (¡el tío morro, el muy sátrapa!) culminando su hilarante carrera política como Gran Maestro del Gran Logia Nacional de España (1817-1818). Fue perseguido por la Inquisición y acusado de conspirador por los liberales de las Cortes de Cádiz, y, por tanto, le cupo el inmenso honor de ser el canastillo de las obleas de todo pichichi.

Tomando en préstamo un verso que Iñaki Ezkerra, compañero mío del Foro Ermua, dedicó a la batalla de Luchana, en la que Espartero levantó el sitio carlista a Bilbao en las navidades de 1836 (“Sueño, mi general, que vuelvas de la muerte y nos liberes”), digo: Sueño, mi llorado conde de Montijo, que vuelvas del olvido y nos liberes. De la molicie y estulticia política que agora y siempre aguantamos con alegre estoicismo los españoles, culmino. 

15 comentarios sobre “¿Pensarán vuesas mercedes que es labor fácil hacer que estalle un motín?”

  • El pirata Francis Drake confiesa su actual servicio de armas y dice:

    Billete al bravo Sparrow, capitán pirático.
    Pongo en conocimiento de vuesa merced que a día de hoy el brazo de mi espada está al servicio de mi señora, SM Maria Amalia Christina Franziska Xaviera Flora Walburga [María Amalia de Sajonia, esposa de Carlos III de España] por contra de vos que estáis al servicio del llamado Rey Prudente [Felipe II]. Comuníqueme vm. tasas que le corresponden, partes del botín, &c., además de otros asuntos menores, pues, como dice el vulgo, los sátrapas facemos a pelo y a pluma.
    A fe mía -que es poca- que harto difícil me lo fiáis con vuestros palabros y latinajos para retratar a los amotinados de Aranjuez. De barruntar mis compinches de conciliábulo que incluyo jerga marxista en mi libro de estilo, -de seguro-, me rebanan el gaznate y me despojan en ceremonia púbica (sic) del campanudo título de Rector Magnífico que conseguí tiempo ha tras una buena porción de sobornos, chantajes y amenazas al claustro profesoral del Instituto de Altos Estudios Patafísicos y de Ciencias Metafísicas del Ambiente Atmosférico. Sería, pues, un despilfarro inútil que, vos entenderéis, no estoy dispuesto asumir.
    También comprenderéis, mi capitán, que no sea objeto de nuestro interés histriónico (sic) los lacayos y domésticos de los nobles fernandinos que participaron activamente en el Motín. Fueron unos vendidos medrosos, unos baladrones más preocupados en conservar su librea y la procura de su sustento de a diario que en facer revoluciones como la que hicieron. Para los sátrapas, los pusilánimes agobiaos no tienen el más mínimo interés histriónico. ¡Puaj!
    Sí despiertan nuestra curiosidad intelectual, empero, los adictos al caudillo y adalid del Motín; los que el conde de Montijo captó tirando de bolsa en las tabernas. Para ellos necesitamos un altisonante y sonoro título que desplace al de los historiadores vulgares que lo despachan con el sinsorgo “amotinados”. Los sátrapas vamos más lejos y de ahí mis desvelos y preocupanzas (sic).
    En mi anterior artículo ponía en conocimiento púbico (sic) el americanismo “aguililla” que no es otra cosa que el de los sujetos que en tascas y bodeguillas intentar ponerle ruedas a nuestros portamonedas. Creo que por ahí pueden ir los tiros. Fueron la especialidad de Montijo y Tío Pedro hizo de ellos un sujeto revolucionario en el Motín de Aranjuez. Por primera vez y única, como creo que ya he dejado dicho en anterior ocasión.
    La España de Carlos IV era un país arruinado en lo económico y en lo social, con crisis continúas de subsistencia, un Ejército inexistente, &c. Es comprensible que los figones de vino barato fueran verdaderos hervideros de descontentos. No se iban a reunir en iglesias y conventillos en plan comehostias, digo yo.
    (Me reservo para post aparte para explicar la forma en que la opinión pública española arregla las crisis nacionales y asentar soluciones -“y asentola de una manera española”, D. Antonio dixit- y la inveterada costumbre nuestra de perpetrar revoluciones y revueltas que nunca se llevan a cabo pues nos conformamos, en las tabernas, reitero, con soltar por la boquita “dicterios al gobierno reaccionario y augura que vendrán…” (Ibídem). Y nos vamos para casa más anchos que largos, eso sí, formando parte activa de Revolucionarios Sin Fronteras o movida parecida. Y con unos tragos de más, sobra decirlo)
    Así, donc, para concluir, propongo para nuestros admirados amotinados de Aranjuez recogidos a boleo en los bajos fondos por el conde Montijo el linajudo título de “lumpen aguilillas”. Fueron los progenitores de los actuales clubs y tertulias sátrapas y por ello merecen nuestra admiración y respeto.
    Salud y un abrazo.
    Pablo

  • carlos sparrow,corsario al servicio de Felipe II dice:

    Como curiosidad,sobre insurrecciones modernas,comentarte que la primera es la de Babeuf,en plena Revolución francesa,1792,la “Conspiración de los Iguales”(que de ahí viene la Liga de los Iguales de Marx,que cambiaron a Partido Comunista:”¿es igual un burgués a un obrero?”Marx dixit).Tuvo mucha influencia en Blanqui y los socialistas utópicos franceses.Blanqui y su teoría del grupo de conspiradoores,del cual Marx está en contra,de ahí el término “blanquismo”.Bien,en 1792,Babeuf es el primer teórico que te plantea una dictadura revolucionaria como paso de transición al socialismo y tesis como “la tierra no es de nadie”(y tiene razón,yo voy por el campo y no veo “letreros divinos” diciendo :ésta tierra es de Paco,ésta de fulano) o que las consignas de “Libertad,Igualdad y Fraternidad” sin una base material son pura demagogia.También,que la suya era la primera de otras más grandes Revoluciones,que serían las últimas.Su lugar de “conpiración” era el Panteón parisino y a punto de estallar la revuelta en París,hastiado por el hambre,fueron traicionados por un militar infiltrado en el movimiento.De aplastar la revuelta se encargó un joven y ambicioso Napoleón,por órdenes del corrupto Directorio(al cual Napoleón a su vez dará un golpe de Estado).Te dejo la novela,del escritor soviético Ehrenburg,que tuvo una vida de película,”in memoriam” de esa insurrección fallida y los padres del socialismo francés y por ende marxista https://kcl.edicionesanarquistas.net/lpdf/l277.pdf

  • jack sparrow,pirata weno dice:

    “El Motín de Aranjuez fue el coletazo final de lo que en Historia se llama Edad Moderna y que dio paso a la Contemporánea.”.muy de acuerdo y muy de actualidad.En la guerra de Independencia y 1812 es donde se construye la España moderna,pese a que no le guste a Puigdemont o al PNV(no hay más que recordar las batallas de Vitoria o Gerona,donde participan tanto catalanes como vascos),y es que en España se unen tanto bandoleros,campesinos como militares en un proyecto común,contra el invasor gabacho,que es lo quete dice Pierre Vilar de la construcción de una nación

  • Nada,macho,que no me deja escribir,ya no sé si es el software de la página o es que está hackeado por los p..monos del CNI.En fin.A ver si ahora hay suerte.Sobre tu tesis del lumpenproletariado y que no tiene nada que perder,eso sustituiría a la clase obrera,que en esa época no existía,pero del lumpenproletariado,como bien te dice Marx,no se puede uno fiar,mira como en la Comuna de París se pusieron del lado de los Versalleses,por 5 duros y prostitutas de lujo.Marx no cuenta con ellos como clase revolucionaria.De todas formas tu tesis es original,ya que revoluciones campesinas sí que ha habido durante siglos,por la explotación feudal,en Alemania,España,China,los taboritas y su ciudad comunista,que le quitaban el sueño al emperador alemán,la Vicalvarada contra Isabel II…Pudiera haber sido perfectamente un levantamiento popular.Yo tuve un amigo que en los 80 participó en un levantamiento popular en el Bierzo,dirigido por la CNT

    • El pirata Francis Drake contesta al capitán Sparrow y dice:

      Mi admirado Shark del Caribe metido ahora a capitán pirático. ¡Voto a tal que van descubriéndose tus armas y he de guardarme de tus certeras estocadas y mandobles!
      Como buen sátrapa que soy sé más de lo que digo y miento más que un bellaco.
      Evidentemente, los amotinados de Aranjuez no fueron como yo los represento. Es una concesión literaria mía (y patafísica) a fin de llamar la atención al público y producir sorpresa y maravilla entre la audiencia femenina -el objeto principal de mi interés- con mi supuesta eurodicción (sic). Por aquello de “¿creerán las vuesas mercedes que es fácil hacer un libro?”, o, lo que es lo mismo, despertar el interés por la lectura y la Historia en este malhadado siglo en el que mandan los telefonillos, telemicciones, todo el saber se resume a lo que dice Güiskipedia y donde es lo mismo ser burro que gran profesor (Tango “Cambalache” de Enrique Santos Discépolo, “Discepolín”).
      Según historiadores serios -a los que los sátrapas despreciamos, por vulgares- los amotinados fue personal reclutado entre los sirvientes de los nobles partidarios de Fernando, pero, y aquí está mi aportación, sin ningún género de dudas Montijo sumó más fuerzas en las tabernas de Madrid para que la acción, el golpe de Estado, fuera de una efectividad contundente, sin peligro de ser abortado. Lo mismo que hizo tu admirado Trotsky en el 17.
      Pero ambos grupos de revolucionarios -sirvientes y muertos de hambre- tenían al espada de Desmoques (sic) sobre sus cabezas: el hambre, la miseria. Los primeros, los lacayos, de negarse habrían pasado a engrosar las filas del paro del INEM de la época. Yo les he intitulado “lumpen” pues no he encontrado ninguno mejor; tal vez tú -que tienes infinitas más luces que yo en técnicas revolucionarias y marxismo- me puedas señalar alguno. Mándame un billete con un hombre a caballo, que te lo agradeceré.
      Así, mi capitán pirático, deja de ofender mi maltrecha goleta con tus andanadas a mi línea de flotación pues de seguir así me veo como alimento de peces y calamares en lo más profundo de la sima de las Maldivas.
      Salud y un abrazo.
      Pablo.

      • jack sparrow toma el galeón de pablo drake dice:

        Hola Pablo.Voy raudo a tus tesis.“Según historiadores serios -a los que los sátrapas despreciamos, por vulgares- los amotinados fue personal reclutado entre los sirvientes de los nobles partidarios de Fernando, pero, y aquí está mi aportación, sin ningún género de dudas Montijo sumó más fuerzas en las tabernas de Madrid para que la acción, el golpe de Estado, fuera de una efectividad contundente, sin peligro de ser abortado. Lo mismo que hizo tu admirado Trotsky en el 17.
        Pero ambos grupos de revolucionarios -sirvientes y muertos de hambre- tenían al espada de Desmoques (sic) sobre sus cabezas: el hambre, la miseria. Los primeros, los lacayos, de negarse habrían pasado a engrosar las filas del paro del INEM de la época”

        Si,si original es,porque en,como dices,las revistas de historia,te plantean “El día 17 empieza a correr el rumor del viaje real y la muchedumbre, poco espontánea, se agolpa ante las puertas del Palacio Real de la ciudad. Esta muchedumbre ha sido organizada a conciencia por los fernandinos, aristócratas que apoyaban la figura del príncipe. En Madrid, otra masa de gente ataca el palacio de Godoy, el cual intentó salvar su vida escondiéndose como pudo.” https://historiageneral.com/2013/03/14/el-motin-de-aranjuez-levantamiento-popular/ .Como bien dice la revista :”poco espontánea y organizada”.Tu tesis del Conde de Montijo y las tabernas es muy original,pero no eran lúmpenes,eran “proto-proletairado”,precursores del proletariado moderon español,ya que no se había hecho ninguna revolución industrial en España.Y el proto-proletariado español y el proletariado tienen la característica de “tomar el cielo por asalto”,como bien dices de mi admirado Trotsky,Oovsenko y el 17,que me va a costar ir a Siberia,en contra de la versión oficial soviética,ya que desciende del campesinado en lindes con los moros y sus razzias,que no sabían si de un día para otro estarían vivos o muertos,por eso eran tan echados para adelante.Y pasaban el día libre en las tabernas.Los lúmpenes no se apuntan a una insurrección popular.Perdona Pablo que te escriba poco,pero es que la página me tiene muuuuy quemado

        • jack sparrow toma el galeón de pablo drake dice:

          Es el mismo proto-proletariado que hace la Revolución liberal de 1848 en París,contra Napoleón II.No era proletariado todavía,pero era revolucionario.Que te refleja muy bien Victor Hugo en “los Miserables”….aah,por cierto,te paso la dirección de un blog “friky” que estoy haciendo,para que te eches unas batallitas napoleónicas https://batallitasasaco.blogspot.com/

  • Serpient sigue platicando con su colega Charlie y dice:

    Querido mío Charlie One: Como diría nuestro hidalgo “nuestro descanso es el pelear y nuestra cama las duras peñas” (Quijote 1, II) ansí que volvemos a nuestras andanzas caballerescas y combates singulares.
    Efectivamente, mantener como mantengo que el Motín de Aranjuez fue obra de unos poligoneros de época que en un after dieron un golpe de Estado (noche del 19 de marzo de 1808) no deja de ser una bribonería pero no fue obra de “borrachuzos”, como dices; después volveré sobre esto. Espero que por mor de mis bellaquerías sátrapas la actual corporación del Ayto. de Aranjuez no desposea del merecido título de Amotinado que concedió al Foro Ermua en 2000, pero, que cometió el horror (sic) de mandarme a mí a recogerlo.
    Vayamos, pues, al materialismo histórico donde tú chapaleas como tiburón de West Side Story. Pero me permitirás, Carlos, que yo, (que soy de de la banda rival, de los Jets), añada un apellido con el que podríamos dejar como niños chicos a Habermas, Adorno y toda la Escuela de Fráncfort: “materialismo histórico sátapa-patafísico pensamiento”. ¿A que mola mazo?
    Contextualicemos los sucedidos en España tras el Motín de Aranjuez. Hablaré de memoria pero si alguien del público está interesado en fechas y detalles de hechos concretos tanto Carlos como yo se lo daremos de mil amores, en plan personas instruidas y leídas. Y rigurosas, pese a nuestro satrapismo.
    Tras el Motín Carlos IV elevó una protesta a Napoleón que fue publicada posteriormente en la Gazeta de Madrid y en Le Moniteur francés. El emperador llamó a despachar al derrocado rey haciendo la quedada en el castillo de Marracq, Bayona. Para arreglar el entuerto entre padre e hijo también fue llamado a capítulo Fernando VII al que le lamió el tarro nuestro conocido cura Escóiquiz (ver mi artículo anterior) y el rey golpista igualmente acabó en Marrcq con las consecuencias ya sabidas (Abdicaciones de Bayona, 5 de mayo de 1808).
    Desde nuestro particular materialismo histórico satrapo-pensamiento hay dos cuestiones destacables:
    1º) El Motín de Aranjuez fue protagonizado por desposeídos sin oficio conocido aún sin tener conciencia de las consecuencias de su acción (lo que Carlos intitula “borrachuzos” pero fuera de la sátira que nos caracteriza a ambos es lo que en marxismo se llama “falta de conciencia de clase”). También desde el marxismo-leninismo más ortodoxo los amotinados nada tenían que perder excepto sus cadenas. Los labriegos de Aranjuez y todo el Reyno, SI tenían algo que perder (el terruño que cultivaban) y los amotinados de Aranjuez NO pues nada tenían.
    Y no menos importante:
    2º) El Motín de Aranjuez fue el coletazo final de lo que en Historia se llama Edad Moderna y que dio paso a la Contemporánea. Así, pues, hay un periodo de transición entre ambas Edades con fechas y horas concretas: noche del 19 de marzo de 1808 (Motín de Aranjuez) a las primeras horas del 2 de Mayo.
    En esencia, la cacareada Transición que muchos de los presentes vivimos tras la muerte de Franco no fue la única en la Historia de España, tuvo su precedente en el bello sitio de Aranjuez. Así, pues, el Motín de Aranjuez es algo más que una excusa por la que los lugareños celebran sus famosas Fiestas de Motín a primeros de setiembre y que son dignas de verse pues son de Interés Turístico Internacional. Chúpate esa, tronco.
    Es lo que los sátrapas llamaremos a partir de ahora Primera Transición Española, obra de nuestros ensopados tatarabuelos. Y, además, no de periodos históricos (dictadura a Sistema Constitucional) sino de Edades (Moderna a Contemporánea). Ahí es nada.
    Así, sátrapa Carlos, tras recibir mi habitual e inveterado abrazo ya sabes lo que te viene: ¡que rule la litrona!
    Pablo.

    • Post scríptum al billete anterior que dice:

      Tal vez produzca sorpresa y maravilla al público deste papel las manifestaciones que hago sobre mis amistades en la derecha católica y sentimental española, justamente lo contrario de lo que soy salvo en lo último. Ocurre que cuando en mi paisito tirábamos arcabuzazos a granel a las filas enemigas uno se encontraba en la trinchera propia gentes de lo más peregrina y singular, indistintamente de carné político de cada uno. No nos pedíamos deneís ni filiaciones pues bastante teníamos con lo nuestro e íbamos a lo que íbamos. Ello no es óbice para que tras la firma del armisticio sigamos cultivando nuestra amistad para extrañeza de propios y extraños.
      Así, pues, Carlos, deja de darme la vara llamándome “pez gordo” porque tengo trato con personas principales del Reyno. Tal vez lo sean para vosotros pero para mí son mis colegas y camaradas de la batalla. Vale.

  • Hola pablo.No hombre,la risa de jojojo,era sana,de “buen rollo”,es que realmente el Foro de Ermua era “amotinado” contra el gobierno de Arzalluz y sí,tienes razón,se os consideraba “peperos”.Os jugábais la vida con el nazi-fascista de Arzalluz e Ibarretxe,más su ETA de matones o Gestappo.Digno de elogio.Te imagino dando el discurso en Aranjuez con la capa.Pues si,releyendo tu precioso texto,me doy cuenta de que no era obra de “profesionales de la Revolución” sino de auténticos “borrachuzos” :”allá que fue la pandi de bulliciosos amotinados al grito de “que rule la litrona, que no decaiga la fiesta”……y de fiesta se cargaron a Godoy.Es una versión muy a contracorriente de la oficial,ya que hasta Galdós en su libro te habla de cómo Palafox es el que dirige al pueblo de Aranjuez(y en él participa el protagonista Gabriel Aracelli) contra Godoy,pero me cabe la duda de si no se puede considerar al conde de Montijo como “revolucionario profesional”,aunque dirigiese a los de la taberna,ya que no podía contar con el pueblo de Aranjuez ni con la soldadesca.Es parecido a lo que te contaba de Trtosky y sus mil obreros voluntarios,sacados de las fábricas,ya que,en contra de lo que decía Lenin,un levantamiento masivo del puelo de San Petersburgo,más los cosacos y la fortaleza de Krondstadt,le parecía muy,muy dificil..lo ves como eres un pez gordo: secretario del Foro de Ermua,amigo de Mayor Oreja,etc,etc,etc.Recibe un fuerte abrazo de tu amigo Carlos

    • Trotsky y Oovsenko se apoyaban en el caos de San Petersburgo.Ésto está sacado del libro de Malaparte,sustitúyeme lúmpenes borrachos por obreros y ya está.Lo malo es que está en inglés:”Technical experts were necessary as well as soldiers. The capture of the railway station in Moscow was allotted to two squads consisting of 25 Latvian soldiers, 2 sailors, and 10 railway men. Three gangs of sailors, workmen, and railway officials, 160 men in all, were ordered to take over the station in Warsaw. For the capture of other stations Dybenko assigned a number of squads of 20 men each”…”Kerenski’s police and the military authorities were especially concerned with the defense of the State’s official and political organizations: the Government offices , the Maria Palace where the Republican council sat, the Tauride Palace, seat of the Duma, the Winter Palace, and Genera1 Headquarters. When Trotsky discovered this mistake he decided to attack only the technical branches of the national and municipal Government. Insurrection for him was only a question of technique. “In order to overthrow the modern State,” he said, “you need a storming party, technical experts and gangs of armed men led by engineers.”…..la Guardia Roja de Trotsky y Oovsenko,que de haberse lanzado en tromba por San Petersburgo hubiera sido aniquilada por las ametralladoras de Kerensky

      • Me has recordado a los revolucionarios húngaros de 1848,las revolcuiones liberales por toda Europa,donde en un gran artículo del Gran Wyoming en Infolibre,”tiraban a los políticos de la Monarquía al patio de la basura”jajajajaja.Te dejo un poco que he encontrado(el artículo de Wyoming no lo encuentro,pero era cachondísimo) . ” junto con una multitud de estudiantes y ciudadanos los revolucionarios ocuparon la imprenta y editaron miles de carteles con el texto. Ese mismo día, algo más tarde, la multitud se reunió frente al Museo Nacional, en Budapest, cantaron la Canción Nacional y se leyeron de nuevo los doce puntos. Después de eso la multitud se dirigió al ayuntamiento de Pest y se hizo firmar al alcalde y a otras dignidades los doce puntos. Se exigió también la liberación de Mihály Táncsics, socialista encerrado en prisión por denunciar la censura. La multitud desfiló hasta Buda, donde el gobernador (en representación de los Habsburgo), Ferenc Zichy, liberó a Táncsics. Al día siguiente el pueblo exigió las armas para crear la Guardia Nacional en defensa de la revolución. Los Habsburgo, presionados por la revolución en Viena y en Budapest, aceptaron las peticiones del Parlamento Húngaro (reunido en Pozsony, actualmente Bratislava, en Eslovaquia) y prometió un gobierno húngaro independiente y todo tipo de reformas” https://cronicashungaras.blogspot.com/2014/03/15-de-marzo-1848.html ….Aaaaah,querido sátrapa,enciclopedia andante,si es que las revoluciones ya no se llevan,ahora están de moda los ERES de Andalucía y las subvenciones

  • Serpient dice lo que calló en su artículo y dice:

    Querido Charlie Cabezabolo: Supongo que tu “jojojo” sobre la concesión al Foro Ermua del título de Amotinado en Aranjuez en 2000 es risita entredientes (y por tanto satrapil) pero que puede ser malinterpretada por el público.
    La aceptación de tan honroso titulo por parte del Foro suponía un impacto mediático -que diría un cursi- que no podíamos desaprovechar y en lo personal me correspondió soltar -como lo hice- un discurso en el patio de armas del Palacio Real del Real Sitio ante un encendido público de entre 8.000 a 10.000 personas. Te puedes imaginar lo que pié por la boquita. Eran los años de plomo con Ibarreche y el padre Arzalus en el candelabro y, obviamente, yo no podía dejar pasar la oportunidad de decir públicamente lo que pensaba sobre el nazifascisdmo vasco tanto en nombre propio como el del Foro Ermua. Aún a riesgo de que se nos acusara, como se nos acusó, de “peperos” (en Moncloa estaba Aznar y en Interior uno de mis actuales mejores amigos, Jaime Mayor Oreja, igual que en el Ayuntamiento de Aranjuez que en 2000 era del PP y su alcalde, Cepeda, no renuncia como yo a que sigamos cultivando nuestra amistad), “juancarlistas vendidos a la reacción”, y, en esencia, “españolazos” que es la boleta que vendía el nacionalismo vasco para que la ETA nos diera el pasaporte a los que no tragábamos con los mandados de los jefes de la tribu. (En posterior ocasión te contaré cuando y cómo dije públicamente que consideraba a la ETA como grupo paramilitar del partido-guía o PNV, que ostentaba en aquellos días el Gob. Vasco, pues el supuesto grupo rabolucionario (sic) se dedicaba a matar a los líderes de la oposición y no a los del gobierno autóctono. ¿No me digas que la idea no es buena -y sátrapa- y para dar mucho que hablar?
    Así, pues, tras mi soflama del 2 de setiembre de 2000 en Aranjuez la misma trasmudó el Motín en Mitín y yo me dediqué a darme el moco por Aranjuez con la elegante capa española del XIX que me prestó el Ayuntamiento. Con la satisfacción del deber cumplido, que diría el mismo cursi de antes.
    Pero vayamos al asunto de nuestro interés pasado el capítulo de anécdotas.
    Observarás, Carlos, que, como buen patafísico, desmonto la versión oficial -auspiciada por la propia Corporación del Real Sitio, entre otras instituciones dignas de crédito- de que fue el pueblo de Aranjuez quien protagonizó el Motín. Tampoco fue obra de “revolucionarios profesionales” como tú mantienes como adicto que eres al materialismo histórico.
    Fue obra del lumpen (encabezado, eso sí, por un profesional, Montijo) y, que yo sepa, es la primera y única vez que los desposeidos sin conciencia de clase (el lumpenproletariado) fue protagonista de un echo de trascendencia histórica como fue el Motín de Aranjuez.
    Pégale un hervor a mi tesis de patafrikismo histórico. Espero tu respuesta a vuelta de correo.
    ¡Los sátrapas cabalgan de nuevo con su grito llamado arrebato: “Sus vais a enterar”
    Un abrazo, Carlos. Pablo.

  • charles motörhead dice:

    Muchísimas gracias Pablo por dedicarme el tema.Te ha quedado que ni bordado(me pongo de nick “charles” porque como Carlos no me está dejando el maldito software,además charlie es como me conocen los colegas,más en concreto “charlie one”),todo un manual del perfecto revolucionario.Lo que más me gusta de tus escritos es que entras en lo concreto,con nombres y apellidos,porque el materialismo histórico de Marx es un “esqueleto” de la historia,partiendo de clases y lucha de clases,luego hay que entrar en lo concreto.Ay,qué bueno,que a los del Foro de Ermua os concedieron el título de “Amotinado Mayor” del Reino,jojojo.Si,tienes razón en el tema,porque como te cuenta Pontecorvo en “la batalla de Argel”:”es dificil comenzar una Revolución y más diificil mantenerla viva”.Sobre Malaparte y lo que comentas vuelvo a dejar a los lectores su libro:”la técnica de la Revolución” o “técnica del coup d´etat” https://delong.typepad.com/malaparte-coup-detat-the-technique-of-revolution-2004.pdf .Buena le cayó a Godoy por ser agente francés.Muy,muy buen texto Pablo y ya entraremos en detalles.Un fuerte abrazo de ttu amigo “charlie one”

    • charles motörhead dice:

      Como ya te comenté,querido sabio,el libro de Malaparte estuvo prohibido en las “democracias” occidentales y los EEUU,acojonaos con la manera en que Trotsky y sus 1000 obreros-técnicos se quitan del medio a Kerensky.Tienes toda la razón en lo de los “revolucionarios profesionales”,de ahí que Lenin se planteara el partido bolchevique como partido de profesionales de la Revolución

Deja una respuesta