Nuevo varapalo alemán a Europa

“El hecho de que la locomotora europea, que ha conseguido capear bastante bien la crisis, decida imponer precisamente ahora medidas fuertemente restrictivas a su propia economí­a, no sólo impedirá el crecimiento económico del conjunto de la Unión Europea sino que amenaza con que los paí­ses periféricos que están procediendo a realizar severos ajustes caigan de nuevo en la recesión.”

El listado de recortes al desemleo, al sector público y a la inversión que incluye este ahorro de 80.000 millones de euros hasta 2014 que piensa realizar Merkel es muy expresivo. La principal consecuencia de esta medida es que descenderá el consumo alemán, con el consiguiente perjuicio de sus socios que, como España, tienen en el sector exterior uno de los ingredientes principales del crecimiento en las actuales circunstancias. (EL ECONOMISTA) EXPANSIÓN.- Los temores que genera la recuperación de la economía española campan a sus anchas en los mercados de renta fija y renta variable. La prima de riesgo de España ha alcanzado hoy nuevos máximos históricos y el Ibex encadena ya tres jornadas consecutivas en negativo en las que se ha dejado un 6,54%. Hoy, el recorte del 1,43% ha llevado al selectivo a marcar nuevo mínimo anual. EL SIGLO.- “Elementos de ese juego de manos, señala el escritor, fueron la recreación de toda una serie de enfrentamientos entre católicos y laicos, antiabortistas y partidarios del aborto, nacionalistas y centralistas, partidarios de la negociación con ETA y partidarios de la mano dura, machos contra feministas y homosexuales y, sobre todo, herederos de las víctimas de la guerra civil contra herederos del régimen franquista. Estos fuegos de artificio sirvieron –añade Chirbes– para ocultar una domesticación capitalista con 4,6 millones de parados, subvenciones para la industria del automóvil y un rescate millonario de los bancos exento de todo control” Opinión. El Economista Nuevo varapalo alemán a Europa Antoni Papell El ajuste duro decidido por Alemania es un duro golpe contra la Unión Europea, impropio de un país que dice tener vocación de liderazgo continental y que es, con diferencia, el que, en términos económicos, más se ha beneficiado de la implantación del euro. Tal afirmación no es controvertible porque la evidencia cae por su propio pese: el hecho de que la locomotora europea, que ha conseguido capear bastante bien la crisis, decida imponer precisamente ahora medidas fuertemente restrictivas a su propia economía, no sólo impedirá el crecimiento económico del conjunto de la Unión Europea sino que amenaza con que los países periféricos que están procediendo a realizar severos ajustes caigan de nuevo en la recesión. Controlar el paro Alemania ha superado la crisis con un paro perfectamente controlado y con un déficit público del 3,3% en 2009 que subirá al 5,5% este año. Su deuda, elevada, no pasa del 72%. Estas cifras no justifican en absoluto que la señora Merkel, cada día más parecida a la señor Thatcher incluso físicamente, se lance a destrozar el Estado de Bienestar de su propio país, ya muy laminado por la "Agenda 2010" que, con dolor de su corazón, implementaron los socialdemócratas de Schröder. El listado de recortes al desempleo, al sector público y a la inversión que incluye este ahorro de 80.000 millones de euros hasta 2014 que piensa realizar Merkel es muy expresivo. La principal consecuencia de esta medida es que descenderá el consumo alemán, con el consiguiente perjuicio de sus socios que, como España, tienen en el sector exterior uno de los ingredientes principales del crecimiento en las actuales circunstancias. Además, el diferencial de la deuda de estos países con el bono alemán se incrementará todavía más, lo que situará en un brete a los países menos aventajados. El potencial alemán En definitiva, que la gran potencia alemana decida realizar su ajuste después de que hayan iniciado esta difícil tarea los países de la UE más afectados por la crisis es una cobardía insolidaria. Impropia de un país que quería liderar la Unión y que, a pesar de las apariencias, ha sido el principal beneficiario de la integración: su potencia exportadora ha hecho que la productividad alemana haya aumentado un 13% desde la fundación del euro en tanto la española no ha dejado de caer estrepitosamente. En esta coyuntura, dar la espalda a los problemas continentales representa un duro revés para la idea europea. En el entretanto, Bruselas dirige con mano poco diestra el desagradable concierto del ajuste global. Sin ahorrar un solo euro -los funcionarios de la Unión ya preguntan qué incremento salarial les corresponderá este año-, sin el menor ajuste aplicado a la faraónica burocracia y sin que haya habido el menor síntoma de que la crisis tiene algo que ver con las instituciones europeas. De hecho, el faraónico proyecto de crear una diplomacia comunitaria sigue adelante y ya se anuncia que comenzará a funcionar en septiembre. Muchos miles de millones de euros se destinarán, si alguien no lo remedia, a construir un aparato diplomático que exhiba ante el mundo la inanidad europea. Una vergüenza que tampoco contribuye a prestigiar, precisamente, las cenizas en que ya se ha convertido la imagen de la Unión Europea. EL ECONOMISTA. 8-6-2010 Última hora. Cinco Días El IBEX cae un 6,5% en tres jornadas con el riesgo país en máximos Tatiana Nogueras Los temores que genera la recuperación de la economía española campan a sus anchas en los mercados de renta fija y renta variable. La prima de riesgo de España ha alcanzado hoy nuevos máximos históricos y el Ibex encadena ya tres jornadas consecutivas en negativo en las que se ha dejado un 6,54%. Hoy, el recorte del 1,43% ha llevado al selectivo a marcar nuevo mínimo anual. Nuevos máximos en la prima de riesgo de España como consecuencia de la desconfianza que genera en los mercados las posibilidades de recuperación de la economía española. Lo ha dicho Moody’s. Y está en lo cierto. El riesgo país de España ha alcanzado hoy nuevos récords desde la creación del euro, con un diferencial del bono español con el alemán que ha escalado hasta 208 puntos básicos. Renta 4 considera que "este aviso a España junto a un duro plan de ajuste fiscal en Alemania ha provocado una nueva ampliación de diferenciales España Alemania", mientras que los expertos de Bankinter explican que "la cuestión de la deuda pública europea sigue coleando, y no sólo eso, sino que cada vez puede generar más distorsión, con los diferenciales que no dejan de ampliarse y con la nueva presión que les añade a los periféricos el anuncio de recortes del déficit en Alemania". Además, las declaraciones de Jean Claude Juncker han contribuido a aumentar el nerviosismo existente en el mercado de deuda. El presidente del Eurogrupo ha valorado de forma positiva las medidas de ajuste fiscal adoptadas aunque ha pedido a España y Portugal más medidas de consolidación fiscal a partir del 2011 y reformas en el mercado de trabajo y en el sistema de pensiones. La positiva aprobación de la ‘European Financial Stability Facility’, que intervendrá en el mercado de deuda pública para estabilizarlo y podrá obtener financiación por importe de 440.000 millones de euros garantizada por los países miembros, ha quedado relegada a un segundo plano. Sin embargo, España y Portugal no son las únicas economías que preocupan. Después de que ayer el primer ministro británico, David Cameron, advirtiera que el déficit público de Reino Unido está en "peor" situación de lo que se estimaba en un principio, Fitch ha indicado hoy que la magnitud del desafío fiscal al que se enfrenta es "formidable" y ha asignado al país una calificación de ‘AAA’ con perspectiva ‘estable’. Por su parte, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, ha señalado que Europa puede tener que elevar el tamaño del fondo de estabilización creado para impedir que la crisis griega se contagie a otros países y ha asegurado que la recuperación en EE UU seguirá moderada, pero que el país evitará caer de nuevo en la recesión. En este contexto, la jornada ha vuelto a ser negativa en los mercados de renta variable. El Ibex ha cedido hoy un 1,43%, con lo que encadena tres jornadas de recortes en los que se ha dejado un 6,54%. Además, el selectivo ha marcado nuevo mínimo anual en los 8.669 puntos. En el resto de Europa, las ventas también ha sido la tónica de la jornada. En cuanto a los valores, Grifols se ha convertido en la compañía más comprada, con un ascenso del 4,02%, después de que ayer sus acciones se desplomaran tras anunciar la compra de Talecris. En la parte baja de la tabla, OHL, que ha restado un 4,73%, Técnicas Reunidas, que ha perdido un 3,69%, y Telecinco, que se ha dejado un 3,68%, han sido los valores más castigados. Los bancos medianos también se han unido a los números rojos después de que UBS haya recortado el precio objetivo de Sabadell, Pastor, Popular, Banesto y Bankinter. Por su parte, ACS, que ha impugnado la junta de Iberdrola que le impidió entrar en su consejo, ha recortado un 1,15%. En el mercado de divisas, el euro ha recuperado terreno y se cambia a 1,1975 dólares. El oro, considerado un activo refugio, ha alcanzado hoy máximo histórico al cotizar a 1.244 dólares. CINCO DÍAS. 8-6-2010 Opinión. El Siglo Un triste semblante Joaquín Leguina Los más cucos entre los políticos –y son legión– odian hablar o que se les hable del pasado, reniegan de la memoria propia (aunque algunos, paradójicamente, tengan gran fe en ese invento galo de la "memoria histórica"). No quieren recordar lo que dijeron e hicieron hace tan sólo un par de días. Y en este arte de negarse a sí mismo, José Luis Rodríguez Zapatero le saca varios cuerpos al más amnésico de sus colegas. Sin embargo, la responsabilidad es uno de los conceptos claves que separan la democracia y la tiranía, y la responsabilidad política no se asume sólo ante las urnas, se asume, también, en el día a día, ante la llamada opinión pública. Además, la responsabilidad lo es ante lo dicho y ante lo hecho y sirve para aprender de los errores propios y ajenos e incluso para eso tan sano que los católicos llaman "dolor de corazón y propósito de enmienda". Palabras éstas que a los políticos al uso y a sus asesores de cabecera le suenan como petardos en un concierto de violines. Promesas incumplidas, leyes de campanario, ocurrencias varias, clientelismo barato (que, por cierto, le sale carísimo al contribuyente), palabras ofensivas contra la inteligencia… Todos esos pecados han de pagarse y no en el más allá. ¿Cómo? Convendría saberlo porque la única forma que le va quedando al ciudadano es el voto, que suele consistir en elegir lo menos malo. Aun así, los partidos –si tuvieran unas migajas de democracia interna, unos gramos de vergüenza torera–deberían ajustar las cuentas con sus líderes, sobre todo cuando éstos meten la pata con una contumacia sublime. Pues bien, para empezar a hacer boca, creo que entre los socialistas de esta hora ha llegado el momento de la prudencia o, si se quiere, es preciso renegar de una imprudencia que se ha impuesto entre sus filas desde el año 2000. Esa imprudencia impuesta se llama silencio, la imprudencia impúdica del aplauso y de la reverenda hacia el jefe. ¿Cómo es posible que en los Comités Federales del PSOE, una vez tras otra, los asistentes (todos mayorcitos) se pongan de pie para aplaudir –"sin medida ni clemencia"– al líder y en el debate posterior no se levante jamás ni una sola voz crítica? ¿Cómo es posible que no haya una persona capaz de hablar claro ni el la Comisión Ejecutiva del PSOE ni en el Comité Federal, ni siquiera el Grupo Parlamentario? Nunca es la hora de la crítica in terna, porque "eso sería hacerle e juego a la derecha" y siempre es la hora de "cerrar filas". Y yo me pregunto: ¿qué significa cerrar filas? Y me contesto: cerrar filas es una forma como otra cualquiera de negarse a ver la realidad. Pero la realidad es terca. Nos lo han recordado, por ejemplo, desde Alemania y la denuncia viene de la pluma de un notable novelista que apenas se prodiga en el foro político. Se trata del valenciano Rafael Chirbes. En un demoledor alegato publicado en el dominical del diario alemán Fankfurter Allgemeine Zeitung bajo el título "En la mesa con los caníbales", Chirbes sostiene que Zapatero ha construido la ficción de su política progresista a base de recursos y tensiones culturales, con la intención de ocultar el hecho de una política de derechas. El hundimiento de esa ficción, deja ahora a Zapatero, dice Chirbes, "con el triste semblante de un suicida". "En pocos minutos, durante la mañana del 12 de mayo, se derrumbó el marco ideológico sobre el que se había sustentado durante seis años la versión española de la socialdemocracia. Un modelo que se creía a salvo de las vicisitudes económicas, gracias a una estrategia mediante la cual los problemas cotidianos de la vida pública eran eliminados y sustituidos por juegos que algunos han definido como culturales", explica Chirbes. "Conflictos, más o menos intrascendentes, que habían prescrito hacía tiempo, han servido, mediante una dramática puesta en escena, para mantener la ficción de una política progresista. “Elementos de ese juego de manos, señala el escritor, fueron la recreación de toda una serie de enfrentamientos entre católicos y laicos, antiabortistas y partidarios del aborto, nacionalistas y centralistas, partidarios de la negociación con ETA y partidarios de la mano dura, machos contra feministas y homosexuales y, sobre todo, herederos de las víctimas de la guerra civil contra herederos del régimen franquista. Estos fuegos de artificio sirvieron –añade Chirbes– para ocultar una domesticación capitalista con 4,6 millones de parados, subvenciones para la industria del automóvil y un rescate millonario de los bancos exento de todo control. En ese contexto, los sindicatos españoles no movieron un dedo por quienes perdieron su puesto de trabajo, sus hogares o tuvieron que cerrar sus negocios. Su única lucha visible en los últimos meses ha sido la defensa de un juez que ha estado metido durante veinticinco años en todo tipo de maquinaciones políticas”. No he leído jamás un alegato tan firme contra la política de gestos de la que tanto ha abusado este Gobierno. Gestos que pretenden ocultar la dura realidad con llamadas ideológicas al choque frontal entre los buenos (nosotros) y los carcas (el PP). Un juego que, aparte de mentiroso, encierra serios peligros: los de sacar a pasear a nuestros viejos demonios. Los demonios que atormentaron nuestro siglo XIX, los mismos diablos que acabaron por convertir España en un largo infierno que duró desde 1936 hasta 1975. Una compañera del PSOE me pasa un argumentario con el que se intenta explicar el haraquiri del 12 de mayo, en donde se lee: "Los mercados están perfectamente organizados, y un núcleo duro toma las decisiones sobre cuándo lanzar un rumor, o cuándo atacar la economía de un país o una moneda". Una forma nada original de echar balones fuera. El renacer de la conspiración judeo-masónica. Acerca de los inventores del nuevo socialismo y su destino, parece llegada la hora de pensar en su relevo, que se vayan tranquilamente a sus casas y dejen a los demás la tarea de recomponer el partido sobre bases ideológicas menos originales, pero más firmes y con gentes de más mérito y fuste que las actuales. Y a ver si los socialistas ponemos esta vez más tino a la hora de elegir un líder pues, decididamente, la elección del año 2000 no fue buena. EL SIGLO. 7-6-2010

Deja una respuesta