México-EEUU: soberaní­a amenazada

“La intervención se prepara, se afinan los detalles, mientras Felipillo el espurio sonrí­e al saber que cumple la misión por la cual la burguesí­a oligarca lo impuso en la presidencia: la de violar la soberaní­a de México y entregarlo por completo al Imperio yanqui.”

La lucha contra el narcotráfico ha ermitido a los Estados Unidos penetrar la seguridad de muchos países latinoamericanos e imponer sus intereses políticos y económicos. Las acciones contrainsurgentes bajo el pretexto de la guerra al narcotráfico han tenido buenos resultados para el Imperio, por ello, no es casual que la intervención se prepare en los tiempos prerrevolucionarios que vive nuestro país. Desde tiempo atrás las agencias de inteligencia estadounidenses (CIA, DEA, etc.) controlan gran parte de los aparatos de seguridad estatales en países como México y Colombia. El objetivo real de la lucha contra el narcotráfico es consolidar el control yanqui sobre México. (ALAI) THE WALL STREET JOURNAL.- La cantante Peggy Lee nunca se ofreció como asesora económica, pero su famoso éxito de 1947, "Mañana", incluía versos tan proféticos como "mi bolsillo necesita dinero; hace tiempo tuve dinero; mi hermano no está trabajando". Todo para dejarlo para mañana.Ésta parece ser la canción fetiche del presidente del Gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Ecuador. Alai México: soberanía amenazada Cristóbal León Marcos La intervención se prepara, se afinan los detalles, mientras Felipillo el espurio sonríe al saber que cumple la misión por la cual la burguesía oligarca lo impuso en la presidencia: la de violar la soberanía de México y entregarlo por completo al Imperio yanqui. Siempre toda conquista es acompañada de supuestas “justificaciones” que pretenden ocultar el carácter depredador de tales empresas, en el caso actual mexicano el narcotráfico sirve de excusa. La lucha contra el narcotráfico ha permitido a los Estados Unidos penetrar la seguridad de muchos países latinoamericanos e imponer sus intereses políticos y económicos. La carga moral con que etiqueta sus acciones el Imperio le sirve para conseguir el apoyo de grandes sectores sociales que ceden ante la manipulación informativa. Las acciones contrainsurgentes bajo el pretexto de la guerra al narcotráfico han tenido buenos resultados para el Imperio, por ello, no es casual que la intervención se prepare en los tiempos prerrevolucionarios que vive nuestro país. Desde tiempo atrás las agencias de inteligencia estadounidenses (CIA, DEA, etc.) controlan gran parte de los aparatos de seguridad estatales en países como México y Colombia. El objetivo real de la lucha contra el narcotráfico es consolidar el control yanqui sobre México. El grado de juez que los gobiernos estadounidenses se han auto-otorgado para poder evaluar y calificar a los demás países en su actuación en la lucha contra el narcotráfico, no es otra cosa que un mecanismo más de intervención. No importa el territorio, Estados Unidos se siente con el poder y la moral de juzgar a unos como aliados y a otros como enemigos y amenaza para sus intereses imperialistas. La hipocresía del Imperio y su doble moral se evidencian al mirar hacia adentro de su sociedad. Millones de adictos, una enorme y compleja red de tráfico de drogas y armas que solo sirven para alimentar a los cárteles de otros países, junto al lavado de dinero que efectúan bancos internacionales. En vez de juzgar e intervenir países debería crear trabajos que garanticen las necesidades de la población marginada para que no sigan engordando las filas de los distribuidores y consumidores de drogas. Debería implementar sistemas de educación antidroga, accionar para ponerle fin al gran mercado que en su seno día a día vende y compra millonarias cantidades de narcóticos. Estados Unidos es el mayor consumidor de droga en el mundo, al mismo tiempo que se convierte en unos de los principales productores de marihuana. La droga es producida y mezclada con sustancias químicas, por lo que causa el doble del daño al sistema nervioso en comparación con la droga regular. Según un estudio de 2008 elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Estados Unidos se consume un tercio de la producción mundial de cocaína. Al menos 20,000 estadounidenses mueren al año por consumo de droga. Existe información que liga a la CIA con el tráfico de droga, práctica que realiza con el fin de obtener dinero y utilizarlo en desestabilizar regímenes y países que no estén bajo su mandato. Las naciones que se encuentran bajo el dominio imperialista son las que encabezan la lista de productores y consumidores, tal es el caso de Colombia y Afganistán. Si en verdad los gobiernos yanquis desearan acabar con el problema de la droga comenzarían en casa, en su interior y no estarían amenazando e invadiendo naciones. Desarrollar una alternativa contra la producción y el consumo de drogas, pasa obligadamente por la necesidad de cambiar las sociedades capitalistas (deshumanas y explotadoras) por regímenes sociales que se basen en el desarrollo pleno de los seres humanos, es decir, la construcción del socialismo es hoy más necesaria que nunca. ALAI. 3-4-2010 EEUU. The Wall Street Journal España inspira su política económica en Peggy Lee y Sinatra Irwin Stelzer La cantante Peggy Lee nunca se ofreció como asesora económica, pero su famoso éxito de 1947, "Mañana", incluía versos tan proféticos como "mi bolsillo necesita dinero; hace tiempo tuve dinero; mi hermano no está trabajando". Todo para dejarlo para mañana.Ésta parece ser la canción fetiche del presidente del Gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. La economía de su país continúa en declive: España lleva en recesión siete trimestres; su tasa de desempleo, cercana al 20%, dobla la de la eurozona; su déficit público alcanza el 11,4% del PIB; Moody’s sitúa a España en lo alto de su "índice de miseria" –la suma de la tasa de desempleo y el déficit–. El banco central espera que el crecimiento del próximo año sea un anémico 0,8% y no ve una significativa caída del desempleo este año o el próximo. Standard & Poor’s ya ha rebajado la calificación de crédito de España y la perspectiva de "estable" a "negativa". A todo lo cual, Zapatero ha estado respondiendo con ataques a los medios de comunicación anglosajones y al "modelo neoconservador basado en el capitalismo", el ministro de Industria, Miguel Sebastián, con la insistencia de que los problemas son "importados" –en línea con Gordon Brown–, y el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, con la acusación de que los problemas de España se deben "al pensamiento neoconservador pregonado por el presidente de Estados Unidos George W. Bush, que ha tenido como consecuencia un capitalismo sin límites". Ahora, bajemos al mundo real: un mundo en que los inversionistas han dejado claro que saben que el rescate griego anunciado por los gobiernos de la eurozona no es tal cosa, de manera que Grecia sigue pagando el doble (unos 3,5 puntos porcentuales más) para tomar prestado dinero que lo que hace la sólida Alemania. Cualquiera que dude de que la canciller alemana, Angela Merkel, hará todo lo que esté en su mano para evitar gastar el dinero de sus votantes en un rescate que considera un derroche, no entiende la política y las sensibilidades alemanas. España tiene emitida deuda soberana por US$1 billón, (millones de millones) y, según Desmond Lachman, de American Enterprise Institute, una deuda externa bruta de "un asombroso 135% del PIB". Todavía peor para las perspectivas de España, "la economía española ha perdido incluso más competitividad en precios y salarios que la economía griega". Lo que nos lleva al asunto clave: ¿El Gobierno de Zapatero tiene la voluntad de tomar las medidas dolorosas que llevarán a España a recortar el déficit público del 11,4% al 3% en 2013? Parece que no. Sí, la edad de jubilación aumentará gradualmente desde los 65 años hasta los 67 a partir 2013, y habrá un recorte del 87% en las contrataciones de funcionarios. Pero la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, dice que sólo 4,1 puntos porcentuales del recorte del déficit de 8,4 puntos hasta 2013 provendrá de reducir el gasto. El resto provendrá de aumentos de impuestos y de la persecución del fraude fiscal (1,1 puntos porcentuales) y del crecimiento económico. El Gobierno asume que la economía crecerá al 3% en 2012 y 2013. Es el único que lo cree. El banco central espera que el crecimiento sea sólo la mitad de lo previsto por el Gobierno. Ángel Laborda, un economista de Funcas, una fundación de las cajas de ahorro, dice que es más realista asumir un crecimiento que no exceda del 2% hasta 2014. Todo esto no le importa a Zapatero. Continúa dándole más importancia a la solidaridad social que a la prudencia fiscal. En realidad, es una bonita forma de decirlo. Más precisamente, el presidente le da más importancia a contentar a sus amigos de los sindicatos que a poner en práctica las reformas necesarias, que van más allá de un programa de austeridad eficaz. El mercado de trabajo es un caos: una combinación de trabajadores que no pueden ser despedidos, y otros con contratos de trabajo temporales sin ninguna estabilidad. La productividad es baja. Las cajas de ahorros siguen lastradas por los préstamos morosos vinculados a los promotores inmobiliarios. Pero todo esto se deja para mañana, o como dice Frank Sinatra en otra canción: "Domani, forget domani. Let’s forget about tomorrow for tomorrow never comes" ("Domani, olvida domani. Olvidemos el mañana, porque el mañana nunca llega") THE WALL STREET JOURNAL. 6-4-2010

Deja una respuesta