Merkel apela al FMI y alerta a Europa

“Alemania fue durante mucho tiempo la columna vertebral de la reconstrucción de Europa. Ahora, quebranta la solidaridad básica. La Alemania de Merkel humilla deliberadamente a los paí­ses de la eurozona con su exigencia de apelar al FMI en caso de cesación de pagos por parte de Grecia. Nadie sospecha que Alemania busque la supremací­a, pero todos temen que se tiente de hacer una jugada individual. Eso serí­a mortal para Europa”

Angela Merkel aela nada menos que a los Estados Unidos, que con su minoría de control dominan desde siempre el Fondo Monetario Internacional. ¡Qué imagen lamentable! Como si la mayor potencia económica europea no pudiera solucionar un problema del tamaño del estado alemán de Hesse. El gran error de Angela Merkel es que escucha a aquellos que nunca estuvieron de acuerdo con el euro (DEUTSCHE WELLE) LE MONDE.- Hay compromisos que tienen el aspecto de derrotas. Este es el caso del acuerdo alcanzado el jueves 25 de marzo por los 16 países miembros de la zona euro sobre la gestión de la deuda de uno de ellos, Grecia. Para la moneda única europea, es un acuerdo nada glorioso. Nicolás Sarkozy ha peleado duramente por una solución exclusivamente “europea”. Alemania no ha querido. Fueran cuales fueran los motivos de Berlín –y algunos son comprensibles–, Ángela Merkel se ha equivocado al imponer al FMI. Europa podía hacerlo mejor. Alemania. Deutsche Welle Ángela Merkel apela al FMI y alerta a Europa Los editorialistas europeos opinan hoy sobre el plan de emergencia de la Unión Europea para rescatar la economía griega y la decisión de la canciller alemana Angela Merkel de apelar al Fondo Monetario Internacional. Gazeta Wyborcza, de Varsovia: "Alemania actúa hoy en la UE tan duramente como nunca antes. La canciller cambió la fórmula de acción vigente hasta ahora, según la cual Berlín financiaba a la UE sin chistar, porque se consideraba que lo más importante era la existencia de un mercado común. Esto fue así durante medio siglo, pero no lo seguirá siendo en el futuro. (…) Berlín probablemente tenga que ceder, para que el dinero pueda fluir hacia Atenas. Pero las reglas dentro de la UE ya cambiaron. Alemania ahora va a tener que luchar tan duramente por sus ventajas, como ya lo hacen desde años franceses, españoles y británicos. (…) El Tratado de Lisboa le otorgó a Berlín los votos de mayor peso dentro de la UE. Y Angela Merkel sabe muy bien utilizar sus codos para hacerse lugar." Portugal, también "tomado por el cogote" Die Presse,de Viena:"La Unión Europea si bien surgió de una crisis, no fue hecha para superar las crisis. De prueba bastan las actuales turbulencias financieras: Mientras se forcejea por lograr una regulación de los mercados financieros, ya se forma la próxima burbuja especulativa. Se discute acaloradamente en busca de una salida legal para Grecia, mientras que los mercados financieros ya tomaron por el cogote al próximo país europeo: Portugal. La UE y sobre todo el euro son producto de una "fase de buen tiempo", en la cual la política común estuvo marcada por la fe en el crecimiento continuo y la estabilidad. Pero ahora está entrando lluvia por todos lados y se renuncia a crear techos comunes de protección (…) Politiken, de Copenhague: “Está bien que la Unión Europea incluya al FMI en el paquete de rescate para Grecia. Por un lado, el FMI tiene experiencia en el manejo de crisis de endeudamiento, como sucedió recientemente en Letonia, Hungría y Rumania. Por el otro, el FMI no teme aplicar medidas duras. Y eso es justamente lo que necesita Grecia. Los países de la eurozona han combinado la cura del FMI para Grecia como responsable de esta crisis con una clara señal a los mercados financieros. La UE muestra que está unida también en tiempos difíciles y prueba una vez más su capacidad para enfrentar grandes desafíos.” Jugada individual, mortal para Europa Liberation, de París: “Alemania fue durante mucho tiempo la columna vertebral de la reconstrucción de Europa y el buen alumno de la comunidad. El compañero fiel de Francia, junto a quien decidió ahuyentar los malos espíritus del pasado. Ahora, quebranta la solidaridad básica, sin la cual se hace imposible una unión de cualquier tipo en este continente. En un principio tuvo dudas en el momento más álgido de la crisis. Más tarde lanzó al ruedo el fantasma de la exclusión de Grecia de la Unión Europea. Ahora, la Alemania de Angela Merkel humilla deliberadamente a los países de la eurozona con su exigencia de apelar al FMI en caso de cesación de pago por parte de Grecia. (..) Nadie sospecha que Alemania busque la supremacía, pero todos temen que se tiente de hacer una jugada individual. Eso sería mortal para Europa.” Prestar atención a Angela Merkel Times, de Londres: “Era urgente y decisivo salvar a Grecia de la bancarrota. Es comprensible que los alemanes, cautelosos como son, no quieran pagar el rescate del despilfarro griego. Muchos alemanes quieren castigar a Grecia por no haber puesto su casa en orden, pero esto no es algo que favorezca a Alemania. Los bancos europeos consideran que las enormes deudas griegas y su bancarrota podrían provocar una nueva crisis financiera. La depresión que eso desataría en toda Europa haría desaparecer el mercado de exportación para productos alemanes. (…) Algo está claro: si Alemania asume el liderazgo en Europa, entonces el próximo Gobierno británico deberá prestar mucha atención a Angela Merkel.” ¿Unión en torno a la crisis? Frankfurter Rundschau, de Fráncfort del Meno: “Angela Merkel apela nada menos que a los Estados Unidos, que con su minoría de control dominan desde siempre el Fondo Monetario Internacional. ¡Qué imagen lamentable! Como si la mayor potencia económica europea no pudiera solucionar un problema del tamaño del estado alemán de Hesse. Hasta ahora, una regla de oro primaba en Europa: la de que cada crisis profundizaba más las relaciones en la comunidad de Estados. El euro necesita una especie de administración económica, además del Banco Central, que coordine las políticas nacionales. El gran error de Angela Merkel es que escucha a aquellos que nunca estuvieron de acuerdo con el euro. Así no se saca adelante a Europa.” DEUTSCHE WELLE. 25/26-3-2010 Francia. Le Monde El euro y el FMI Hay compromisos que tienen el aspecto de derrotas. Este es el caso del acuerdo alcanzado el jueves 25 de marzo por los 16 países miembros de la zona euro sobre la gestión de la deuda de uno de ellos, Grecia. Para la moneda única europea, es un acuerdo nada glorioso. Técnicamente, Los “16” han puesto a punto las modalidades de una ayuda financiera que Atenas podrá solicitar en caso de necesidad. Para financiar una deuda pública masiva, Grecia se endeuda en los mercados a una tasa que es casi el doble de la media europea. Los mismos dirigentes griegos dicen que esto no puede durar: quieren poder endeudarse a menor coste. El acuerdo logrado en Bruselas busca tranquilizar a los mercados, convencerlos de que no hay riesgo en comprar los bonos del Tesoro griegos. La lógica de la operación es obtener una relajación en las tasas a las cuales Grecia financia su deuda sin poner en marcha el mecanismo puesto a disposición de Atenas: dos tercios cubiertos por préstamos bilaterales de los países miembros de la unión monetaria, para el resto, préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI). Simbólicamente, esta posibilidad de una intervención del FMI da un golpe a la credibilidad del euro. ¡La entidad que se dice la primera potencia comercial del mundo no es lo suficientemente solidaria, unida, armoniosa, para evitar considerar un recurso habitualmente reservado a los países más débiles! ¡La moneda que pretende tener un futuro como gran moneda de reserva mundial, algo que, de hecho, podría hacerle un día competir con el dólar, potencialmente sometida a una especie de unidad de cuenta de segundo orden! Por más que no se sea fetichista, saber que Europa es asunto de compromiso y tener mucho respeto por Dominique Strauss-Kahn, el director del Fondo, la sola mención del FMI es un signo de debilidad que perjudica al euro. Las monedas, son sensibles a los símbolos. ¿De quién es la culpa? De Grecia en primer lugar y ante todo, el país Enron de la zona euro. De Alemania a continuación. Pues no hay mención al FMI en el acuerdo más que por razones de política interior alemana: la canciller ha podido regresar a Berlín y decir que los alemanes no serán los únicos en pagar una contribución, sino toda la comunidad internacional, vía el FMI. Francia ha hecho lo que ha podido. Nicolás Sarkozy ha peleado duramente por una solución exclusivamente “europea”. Y tenía mil veces razón. Alemania no ha querido. Fueran cuales fueran los motivos de Berlín –y algunos son comprensibles–, Ángela Merkel se ha equivocado al imponer al FMI. Europa podía hacerlo mejor. LE MONDE. 26-3-2010

Deja una respuesta