Los directivos de las cajas se embolsan 131 millones

“Antes de la crisis habí­a 45 entidades de ahorro y, hoy dí­a, el ecosistema parece haber alumbrado 15 nuevos grupos estructurados todos en torno a sus correspondientes bancos cabecera. Pero el pasado año fue un ejercicio de transición. Por el camino fueron absorbidas pequeñas firmas y emergieron cuatro grandes fusiones. El resultado es que 35 entidades de ahorro remitieron sus informes de gobierno corporativo correspondiente a 2010 a la Comisión Nacional de Mercado de Valores”

De acuerdo con estos documentos, tomados como referencia or Cinco Días por su carácter homogéneo, los miembros del personal clave de dirección así como los integrantes de los consejos de administración percibieron 131,3 millones de euros bajo distintos conceptos retributivos. Esta cantidad es casi idéntica a la ingresada un año atrás. Se han considerado como ingresos los salarios, las pensiones y los seguros de vida adjudicados a los miembros del consejo de administración en su calidad de directivos, así como las dietas percibidas por los integrantes del máximo órgano de gobierno de cada entidad por acudir a las reuniones del consejo así como a las comisiones de control, retribuciones e inversiones. En cambio, se han dejado fuera los pagos por representar a la caja en sociedades participadas (CINCO DÍAS) EL PAÍS.- Pese a la omnipresencia de la corrupción en el debate político español, los partidos están más dispuestos a utilizarla como arma electoral que a emprender reformas legales que permitan avanzar en la prevención y la depuración de responsabilidades. La insuficiencia de la financiación de los partidos es un hecho conocido que, sin embargo, no ha sido abordado con la atención que requiere, por su capacidad para contaminar la totalidad del sistema democrático. El acuerdo tácito que parece haberse instalado es el de aceptar que cada partido intente resolver sus problemas como pueda, pagando las consecuencias que tenga que pagar solo en el caso de que sea descubierto. PÚBLICO.- Tras los golpes demoscópicos de los últimos tiempos, la encuesta publicada ayer por este diario ha debido de ser para los socialistas más balsámica que un bote de Reflex. Ha bastado que Zapatero hiciera mutis por el foro –o que lo anunciara al menos- para que el abismo que separaba al PSOE del PP desapareciera como por ensalmo y la ventaja de los populares se redujera a poco más de dos puntos. Se confirmaría así que el llamado ‘efecto ZP’ también funciona a la inversa, es decir sin ZP, y que los sondeos anteriores estaban distorsionados por la aversión que hacia el presidente sienten no sólo sus oponentes sino también una parte importante de su electorado natural. Cajas. Cinco Días Los directivos de 35 cajas se embolsaron 131,3 millones en 2010 Eduardo G. Ercoreca Las cajas viven días de vértigo. En unos meses, el sector se ha dado la vuelta como un calcetín azuzado por la presión de los mercados, la tozudez de la realidad económica española y la severidad del Banco de España. Fusiones, reordenación de la red de oficinas, redimensionamiento de las plantillas, solicitud de ayudas públicas, salidas a Bolsa, caídas de márgenes, desplome del beneficio, pulso contra la morosidad… Los gestores de las entidades tienen una miríada de frentes abiertos. No en vano, el sector está inmerso en una reestructuración histórica. ¿Y cómo evoluciona la retribución de los integrantes de los consejos de administración y de la alta dirección de las entidades de ahorro en estos tiempos de tribulaciones? Pues dicho en pocas palabras: ganan lo mismo. Antes de la crisis había 45 entidades de ahorro y, hoy día, el ecosistema parece haber alumbrado 15 nuevos grupos estructurados todos en torno a sus correspondientes bancos cabecera. Pero el pasado año fue un ejercicio de transición. Por el camino fueron absorbidas pequeñas firmas como las cajas de Guadalajara, Jaén o Gerona, y emergieron cuatro grandes fusiones intrarregionales en Galicia, Cataluña y Castilla y León que implicaron a una decena de firmas locales. El resultado es que 35 entidades de ahorro remitieron sus informes de gobierno corporativo correspondiente a 2010 a la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV). De acuerdo con estos documentos, tomados como referencia por CincoDías por su carácter homogéneo, los miembros del personal clave de dirección así como los integrantes de los consejos de administración percibieron 131,3 millones de euros bajo distintos conceptos retributivos. Esta cantidad es casi idéntica a la ingresada un año atrás. Apenas acusa un descenso del 0,96%. Se han considerado como ingresos los salarios, las pensiones y los seguros de vida adjudicados a los miembros del consejo de administración en su calidad de directivos, así como las dietas percibidas por los integrantes del máximo órgano de gobierno de cada entidad por acudir a las reuniones del consejo así como a las comisiones de control, retribuciones e inversiones. En cambio, se han dejado fuera los pagos por representar a la caja en sociedades participadas porque la política entre entidades varía: en unos casos es el individuo quien percibe el dinero por la labor que desempeña y, en otros, la institución. La estabilidad de los salarios contrasta con otras magnitudes que reflejan la realidad de las cajas. En primer término y de forma más llamativa, los ajustes de personal. En dos años, las entidades de ahorro han pasado de tener 134.786 trabajadores a 128.112. Es decir, se han eliminado 2.446 empleos en 2009 y 4.228 en 2010. Las entidades han procurado negociar estas salidas así como las que están por venir con los representantes de los trabajadores. A tal fin, han articulado planes de prejubilación y bajas incentivadas. Las ratios de gestión también contrastan con la evolución de los emolumentos de los grandes directivos. Las entidades cosecharon un beneficio atribuido conjunto de 3.403 millones en 2010, según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). Se trata de su peor resultado en una década y representa un derrumbe del 23% frente al año precedente. Sobre las cuentas del sector pesa la caída del margen de intereses derivada del encarecimiento de la financiación y de los bajos tipos de interés que limitaron los ingresos logrados con la concesión de créditos. Otros factores a considerar son la caída generalizada de la actividad económica y el implacable ascenso de la morosidad. De las 35 cajas analizadas, 15 incrementaron los pagos a sus cúpulas. Son Ibercaja, Novacaixagalicia, Kutxa, Caja Badajoz, Caja Círculo, Caja Madrid, Caixa Laietana, Cajamurcia, Cajastur, Sa Nostra, Bancaja, Caja Inmaculada (CAI), Caja Granada, La Caixa y Caja Vital. En el resto ha decrecido. El epígrafe de más peso en las retribuciones es siempre el salario que perciben los principales ejecutivos, pero el mayor número de reuniones del consejo para debatir posibles fusiones y de algunas comisiones para analizar cuestiones tales como el destino de las inversiones, han hecho que las dietas hayan subido bastante en muchas firmas. Los dos casos que presentan incrementos más llamativos de la remuneración global son Ibercaja y Novacaixagalicia. En la entidad aragonesa los pagos a los consejeros y la alta dirección se habrían incrementado de un año para otro un 71%. Pero fuentes oficiales aclaran que el equipo directivo sigue cobrando lo mismo y que el alza se debe a que el informe de 2010 desvela la remuneración conjunta de 16 directivos de la casa mientras que el del año precedente solo sumaba los pagos a seis ejecutivos. Las retribuciones de Novacaixagalicia se comparan con los pagos a la cúpula de Caixanova -es decir, no contempla los de Caixa Galicia para evitar duplicidades-, cuyo presidente ha tomado las riendas de la nueva gran caja gallega. Un criterio similar se ha aplicado con Caja España-Duero, Unnim y Catalunya Caixa. Portavoces de Novacaixagalicia aclaran que el salario de los altos directivos bajó un 14,7% el pasado año y que, si suben los ingresos por dietas, es porque la fusión ha multiplicado las reuniones del consejo. Aun así, los pagos para planes de pensiones también se dispararon hasta 2,8 millones, muy por encima de lo que recibían los ejecutivos en Caixanova (130.000 euros) y en Caixa Galicia (1,5 millones). El pago de incentivos también ha sido objeto de reciente polémica. Caja Madrid tenía pendiente entregar 25 millones de euros a su expresidente Miguel Blesa y otros nueve ejecutivos. Pero el actual consejo de administración encabezado por Rodrigo Rato decidió en última instancia "finalizar, no renovar y no reconocer" este desembolso. CINCO DÍAS. 26-4-2011 Editorial. El País Cuentas opacas El Grupo de Estados contra la Corrupción (Greco), órgano dependiente del Consejo de Europa, considera que la financiación de los partidos políticos sigue siendo uno de los grandes capítulos pendientes en España. En un informe anterior, el Greco sugirió la necesidad de aplicar seis medidas para hacer más transparentes las cuentas de las fuerzas políticas. En el nuevo informe ha constatado que solo dos se han adoptado, aunque de manera insuficiente: el refuerzo de los medios a disposición del Tribunal de Cuentas y el establecimiento de un sistema de sanciones. Las cuatro restantes permanecen en el limbo, con lo que la consideración sobre la lucha contra la corrupción en España es negativa. Entre las recomendaciones desatendidas se encuentran las que, sin duda, resultarían más eficaces para combatir la corrupción, como la fijación de un límite al endeudamiento de los partidos o la realización de auditorías. Ni siquiera el Tribunal de Cuentas ha tenido acceso a las cuentas reales de las fuerzas políticas, puesto que hasta ahora no ha podido cruzar sus datos con los del Banco de España para comprobar si la cancelación de algunos créditos deberían ser consideradas donaciones. El Tribunal tampoco ha podido conocer en su exacta dimensión las contribuciones a la financiación de algunas fundaciones dependientes de partidos. El descorazonador informe del Greco ha venido a recordar que, pese a la omnipresencia de la corrupción en el debate político español, los partidos están más dispuestos a utilizarla como arma electoral que a emprender reformas legales que permitan avanzar en la prevención y la depuración de responsabilidades. Hasta ahora, la estrategia común ha consistido en magnificar los casos ajenos para alejar la atención de los propios, en el sobrentendido de que, finalmente, unos escándalos neutralizarán electoralmente a otros. La insuficiencia de la financiación de los partidos es un hecho conocido que, sin embargo, no ha sido abordado con la atención que requiere, por su capacidad para contaminar la totalidad del sistema democrático. El acuerdo tácito que parece haberse instalado es el de aceptar que cada partido intente resolver sus problemas como pueda, pagando las consecuencias que tenga que pagar solo en el caso de que sea descubierto. EL PAÍS. 26-4-2011 Opinión. Público El deformador de encuestas Juan Carlos Escudier Tras los golpes demoscópicos de los últimos tiempos, la encuesta publicada ayer por este diario ha debido de ser para los socialistas más balsámica que un bote de Reflex. Ha bastado que Zapatero hiciera mutis por el foro –o que lo anunciara al menos- para que el abismo que separaba al PSOE del PP desapareciera como por ensalmo y la ventaja de los populares se redujera a poco más de dos puntos. Se confirmaría así que el llamado ‘efecto ZP’ también funciona a la inversa, es decir sin ZP, y que los sondeos anteriores estaban distorsionados por la aversión que hacia el presidente sienten no sólo sus oponentes sino también una parte importante de su electorado natural. Antes de que las intenciones de Zapatero fuesen públicas, Pedro Arriola, gurú electoral de Rajoy, ya había advertido a los suyos del espejismo de los sondeos que vaticinaban un apabullante triunfo del PP en las municipales y autonómicas, ya que según sus pronósticos cabía hablar de un empate técnico entre ambas fuerzas, aunque con una ligera ventaja a favor del PP de entre uno y cuatro puntos. Despejada la incógnita y abierta la sucesión en las filas del PSOE, la sociología ha podido escapar de su particular Callejón del Gato para mostrar la realidad sin deformaciones esperpénticas. Pese al alivio de saber que el futuro no está escrito, los socialistas tienen ante sí un enorme desafío. No se trata sólo de encontrar un buen cartel electoral sino de construir un nuevo discurso, en vista de que el anterior se ha utilizado para envolver bocadillos de chorizo y es difícilmente reciclable. Hacer la estatua y confiar en que sea la radicalidad del PP la que movilice a los votantes únicamente garantiza la derrota. Con una crisis económica que no da respiro y que podría elevar el listón del desempleo hasta los cinco millones de parados, la cita electoral de mayo marcará tendencia. Algunos candidatos del PSOE son temerariamente optimistas. Tomás Gómez, por ejemplo, lleva semanas apostando comidas a que acabará con la mayoría absoluta de Esperanza Aguirre. Gane o pierda, la reactivación del sector de la restauración está asegurada. PÚBLICO. 26-4-2011

Deja una respuesta