Ley Mordaza: días contados

Cientos de conocidos periodistas, artistas e intelectuales de toda España le han declarado la guerra a la agonizante Ley Mordaza. El manifiesto “Derechos y Libertades” impulsado por la ONG de paz, cooperación y derechos humanos Lafede.cat, apuesta por la derogación de la “Ley de Seguridad Ciudadana” del PP y por la limitación de la prisión preventiva.

El texto, firmado originalmente por 200 personalidades, se multiplicó ya en pocas horas hasta sumar más de 1.500 firmantes, entre los que se encuentran números uno del mundo de la cultura y la comunicación de nuestro país.

A la hora de presentarse el manifiesto, eran 200 firmantes. Pero 24 horas después, ese número se ha elevado a 1.000. La cifra no para de crecer.

Entre los firmantes se encuentra Mayor Zaragoza (exdirector de la UNESCO), Elvira Lindo (periodista y columnista de El País), Jordi Évole (periodista y presentador de “Salvados”), Mariscal (diseñador y creador de Cobi), El Gran Wyoming (presentador de “El Intermedio”), José Corbacho (actor y director) o Juan Diego Botto (actor) entre muchos otros.

El manifiesto empieza señalando que las personas firmantes “tenemos opiniones diversas sobre muchos aspectos de la actualidad política. Sin embargo, compartimos una profunda inquietud ante hechos que cercenan derechos y libertades fundamentales, una situación que se agudizó con la aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana (conocida como ‘Ley Mordaza’) y la reforma del Código Penal. (…) Las recientes propuestas de ampliar los supuestos de la cadena perpetua significarían una nueva medida de endurecimiento del Código Penal.”

Los firmantes del manifiesto muestran su preocupación por que personas de todo tipo “estén siendo investigadas o condenadas por acciones u opiniones que constituyen un libre ejercicio de la libertad de expresión y de manifestación.” E incluso denuncia los casos de criminalización de movimientos humanitarios como los de la activista Helena Maleno.

Denuncian diversos actos de represión como la sentencia desproporcionada al rapero Valtonyc, el secuestro del libro “Fariña” o la retirada de la obra de ARCO, señalando que con estas situaciones, amparadas por la Ley Mordaza, “se intente y consiga minar la capacidad de la ciudadanía para, organizada colectivamente, transformar realidades sociales por medios pacíficos.”

Y por ello mismo, “manifestamos nuestra preocupación por esta escalada en el uso de instrumentos judiciales que, en el marco de un sistema político democrático, persiguen silenciar la crítica y exigimos la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana y la limitación del uso de la prisión provisional.”

Hace tres años, el gobierno de Rajoy decretó la “Ley Mordaza”. Se aprobó solo con los votos del PP y con toda la oposición en contra. Una ley nacida para reprimir el creciente y arrollador movimiento popular que causaban los continuos recortes del Gobierno, poniendo trabas jurídicas y policiales al derecho básico de manifestación.

El PP la pudo aprobar entonces porque gozaba de la mayoría absoluta. Pero ahora no solo no la tiene, sino que ya no está en el Gobierno. Y se abre la oportunidad para derogarla. Oportunidad que los firmantes no están dispuestos dejar pasar. La Mordaza tiene los días contados.

10 comentarios sobre “Ley Mordaza: días contados”

  • Ésta noticia de ATTAC es muy buena “Según Amnistía Internacional, el conservador gobierno de España criminalizó la libertad de expresión. Para Amnistía la Ley de Seguridad Ciudadana, llamada ‘ley mordaza’, no solo amplía los poderes policiales sin supervisión ni rendición de cuentas, sino que añade nuevas infracciones que amenazan la libertad de reunión pacífica, expresión e información, impide las manifestaciones cerca del Congreso y del Senado y limita, incluso prohibe grabar y difundir imágenes de policías. Para Amnistía también son muy preocupantes los abundantes casos de uso excesivo de la fuerza por agentes de las fuerzas de seguridad en las manifestaciones, así como las restricciones al derecho de reunión, incluida la arbitraria imposición de multas a manifestantes pacíficos. Amnistía Internacional también rechaza la última reforma del Código Penal del gobierno del Partido Popular, porque ataca las libertades de expresión, información y reunión y vulnera el derecho internacional que España debe respetar porque ha firmado y ratificado los tratados que lo conforman.

    Organizaciones y asociaciones de jueces, fiscales, abogados y juristas han considerado y consideran que la llamada ley Mordaza, y las reformas de las anteriormente citadas leyes, no se promulgaron precisamente para garantizar mayor seguridad a la ciudadanía sino para frenar, impedir las movilizaciones crecientes con las que la gente respondía a los recortes sociales impuestos con el pretexto de la crisis económica.

    Ese truco sucio que es la ley Mordaza ha convertido en infracciones administrativas conductas y protestas contra el poder político y su brazo coercitivo (las fuerzas de seguridad) sin la protección jurídica de que gozan los acusados de faltas penales y delitos. Convertir en esas infracciones algunas actuaciones ciudadanas permite castigarlas con multas cuantiosas sin fácil posibilidad de recurso. Así, la ley Mordaza, en los dos años en los que está vigente, ha recaudado tres millones de euros anuales por más de 300.000 multas impuestas al año de nunca menos de 600 €. Multas a ecologistas por exponer pancartas, a manifestantes por pedir a agentes de policía que se identifiquen o por grabarlos o fotografiarlos aporreando a manifestantes. Una de las características autoritarias de esa Ley es que convierte a los agentes de policía en juez y parte y la división de poderes se va al garete.” https://www.attac.es/2018/07/12/urge-derogar-ya-la-ley-mordaza/

Deja una respuesta