España: la nueva crisis en eurolandia

“El gobierno español rechazó ayer los informes de que ya estaba en conversaciones con la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Tesoro de EEUU para un paquete de rescate por valor de hasta 250 mil millones de euros.”

Sin embargo, está resultando difícil sacudirse los temores ersistentes del mercado sobre España, que, de necesitar una cuerda de salvamento, se tragaría una gran parte del fondo de emergencia. Es preocupante para la UE que las dudas sobre España –ya sean reales o impulsadas por la especulación– sean misteriosamente similares a las que erosionaron paulatinamente la confianza en Grecia que la envió a una espiral de muerte financiera en marzo y abril. El costo de la deuda del gobierno español alcanzó ayer un nuevo récord. (THE INDEPENDENT) THE WALL STREET JOURNAL.- Los insistentes rumores que apuntan a un paquete de rescate a España pesan en los mercados financieros. La prima de riesgo de España, que viene dada por el diferencial de rentabilidad de los bonos españoles sobre los bunds alemanes, tocó su máximo histórico desde la creación del euro después de que el diario El Economista publicara que el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el Tesoro de Estados Unidos preparan un paquete de rescate de 250.000 millones de euros para España. La prensa alemana también ha publicado informaciones similares durante los últimos días. Inglaterra. The Independent España: la nueva crisis en eurolandia Vanessa Mock, John Lichfield and Anita Brooks Los líderes europeos se reúnen hoy en Bruselas en medio de crecientes temores de que España, la quinta economía más grande de Europa, se esté preparando para pedir un rescate que dejarían pequeños los 110 mil millones del plan de rescate para Grecia. El gobierno español rechazó ayer los informes de que ya estaba en conversaciones con la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Tesoro de EEUU para un paquete de rescate por valor de hasta 250 mil millones de euros. Funcionarios en Madrid, Bruselas y París se vieron obligados a negar que un plan de rescate español –que colocaría la crisis de la deuda europea y del euro en una nueva fase potencialmente peligrosa– esté en la agenda de la cumbre de Bruselas. “España es un país solvente, sólido y fuerte, con credibilidad internacional”, dijo el primer ministro, José Luis Rodríguez Zapatero. El portavoz de la Comisión Europea, dijo:" Estoy convencido de poder negar [que un rescate español está en discusión]. Puedo decir que esa historia es una tontería." Diplomáticos de Bruselas se han esforzado para enviar señales de buenas sensaciones, antes de una cumbre en la que los líderes europeos se supone que deben dar los primeros pasos hacia una mayor disciplina y coordinación en el control de las finanzas nacionales. Estas reformas están destinadas a restablecer la confianza en el euro y sostener la red de seguridad de 750 mil millones de euros creados el mes pasado por la UE y el FMI, para los países de la zona euro que pierdan la confianza de los mercados financieros. Sin embargo, está resultando difícil sacudirse los temores persistentes del mercado sobre España, que, de necesitar una cuerda de salvamento, se tragaría una gran parte del fondo de emergencia. Es preocupante para la UE que las dudas sobre España –ya sean reales o impulsadas por la especulación– sean misteriosamente similares a las que erosionaron paulatinamente la confianza en Grecia que la envió a una espiral de muerte financiera en marzo y abril. El costo de la deuda del gobierno español alcanzó ayer un nuevo récord. El diferencial en las tasas de interés, o spread, entre los bonos españoles a 10 años y sus equivalentes alemanes, aumentó desde el 0,10% a 2,23 puntos porcentuales. Un banquero español, Francisco González, presidente del grupo de servicios financieros BBVA, confirmó que los bancos privados extranjeros se niegan ahora a proporcionar liquidez a sus homólogos españoles. "Los mercados financieros han retirado su confianza en nuestro país", dijo. "Para la mayoría de empresas y entidades españolas, los mercados internacionales de capital están cerrados." Como resultado, el Banco Central Europeo se dice que han aportado cantidades récord de liquidez a los bancos españoles en los últimos días. El cierre del crédito bancario a banco a instituciones españolas recuerda a algunos analistas del mercado la onda expansiva de la crisis a través del sistema financiero mundial tras la caída de Lehman Brothers en el otoño de 2008. Mañana se espera en Madrid al jefe del FMI para ver al señor Zapatero, pero Dominique Strauss-Kahn rechazó las especulaciones de una crisis. "Es una visita de trabajo", dijo a los periodistas en París. "Estoy [hoy] en Francia – ¿Hay rumores sobre Francia?" Los temores sobre las finanzas de España comprometió la recuperación del euro en los mercados de dinero ayer. La moneda única perdió gran parte de las ganancias que había acumulado en los últimos siete días. Una de las propuestas sobre la mesa en la cumbre de Bruselas es hacer públicas las "pruebas de estrés" para obligar a los bancos a revelar el estado de sus libros. El gobierno español ofreció ayer abrir los libros de sus propios bancos privados de manera unilateral para demostrar que son sólidos. La cumbre de hoy en Bruselas estaba destinada a dar una pausa para que los líderes de la UE recuperaran el aliento y discutieran maneras de restaurar la credibilidad a largo plazo del euro. La amenazante crisis española podría echar abajo todo esto de golpe. A pesar del aparente acercamiento entre París y Berlín esta semana, el presidente Nicolas Sarkozy y la canciller Angela Merkel siguen profundamente divididos sobre la forma de evitar que la crisis de la deuda y la moneda devuelvan de nuevo a Europa a la recesión. Sarkozy ha acordado abandonar sus propuestas de nuevos mecanismos institucionales para un "gobierno" político del euro para sus 16 estados miembros. Merkel prefiere hablar de una vaga "gobernanza" del euro, y del gasto de los Estados europeos, por parte de los 27 gobiernos de la UE. Más fundamentalmente, Paris está profundamente preocupado porque la austeridad anunciada por Berlín la semana pasada –en la parte alta de los recortes presupuestarios en otros países– podría hundir a Europa en crisis. El inversor multimillonario George Soros se hizo eco ayer de los temores franceses, advirtiendo que es casi seguro que Europa se enfrente a una recesión el próximo año que podría generar "malestar social" y el tipo de nacionalismo populista visto en la década de 1930. "Ese es el peligro real de la situación actual – que al imponer la disciplina fiscal en un momento de demanda insuficiente y un sistema bancario débil … … en realidad se este poniendo en marcha una espiral descendente", dijo. El colapso del boom de la vivienda en España ha ayudado a impulsar una profunda recesión que ha enviado al desempleo a un aumento en espiral de un 20 por ciento, el segundo peor en la UE. Zapatero introdujo una serie de medidas el mes pasado, incluyendo recortes en el gasto de 15 mil millones de euros en dos años y reducciones en los salarios del sector público y el gasto. Los sindicatos han convocado una huelga general por las reformas laborales. THE INDEPENDENT. 17-6-2010 EEUU. The Wall Street Journal Los rumores sobre un paquete de rescate a España agitan los mercados Jonathan House y Michael Wilson Los insistentes rumores que apuntan a un paquete de rescate a España pesan en los mercados financieros el miércoles, algo que resulta preocupante antes de la prevista subasta de 3.500 millones de euros en bonos a largo plazo del jueves. La prima de riesgo de España, que viene dada por el diferencial de rentabilidad de los bonos españoles sobre los bunds alemanes, tocó su máximo histórico desde la creación del euro después de que el diario El Economista publicara que el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el Tesoro de Estados Unidos preparan un paquete de rescate de 250.000 millones de euros para España. La prensa alemana también ha publicado informaciones similares durante los últimos días. El aumento en la prima de riesgo no es buena señal para la subasta de entre 2.500 millones de euros y 3.500 millones de euros que España tiene previsto vender el jueves en bonos estatales con vencimiento en abril de 2020 y julio de 2041. La subasta será una prueba clave antes de los reembolsos de 16.000 millones de euros de bonos españoles que habrá que hacer en julio. El diferencial de rentabilidad de los bonos españoles a 10 años sobre el bund alemán subió 13 puntos básicos a 223,5 puntos, en tanto que el euro frenó su reciente repunte para caer ligeramente respecto al nivel del martes. "El reciente flujo de noticias, incluidos los temores a un rescate, junto a la presión que genera la subasta, podrían ser factores subyacentes que aumenten el diferencial", dijo David Schnautz, estratega de Commerzbank en Londres. Estos factores podrían alentar a algunos inversionistas a mantenerse al margen el jueves durante la subasta de bonos, agregó. Tanto el Gobierno español como los bancos y las empresas del país han encontrado dificultades para lograr financiación en las últimas semanas debido a que a los inversionistas les preocupa el déficit público de doble dígito, la tasa de desempleo del 20% y la prolongada crisis económica. El Gobierno español ha convocado para el viernes un encuentro entre el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn. Fuentes gubernamentales dijeron que el jefe del FMI visitará Madrid para discutir asuntos generales de la economía y desmintió que se este preparando el paquete de ayuda. El mes pasado, estas instituciones acordaron un abultado paquete de rescate financiero diseñado para calmar la preocupación sobre la deuda soberana de España y Portugal ante el posible contagio de la crisis griega. A cambio, pidieron a los dos países reformas económicas y estrictos recortes de presupuestos. El operador Dirk Schnitker, de CM Capital Markets Bolsa, dijo que el Gobierno español no es capaz de disipar el temor a que pueda necesitar un rescate financiero. "Los desmentidos continuados no cambian realmente la opinión de nadie", dijo. Jennifer McKeown, de Capital Economics, añadió que los rumores "son extremadamente preocupantes". "Si la rentabilidad de los bonos sigue subiendo, se hará más y más difícil para España obtener la financiación del mercado que necesita". Las dificultades de financiación para los bancos españoles también se han agravado, tal como muestra su acceso a líneas de préstamo del Banco central Europeo, indica el analista de UniCredit SpA Stefan Kolek. "Las últimas estadísticas muestran que los bancos españoles recibieron 85.600 millones de euros el mes pasado, lo que duplica la suma que pidieron antes del colapso de Lehman en 2008", añadió. THE WALL STREET JOURNAL. 17-6-2010 Reino Unido. Breakin Views El largo partido de España Fiona Maharg Bravo El mundo mira a España. El debut de la selección de fútbol contra Suiza en el mundial fue una decepción. Pero el mercado escruta también la reforma laboral, y está digiriendo la aparentemente buena noticia de que el banco central va a publicar las pruebas de estrés de sus entidades financieras. El veredicto: un ejercicio creíble y detallado ayudaría ciertamente a reavivar la confianza en el sector financiero. Pero la reforma laboral, por ahora, decepciona. La salud de sus entidades financieras es una gran preocupación. Las 45 cajas de ahorro están en el proceso de sellar un torbellino de fusiones para lo que han pedido uno 11.000 millones de euros al FROB. El problema es que probablemente necesiten más -las estimaciones varían desde los 17.000 millones a más de 40.000-. El Banco de España tiene que convencer a los mercados de que no será necesario capital adicional, o lo que es más importante, que el capital estará disponible si es necesario. El FROB puede teóricamente desplegar 99.000 millones de euros, pero necesita levantar la deuda en los mercados. Esto supondrá un desafío. Las pruebas de estrés del Banco de España tendrán que ser exigentes. Lo ideal es que se publiquen de forma individual para cada entidad de crédito, o por lo menos, por grupos categorizados según la gravedad de sus deudas incobrables. Los escenarios deben ser también difíciles. Los inversores quieren saber que les pasaría a los bancos si la economía se derrumba. Hacer frente al otro gran reto -el disfuncional mercado laboral- parece más difícil. Las reformas aprobadas ayer por el Gobierno son un paso en la dirección correcta: amplían la aplicación de un contrato laboral fijo con menores costes por despido, y dan a las compañías más flexibilidad para cambiar las condiciones de trabajo, entre otras cosas. Pero mientras que esto supone un paso adelante, es poco probable que los cambios alivien mucho del 20% de desempleo. Incluso asumiendo que el Parlamento ratifica la nueva ley el 22 de junio, teóricamente, podría llevar un año hasta aprobarse una ley más completa. Eso es mucho tiempo en los mercados actuales. BREAKIN VIEWS. 17-6-2010

Deja una respuesta