Jornada de lucha en la enseñanza.

El rayo que no cesa

La matriculación en las universidades desciende un 7,3% por la reducción de las becas y la subida de las tasas. Vivimos una situación de continuos ataques y recortes a la educación, la última reforma de la LOMCE es una de las más graves acometidas desde el plan Bolonia. Una ley que quiere reducir los grados a 3 años y ampliar los masters hasta 2 años, sumado a la reducción de becas y el sangrante aumento de las tasas universitarias.

Estudiantes universitarios y de secundaria han protagonizado una jornada de lucha y movilización a nivel nacional, este 22 de octubre, centrando sus reivindicaciones contra la LOMCE y la futura implantación del 3+2. En contra de la reforma universitaria, que permite carreras de grado de tres años de duración, que se completan con dos años de máster, es decir, un año menos de grado y uno más de máster que con el plan actual. El número de estudiantes matriculados en grados de universidades públicas en 1º y 2º ciclo ha disminuido un 7,3% con respecto al año 2012 datos del reciente informe de FETE-UGT que achaca al aumento de precios de las matrículas y al recorte de becas: un ataque certero contra el 90% de las familias. Las movilizaciones, manifestaciones y huelgas han denunciando la nueva reforma y recortes que suponen un verdadero filtro de clase para acceder a la formación y el conocimiento.La convocatoria ha movilizado a la universidad, institutos y centros de FP.

“Recortes Cero, apoya activamente y se suma a lucha por la educación donde están en juego los intereses de conjunto de las clases populares”

Tras apenas 20 días del comienzo del curso universitario la primera movilización de los estudiantes contra los recortes en educación, la reducción de becas y el aumento de las tasas se ha llevado a cabo en toda España. La juventud es la fuerza más activa y vital de la sociedad. El rechazo a sus planes de incrementar el saqueo es inmenso. Pese al breve recorrido del actual curso y la premura de la convocatoria organizada, el rechazo a los recortes en educación y al endurecimiento que suponen la subida de tasas y reducción de becas sigue en pie y se expresa en la enseñanza, secundaria y universitaria. Otra de las reivindicaciones de los estudiantes es que se eliminen las prácticas no remuneradas en empresas, “porque estamos en contra de la explotación y del trabajo gratuito del estudiante y abogamos por prácticas remuneradas con un buen seguimiento del aprendizaje”. En el informe de FETE-UGT se advierte también de la reducción del Personal de Administración y Servicios en más de 3.000 personas (-10,8%) y de 5.500 trabajadores en la plantilla de Personal Docente e Investigador (-5,6%). Todo ello, supone una reducción de 8.550 trabajadores en las universidades públicas (-5,6%) desde 2010. Tanto la alternativa como la organización no pueden, por tanto, venir de una lucha sectorial y condicionada por la inestabilidad característica del movimiento estudiantil. Éste debe apoyarse en el conjunto de la sociedad, integrando sus demandas en la denuncia de las condiciones de vida a las que nos someten para seguir incrementando sus ganancias. El proyecto para la Educación es el proyecto para el conjunto de clases populares, para toda la sociedad. Las exigencias y la lucha por una universidad al servicio del desarrollo del país es la lucha por la mejora de las condiciones de vida de todos frente a los recortes y la transformación del modelo educativo a la medida de los grandes monopolios y grupos financieros nacionales y extranjeros. Las principales movilizaciones han sido en toda Andalucía, pero también Madrid, C. Valenciana, Barcelona o Santiago de Compostela. La jornada de lucha se ha desarrollado democraticamente y sin incidencias. Aunando las manifestaciones y protestas con muchas de las organizaciones de las Euromarchas, que han coincidido y reivindicado en los hechos la unidad de lucha frente a los recortes que afectan al 90%. Una cristalización de solidaridad y apoyo mutuo entre organizaciones que compartían ante todo la defensa de los intereses populares.

Granada y toda Andalucía, ejemplo de lucha y unidad

La jornada de huelga convocada el jueves 22 por la Coordinadora Sindical Estudiantil en Granada, organización formada por estudiantes contra las reformas educativas y la privatización de la enseñanza, se unificó en la capital granadina con un millar de estudiantes con las diversas organizaciones que secundaron la manifestación. Entre ellos: Recortes Cero, apoyando y sumando en una lucha como la educación donde están en juego los intereses de conjunto de las clases populares. Una participación necesaria, reforzando la importancia de la movilización popular frente a los recortes y las políticas de saqueo al 90% de la población. Una jornada de lucha y unidad con miembros de Stop Desahucios, del SAT, del movimiento feminista, Sindicato de Estudiantes, Jaleo e ITZAR, entre otros. Donde se podían oír consignas tales como “obreros y estudiantes, unidos y adelante” o “de norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste”, o contra PP y PSOE ejecutores de los recortes en los últimos años. La manifestación contó con el apoyo de los institutos y se unió a las “Marchas de la Dignidad”. En las facultades como Ciencias Políticas y Trabajo Social el apoyo a la huelga ha sido masivo, apenas han acudido alumnos a clase, junto a otras situadas en el Campus de Cartuja, como Filosofía. Desde la Universidad de Granada confirman que los piquetes desde primera hora de la mañana en los distintos centros universitarios han desarrollado su labor sin ningún incidente.

“El número de universitarios ha disminuido un 7,3% por el aumento de las tasas y el recorte de becas: un ataque certero contra el 90% de las familias”

Por su parte, en Sevilla las asambleas de alumnos de centros de la universidad se reunieron desde la semana anterior para decidir respecto a la huelga y el paro de clases. Al apoyo unitario acordado en rechazo al decreto ‘3+2’ de los grados y a la vigente LOMCE se sumaron colectivos como el Movimiento de Acción Estudiantil, (MAE), el Consejo de Estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide (CEUPO) o la Unión Popular de Estudiantes (UPE). Los representantes estudiantiles se sumaron a la convocatoria de huelga a través de sus organizaciones. Así como el Sindicato de Estudiantes, uno de los principales convocantes en toda España. El Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (CADUS) decidió en pleno asambleario apoyar la huelga: “esta realidad ha hecho necesaria la unión y movilización de los estudiantes de todos los niveles y del resto de la comunidad educativa, unión y movilización que se plasman en esta huelga”. Las aulas de los institutos siguieron la huelga con una incidencia importante en la asistencia y con concentraciones y manifestaciones por la tarde. En Málaga estudiantes de Secundaria y Bachillerato y universitarios apoyaron una jornada de huelga en protesta contra la nueva ley educativa y las carreras de tres años. La Coordinadora de Estudiantes de Málaga, convocante del paro, considera que se trata de “uno de los más graves ataques a la educación desde la implantación del plan Bolonia”. En el IES nº 1 Universidad Laboral, uno de los que cuenta con más alumnos en la capital, cerca de 1.400, la asistencia a clase ha sido mínima. En el IES Rosaleda han acudido a clase “como mucho un uno por ciento”, en el IES Mediterráneo ha sido mayoritario el seguimiento según el propio centro. Málaga por la Educación Pública y otras organizaciones estudiantiles, junto a las ‘Marchas por la Dignidad’ protestaron por los recortes en educación, denunciando que han dejado fuera de los estudios superiores a unos 70.000 alumnos.

Deja una respuesta