El cambio se llama redistribución de la riqueza

El saqueo del triple trasvase

En los últimos siete años, con el pretexto de la crisis estamos sufriendo un auténtico saqueo sistemático de nuestros salarios y rentas. En nombre de que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, los gobiernos de Zapatero y Rajoy -bajo mandato de la troika, del FMI y Berlí­n- están ejecutando un gigantesco trasvase de riqueza desde el 90% d ella población hacia la oligarquí­a financiera española y el gran capital extranjero. Un trasvase que es triple: desde las rentas salariales hacia las rentas del capital; desde el 90% de la población hacia bancos y monopolios y desde la riqueza nacional hacia el capital extranjero.

El triple trasvase

La suma de las distintas rebajas salariales, recortes y subidas de impuestos muestran como en los últimos cinco años, desde el primer decreto de Zapatero rebajando pensiones y salarios en mayo de 2010, hemos perdido salarios, ingresos y rentas por valor de 242.424 millones de euros.

Hay oculto un gigantesco tercer trasvase desde las principales fuentes de creación de la riqueza nacional a manos del gran capital extranjero.

Oficialmente, el 41,5% de las acciones del Ibex-35 estaban a finales del pasado año en manos del capital extranjero. El Banco Santander sólo reconoce que un 45,3% de sus acciones están en manos de capital foráneo, mientras el BBVA eleva esa cifra al 52,3%.

A esto, además, hay que sumarle que prácticamente el 50% de la deuda pública española está en manos de los grandes bancos y fondos de inversión franceses, alemanes, norteamericanos o británicos. Que se llevan el 50% de los 36.000 millones de euros que cada año pagamos sólo en concepto de intereses.

Y según el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) el 40% de los ingresos anuales de la industria española está en manos de las grandes multinacionales que se llevan al menos el 40% de la plusvalía producida por la clase obrera española, el 40% de los ingresos industriales, el 40% de las exportaciones…

Subir salarios para salir de la crisis

Nadie por debajo de 1.000, nadie por encima de 10.000

En el año 2014, el consejero delegado de Jazztel, una empresa dedicada a la telefonía móvil, había ganado antes de salir a almorzar en su primer día de trabajo, más de lo que ganó cualquier trabajador de su compañía a lo largo de ese año.

Salarios de escándalo…

Según los datos proporcionados por las mismas empresas del Ibex 35 a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en 2014 los ingresos salariales medios de la alta dirección se situó en cerca de un millón de euros al año. Mientras que la media salarial de los empleados estaba en 46.522 euros anuales. Es decir, una escala de 1 a 20.

En 2013, Pablo Isla, consejero delegado de Inditex, cobró un salario de 20,1 millones de euros. Un millón 675.000 euros cada mes. Las miles de trabajadoras gallegas que cosen 8, 10 o 12 horas en sus casas para Zara apenas si llegan a cobrar 1.000 euros mensuales. Una escala salarial de 1 a 1.675. Cualquiera de ellas necesitaría trabajar 139 años para ganar lo que Isla cobra en 1 mes.

Salarios de 2, 4, 6, 9, 12 y hasta 15 o 16 millones de euros son habituales entre los máximos directivos de bancos y monopolios. Estamos hablando de sueldos de 300, 700, 1.000 y hasta 2.500 millones de las antiguas pesetas. ¿Cómo es posible esto? ¿De dónde salen estos sueldos estratosféricos?

…Y sueldos de miseria

El reverso de la moneda lo encontramos en los casi 10 millones de trabajadores que, según los datos de la Agencia Tributaria, ganaron en 2013 sueldos por debajo de los 1.000 euros mensuales. Más de 3,5 de trabajadores ganan poco más de 1.800 euros al año, 150 euros al mes. Más de 2 millones, cobran una media de 6.738 euros al año, 561 euros mensuales. Otros dos millones, cuyo salario anual, una vez descontados los pagos a la Seguridad Social, están entre los 650 y los 700 euros mensuales. Y aún hay 2,2 millones de trabajadores cuyos sueldos netos se sitúan alrededor de los 850 euros mensuales.

Para que una ínfima minoría de altos directivos, que apenas son el 0,75% de los asalariados españoles, pueda ganar esos sueldos de escándalo, ha sido necesario someter a millones de trabajadores a unos salario de miseria.

“No basta con elevar el salario hasta un mínimo digno de 1.000 euros mensuales. Hay que limitar también el salario máximo”

Nadie por debajo de 1.000….

No es posible una salida de la crisis favorable a la mayoría sin una elevación general de salarios, de forma que nadie gane menos de 1.000 euros mensuales. Elevar el poder adquisitivo de la mayoría es clave para que el mercado interno se reactive.

Decretar un salario mínimos de 1.000 euros significa inyectar de golpe cada año en la economía española un total de 59.359 millones de euros. Y las pymes serían unos de los grandes beneficiarios de la reactivación.

…Y nadie por encima de 10.000

Pero no basta con elevar el salario hasta un mínimo digno de 1.000 euros mensuales. Hay que limitar también el salario máximo, acabando con los excesos de los que disfrutan y los privilegios que acumulan un pequeño número de altos ejecutivos que sangran y parasitan un enorme volumen de la masa que dedican las empresas a salarios.

Apenas 60.000 personas en España declaran salarios superiores a los 10.000 euros mensuales. Limitar sus salarios a 10.000 euros al mes liberaría un total anual de 4.500 millones. Suficiente para que más de un millón de trabajadores que en la actualidad no llegan ni a cobrar los 648 euros del SMI pasaran a cobrar un sueldo de 1.000 euros mensuales.

Deja una respuesta