El Iman, el CNI y la maldición de Waterloo

Deber ser la ola de calor o quizá la borrachera de declaraciones de los partidos púgiles en la batalla postelectoral lo que ha animado al president Torra ha insinuar la intervención del estado español y del CNI en los atentados de las Ramblas en una supuesta cruzada contra Cataluña. 

Y es que el president considera “un escándalo gravísimo” la información publicada por el diario  ‘Público’ según la cual el imán de Ripoll colaboró con el CNI “hasta el día del atentado”. Quim Torra, ha exigido explicaciones al Gobierno por la supuesta relación del CNI con el imán de Ripoll quién falleció unos días antes de los atentados de Barcelona y Cambrils en la explosión de una casa de Alcanar. Y ERC y JxCat piden las comparecencias de Sánchez, Robles y Marlaska y que asuman las más altas responsabilidades. La información publicada por Público es por supuesto de gran interés y relevancia, aunque tampoco es ninguna sorpresa la conexión de los servicios secretos nacionales e internacionales con el terrorismo islámico. Cuantas veces hemos denunciado desde este medio como el terrorismo siempre sirve en última instancia para hacer avanzar oscuros y subterráneos intereses  de los grandes centros de poder; pero el ejercicio de torsión del president para presentar la información publicada por Publico como una prueba de la guerra de España y de los partidos del 155 contra Cataluña roza el histrionismo político. Será el clima de Waterloo o quizá la confusión política que vivimos; desde luego no es la búsqueda de la verdad, lo que alimenta los delirios de los dueños del Procés.

Un comentario sobre “El Iman, el CNI y la maldición de Waterloo”

Deja una respuesta