El desamor de la CDU con Merkel

“Muchos de los conservadores del partido Unión Demócrata Cristiana de la canciller Angela Merkel no están contentos con el creciente compromiso de Alemania con los paquetes de rescate del euro y temen que la nación esté siendo encerrado en una “unión de transferencias” en la que los contribuyentes alemanes terminarán financiando a las muy endeudados naciones que se metieron en problemas por medio de su propio despilfarro.”

El descontento es eligroso para la canciller, ya que podría poner a su mayoría parlamentaria en riesgo. En Europa, se encuentra bajo presión para hacer más por ayudar a la asediada moneda única. En Alemania, la coalición de centro derecha y la opinión pública están cada vez más preocupados de que Alemania ha puesto sus propias perspectivas económicas en situación de riesgo mediante la firma de las diferentes medidas de rescate. Si los rebeldes de la coalición privaran a Merkel de su propia mayoría parlamentaria en la votación, que tendrá lugar a finales de septiembre, sería un duro golpe político que podría obligarla a convocar elecciones anticipadas. (DER SPIEGEL) DIARIO DEL PUEBLO.- Ahora que parece cercano el fin de la crisis en Libia, no es de extrañar que los ojos del mundo se concentren en Siria. El país de Asia occidental ha experimentado turbulencias similares desde mediados de marzo, y ya se especula en el sentido de que la victoria de la oposición libia otorgará nuevos impulsos a las protestas contra el Gobierno de Siria, lo que a su vez se traducirá en un incremento de las tensiones regionales, propiciando que las potencias occidentales adopten medidas más drásticas contra Damasco. Alemania. Der Spiegel Merkel busca impedir una revuelta conservadora La canciller Angela Merkel se reunirá con parlamentarios conservadores en la noche del martes para tratar de disipar sus preocupaciones acerca de la gestión de la crisis del euro. Muchos no están contentos con el acuerdo de la UE para aumentar el alcance del fondo de rescate – ni están satisfechos con el estilo de liderazgo de Merkel. Muchos de los conservadores del partido Unión Demócrata Cristiana de la canciller Angela Merkel no están contentos con el creciente compromiso de Alemania con los paquetes de rescate del euro y temen que la nación esté siendo encerrado en una "unión de transferencias" en la que los contribuyentes alemanes terminarán financiando a las muy endeudados naciones que se metieron en problemas por medio de su propio despilfarro. El descontento es peligroso para la canciller, ya que podría poner a su mayoría parlamentaria en riesgo en la crucial votación de septiembre sobre el acuerdo de los líderes de la zona euro del 21 de julio para ampliar el alcance del fondo de rescate de 440 mil millones de euros. Klaus-Peter Wilsch, un miembro del parlamento de la CDU, es uno de los mayores críticos de la política sobre el euro de Merkel, y dice que decenas de diputados compañeros sienten lo mismo. "Sé por conversaciones personales que hay un gran descontento entre 30 o 40 parlamentarios conservadores", dice. Wilsch ha dicho que votarán en contra de las medidas sobre el euro debido a que el nuevo aumento de poderes que se asigna al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) sería un paso hacia la introducción de los eurobonos. Merkel tratará de calmar los nervios en la noche del martes, cuando se reúna con parlamentarios conservadores para ganar su apoyo a la legislación. Ella ha manifestado repetidas veces en las últimas semanas que se opone a los eurobonos, que algunos altos funcionarios de la UE y los países altamente endeudados como Italia han estado pidiendo como una manera de estabilizar los mercados de deuda. Presión en la UE, presión en casa En Europa, se encuentra bajo presión para hacer más por ayudar a la asediada moneda única. En Alemania, la coalición de centro derecha y la opinión pública están cada vez más preocupados de que Alemania ha puesto sus propias perspectivas económicas en situación de riesgo mediante la firma de las diferentes medidas de rescate. La preocupación por la crisis de la deuda golpeó el gasto del consumidor en el segundo trimestre y es la razón por la cual el crecimiento del PIB alemán se redujo a apenas un 0,1 por ciento trimestral, frente al 1,3 por ciento de los tres meses anteriores, según los economistas. Si los rebeldes de la coalición privaran a Merkel de su propia mayoría parlamentaria en la votación, que tendrá lugar a finales de septiembre, sería un duro golpe político que podría obligarla a convocar elecciones anticipadas. Merkel tiene previsto recuperar la confianza de su partido con una serie de conferencias regionales, congresos y presentaciones de la campaña electoral en el periodo previo a las dos votaciones regionales, en Mecklemburgo-Pomerania Occidental el 4 de septiembre y en la ciudad-estado de Berlín, el 18 de septiembre. Su partido se ha visto afectado por la derrota en las elecciones regionales de Hamburgo y, más significativamente, en el principal bastión CDU de Baden-Württemberg este año. El desamor de la CDU con Merkel La CDU una vez dominada por hombres, católicos y del oeste-alemán, se felicitó por haber elegido a una mujer protestante del este ex comunista como su líder. Merkel fue vista como la representación de un sistema más moderno, el conservadurismo de la gran ciudad. Pero las pérdidas de elecciones estatales y la crisis del euro amenazan con abrir una brecha entre ella y su partido. A los miembros del partido veteranos y de más alto rango y archivo no les ha gustado el giro de 180 grados de Merkel en la política nuclear y en el servicio militar obligatorio, y varios altos funcionarios de la CDU han criticado indirectamente su estilo de liderazgo en los últimos meses. "Tenemos que explicar mejor y más rápidamente por qué estamos haciendo lo que hacemos", dijo el gobernador de la CDU del estado de Hesse, Volker Bouffier. Las encuestas de opinión dicen que el núcleo de votantes de la CDU se desangra. De acuerdo con el Grupo de Investigación Electoral, un instituto de encuestas, un millón de ancianos conservadores seguidores de la CDU y su partido hermano bávaro, la Unión Social Cristiana, murieron entre las elecciones generales de 2005 y 2009 – y el partido no atrae suficiente nuevos partidarios como para compensar las pérdidas. En la actualidad, el apoyo de los conservadores se mantiene estable entre el 32 y el 34 por ciento, similar al resultado que lograron en las elecciones de 2009. Pero eso se debe principalmente a que los descontentos votantes del pro-empresarial FDP, el socio menor de la coalición de Merkel, se pasan a la CDU. Si los votantes descontentos FDP quedaran fuera de la ecuación, el apoyo conservador es de sólo el 28,5 por ciento. DER SPIEGEL. 23-8-2011 China. Diario del Pueblo No a la intervención en Siria Ahora que parece cercano el fin de la crisis en Libia, no es de extrañar que los ojos del mundo se concentren en Siria. El país de Asia occidental ha experimentado turbulencias similares desde mediados de marzo, y ya se especula en el sentido de que la victoria de la oposición libia otorgará nuevos impulsos a las protestas contra el Gobierno de Siria, lo que a su vez se traducirá en un incremento de las tensiones regionales, propiciando que las potencias occidentales adopten medidas más drásticas contra Damasco. La pasada semana, EEUU y los países europeos intensificaron las sanciones contra Siria y sus llamamientos a la renuncia del presidente sirio, Bashar Al-Assad. También han tratado de buscar una resolución de condena al régimen de Al-Assad en Naciones Unidas. Todas estas medidas, que parecen similares a las adoptadas por Occidente antes de lanzar su intervención militar contra Libia, han despertado la preocupación de que Siria pronto podría correr la misma suerte del país norteafricano. De ser así, la región no hará más que hundirse en un torbellino de inestabilidad prolongada. En comparación con Libia, aunque mucho más pequeña en tamaño, Siria tiene una población tres veces mayor. Meses de intervención militar en Libia, dirigida por las potencias occidentales, han causado graves desastres humanitarios. Si una situación similar se repite en Siria, las consecuencias serán inimaginables. Un vacío político ha surgido en varios países del norte de África y Asia occidental a raíz de los cambios de régimen ocurridos allí desde finales del año pasado. Nada garantiza que el orden social y la estabilidad se restaurarán pronto en Libia tampoco. Bajo tales circunstancias, la mediación internacional y las iniciativas destinadas a resolver la crisis siria deben ser un objetivo primordial, con vistas a asegurar la estabilidad regional y el bienestar del pueblo sirio. Es preciso consolidar el consenso de que el futuro de Siria sea determinado por su pueblo, no por fuerzas externas. China es un firme partidario de las soluciones pacíficas. A este tenor, insiste en que un proceso político dirigido desde adentro con espíritu incluyente sea la única manera de salir de la crisis actual. Para evitar una escalada de violencia y derramamiento de sangre, y para restablecer la estabilidad y el orden en el país lo más pronto posible, hacemos votos por que todas las partes de Siria muestren el máximo de moderación y se abstengan de ejercer la violencia, a la vez que buscan una solución política mediante el diálogo y la consulta. También instamos al Gobierno sirio a cumplir con las prometidas reformas. DIARIO DEL PUEBLO. 24-8-2011

Deja una respuesta