La CEOE ataca de nuevo

¡Ahora exigen recortar el derecho de huelga!

La junta directiva de la CEOE acaba de aprobar las propuestas que presentará al nuevo gobierno, entre las que destacan una nueva rebaja del coste del despido y la limitación del derecho de huelga. No sólo Obama, Merkel y Sarkozy se apresuran a ponerle deberes al nuevo gobierno que salga de las elecciones del 20N, también la gran patronal española de la CEOE pide más reformas y recortes al 90% de la población para mantener ellos su cuota de beneficios.

La CEOE propone seguir con la reforma laboral iniciada por el gobierno de Zapatero para seguir abaratando el despido y la rebaja salarial. La patronal de la banca, los monopolios y las grandes empresas quieren que la indemnización por despido objetivo se siga rebajando de los 20 días actuales a sólo 12 y un máximo de 12 mensualidades; además de rebajar también de 45 días a 20 el despido improcedente de los contratos indefinidos.Pero sus demandas al nuevo gobierno no acaban ahí sino que van un paso más allá en todos los terrenos incluso de lo que hasta ahora venían exigiendo.“La CEOE exige que se impongan limitaciones al derecho de huelga” Por supuesto que eliminar definitivamente la vinculación de los salarios al IPC, tal y como exige también Merkel, para seguir rebajándolos respecto al coste de la vida. Una rebaja de las cotizaciones sociales. Y desplazar los festivos a lunes.La gran patronal anuncia una ofensiva para avanzar en la imposición del copago sanitario y en justicia. Copago que según la patronal se debe ampliar al Sistema de Atención a la Dependencia.Limitaciones al derecho de huelgaY da un paso más en su exigencia de que se impongan limitaciones al derecho de huelga. La CEOE pretende arrebatar a los trabajadores un arma fundamental de lucha, el derecho de huelga en la negociación de los convenios colectivos exigiendo la “restricción del derecho de huelga en excepcionales situaciones de negociación de los convenios…, o en períodos que supongan un daño irreparable para la economía”.Ya no se conforman con seguir abaratando el despido y rebajando los salarios, quieren desarmar a los trabajadores y sus organizaciones sindicales de uno de los derechos históricos fundamentales de la clase obrera y el pueblo trabajador. Un derecho democrático conquistado en más de cien años de lucha. Sin derecho de huelga la gran patronal y cualquier gobierno tendrían las manos libres para imponer sin resistencia todo tipo de rebajas y recortes.Cuanto más profundizan en sus planes de ajuste más indignación y rebelión levantan y más se apresuran a recortar la democracia limitando los derechos democráticos del pueblo trabajador.Dice el jefe de la gran patronal, Juan Rosell, que sus propuestas son “para superar la crisis”. La realidad demuestra cada día todo lo contrario. Las reformas del mercado laboral, la rebaja de salarios y prestaciones sociales amañadas con el gobierno de Zapatero sólo han servido para imponer el draconiano plan de ajuste exigido por Washington-FMI y Berlín-UE, para llegar despedir con más facilidad a 5 millones de trabajadores y hundir el consumo interno y aún más nuestra economía.¿Dónde están los supuestos beneficios de todas esas reformas? ¿Acaso con despidos más baratos, trabajadores con salarios ni mileuristas, pensiones recortadas y cinco millones de parados hemos aumentado nuestra competitividad y acelerado la salida de la crisis? Al contrario, estamos más endeudados, más empobrecidos y más lejos de una salida a la crisis con la economía paralizada.El 20N tenemos la oportunidad de apoyar el programa “De Verdad contra la crisis” que propone otro camino para salir de verdad de la crisis: redistribución de la riqueza creando riqueza y empleo. Y fortalecer la línea de firmeza y unidad necesaria para hacer frente a los nuevos ataques a las condiciones de vida y trabajo que nos esperan desde el exterior y dentro de nuestro país.

Deja una respuesta