El gobierno de zapatero aprueba el mayor recorte social de la historia de la democracia

… Y Zapatero cogió la tijera

El mayor recorte social de la historia de la democracia anunciado por Zapatero no son medidas coyunturales, es parte de un draconiano plan de ajuste que va a determinar nuestras condiciones de vida para muchos años. Un plan cuyo objetivo es la rebaja global del 25% de los salarios y rentas de la inmensa mayorí­a de la población y la degradación como paí­s, al menos en la misma proporción. El mandato de Obama a Zapatero, exigiendo la ejecución de los ajustes económicos necesarios de acuerdo a las necesidades financieras del “imperio”, ha obligado a Zapatero a coger la tijera de los recortes y acelerar las reformas estructurales. El mandato imperial ha sido tan determinante que Zapatero, más allá del miedo escénico a los costes polí­ticos y la pérdida de votos, se dispone a hacer todo lo que hasta ahora no se atreví­a a tocar. La primera rebaja nominal de los salarios de la historia de la democracia; la primera vez en 25 años que se congelan las pensiones; reformas estructurales para abaratar el despido, retrasar la edad de jubilación y rebajar las pensiones futuras; o abrir la puerta al “copago” sanitario y el recorte de las prestaciones por desempleo. No nos engañemos, el mayor recorte social de la historia es sólo el primer paso, Washington y Berlí­n, a través del FMI y la UE, exigen más recortes, más afondo y más lejos.

1 La rebaja salarial Rebaja del sueldo de los funcionarios una media del 5% en 2010 y congelación en 2011. Una rebaja salarial que afectará a unos 2,7 millones de trabajadores úblicos. Zapatero pretende ahorrar 2.400 millones de euros que saldrán de una mayoría de funcionarios “mil o dos mil euristas”. El aparato de propaganda del gobierno, la dirección del PSOE y todos los medios afines se han lazado a justificar la medida en base a que la rebaja salarial será proporcional y además es “justa” porque si ellos tienen empleo fijo frente a los trabajadores del sector privado que están pagando con 5 millones de parados.Dos falacias para justificar que la crisis recaiga sobre el conjunto de los trabajadores castigando especialmente a los más débiles. En primer lugar que se aplique un recorte proporcional no quiere decir que sea justo. ¿Desde cuando va a ser igual que a quien no llega a fin de mes con una nómina de 1.000 euros le recorten 50 euros, que le recorten 500 a los más de 7.000 euros mensuales (más complementos y dietas que pueden subir otro tanto) de un ministro? Al “mileurista” le supone aumentar su deuda con los bancos y recortar su calidad de vida de su familia, al ministro una pequeña merma en la acumulación de patrimonio.En segundo lugar, como ya han advertido incluso fuentes sindicales, el recorte de los salarios de los funcionarios se va a utilizar para extender el recorte al sector privado, aplicándolo en la negociación de los próximos convenios. 2 Pensiones: congelación nominal, rebaja real Congelación de las pensiones en 2010, excepto las no contributivas y las pensiones mínimas. Más de 6,5 millones de pensionistas afectados, que no sólo no verán subir su pensión el 1 de enero de 2011 según las previsiones de subida del IPC, sino tampoco recibirán a final de año la paga extra compensatoria. Es la primera vez en 25 años que los pensionistas no verán revalorizada su pensión de acuerdo con el IPC, tal y como establece el Pacto de Toledo y que garantizaban las leyes sobre la Seguridad Social de 1985 y 1997.Según el discurso oficial del gobierno, expuesto por José Blanco en la televisión, medida: que estamos ante una rebaja real de las pensiones. Si el IPC sube y los pensionistas cobran lo mismo que el año anterior, sus pensiones habrán perdido poder adquisitivo, se habrán recortado en lo mismo que haya subido la inflación.Elemental ministro Blanco, la pensión nominal seguirá siendo la misma del año anterior, 856 euros la pensión media, pero la pensión real se habrá de reducido en la misma proporción que el IPC. Para una subida del 2% del IPC en 2011, la pensión real sería de unos 17 euros menos, 839 euros reales.La rebaja real de las pensiones actuales es el anticipo del recorte aún más salvaje de las pensiones futuras. El gobierno mantiene el plan que presentó y que volverá a poner sobre la mesa en cuanto aplique los recortes actuales y apruebe la reforma laboral: retraso de la jubilación a los 67 años, ampliación a 20, 25 años o más del período para el cálculo de la cuantía de la pensión, más años cotizados (25 o más) para tener derecho a la pensión contributiva. Esta reforma puede suponer hasta un recorte del 30% de las futuras pensiones. 3 Emblemas rotos Traspasada la línea de los recortes sociales, Zapatero está dispuesto a meter la tijera hasta a los “emblemas sociales” más significativos que le han servido de bandera hasta ahora.-Eliminación del “cheque bebé”. A partir del próximo 1de enero se elimina la prestación de 2.500 euros por nacimiento.-Recorte de 670 millones de euros de ayudas a la Dependencia, eliminando la retroactividad de la ley.-Reducción en 600 millones de la ayuda al Desarrollo.-Reducción en 6.045 millones de euros de la inversión pública estatal, lo que va a significar la supresión de infraestructuras proyectadas y el retraso de las que hay en marcha.-Recorte del gasto sanitario. El gobierno, que ya acordó con las Comunidades Autónomas recortar 1.500 millones, quiere recortar otros 300 millones del gasto farmacéutico. Todo ello mientras prepara el terreno a una de las medidas más codiciadas por las castas políticas autonómicas: el “copago” sanitario en medicamentos, visitas al médico y asistencia sanitaria. 4 Impuestos, suma y sigue Los recortes anunciados ahora se suman a las medidas que ya había aprobado anteriormente el gobierno para subir los impuestos, lo que agrava aún más el castigo a las economías de las familias españolas trabajadoras. La subida del IVA es en los hechos una reducción de entre uno y dos puntos del salario real.-Subida del IVA. El 1 de julio entrará en vigor la subida del IVA, del 16% al 18% el tipo general y del 7% al 8% el reducido.-Subida del IRPF. Desde el 1 de enero ya se aplica en las nóminas de los trabajadores una subida del impuesto sobre la renta por la eliminación de la desgravación de los 400 euros.-Más impuestos en la recámara. Washington y Berlín presionan para ajustar aún más las cuentas. Amenazan con nuevas subidas de impuestos, impuestos especiales y nuevas tasas que se negocian con las Comunidades Autónomas. Incluso la eliminación o recorte de otras prestaciones sociales (como los 420 euros para los parados que agoten el paro) corren un serio peligro. 5 Reforma laboral “a la griega” Tras el “tijeretazo” la reforma laboral. Zapatero ya ha anunciado que la reforma laboral “es el objetivo inmediato de nuestra agenda económica” y que se aplicará con acuerdo de patronal y sindicatos o por “decretazo”.La contundencia que ahora muestra Zapatero con la reforma laboral es consecuencia de la posición de firmes en la que le ha colocado Obama y las exigencias del FMI y los organismos de la UE con el objetivo de legalizar cuanto antes el despido más barato y la rebaja salarial.Todas las recetas que han ido poniendo sobre la mesa (“modelo alemán”, “modelo austriaco” o nuevo contrato para jóvenes) actúan ya como “recetas a la griega”, o sea como mecanismos impuestos por los centros económico-políticos del poder imperial.- Generalizar el contrato de fomento del empleo con despido más barato. Es la fórmula elegida para rebajar legalmente las condiciones del despido: 33 días por año y un máximo de 24 mensualidades, frente a los actuales 45 días y hasta 42 mensualidades.- “Modelo alemán” de reducción de jornada y salario. -Podría llegar a rebajar entre un 15% y un 20% el salario real de los trabajadores a los que se les aplique.– “Modelo austriaco” para abaratar el despido. Se baraja la posibilidad de que los trabajadores contribuyan con el 1,5% de su salario al fondo de despido.- Contrato de formación para jóvenes, más años con menos sueldo. Ampliar de 21 a 24 años el contrato de formación para jóvenes, garantiza 3 años más de sueldos mínimos, por debajo de los 633 euros del SMI.

Deja una respuesta