Contra la subida de tasas y las arbitrariedades

Universitarios de Granada en pie de guerra

La Huelga General de la Enseñanza del 24-O tendrá en Granada uno de sus puntos más calientes. En las últimas semanas el descontento generado por la aplicación del decreto de la Junta de Andalucí­a de julio, incrementado los precios de las tasas de las asignaturas sin docencia, sin advertencia previa, “con nocturnidad y alevosí­a”, alegando el gerente un “fallo informático”, ha llevado las protestas al mismo Recto rado.

st1:*{behavior:url(#ieooui) } /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-parent:””; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin:0cm; mso-para-margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:10.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-ansi-language:#0400; mso-fareast-language:#0400; mso-bidi-language:#0400;}

Las concentraciones en la Plaza de la Universidad que acaban con una sentada ante el Rectorado, y una asamblea ante el Hospital Real, donde se celebraba el Consejo de Gobierno de la UGR, han denunciado la abusiva y desorbitada subida de las tasas en licenciaturas y diplomaturas sin docencia que pasan de pagar 20 euros por materia a 20 euros por crédito. En algunos casos significa pasar de pagar 20 euros por asignatura a 120 euros; unos 1.000 euros por matrículas que antes costaban 300. Una salvaje “selectividad económica” que amenaza con dejar fuera de la universidad a muchos estudiantes.“A la subida de tasas se suman otros agravios, como el que tiene también en pie de guerra a los estudiantes de Filología Francesa”

A la subida de tasas se suman otros agravios, como el que tiene también en pie de guerra a los estudiantes de Filología Francesa. Denuncian que son los únicos de todas las licenciaturas de idiomas que están obligados a acreditar un nivel C2 (un nivel casi imposible de adquirir si no has vivido en Francia durante años), y pasar un examen ante un tribunal externo, de lo contrario no obtienen el título universitario, después de cuatro años de carrera.

¿Dónde queda la credibilidad de los profesores, el trabajo como estudiante de cuatro años, las asignaturas aprobadas… cuando sólo se evalúa el nivel de lengua por un tribunal exterior?

Ante el Consejo de Gobierno de la UGR los estudiantes han exigido en Asamblea:

-Establecer un precio único para aquellos alumnos que no tienen docencia (horas lectivas y tutorías). -La anulación del decreto del 18 de julio y ajustar los precios a los del año anterior. -Eliminar el nivel C2 y el tribunal arbitrario de evaluación.

El rectorado y el secretario de universidades de la Junta de Andalucía ni responden ni están con los estudiantes. Somos los estudiantes son los que han de unirse para presionar de manera inteligente y contundente.

 

 

Deja una respuesta