Hablan los sindicatos

Unidad frente al Tijeretazo

Veinticuatro horas después de la comparecencia del presidente Zapatero en el Parlamento presentando el paquete de recortes, las principales centrales sindicales ya hablaban de Huelga General. Las ejecutivas, las federaciones, oficinas, gabinetes de prensa… se removí­an en un terremoto de indignación. Unidad, huelga, “todos somos trabajadores”… leyendo las breves declaraciones aquí­ recogidas, de algunos de los principales sindicatos, horas después del primer “tijeretazo” es difí­cil encontrar una frase que no pueda convertirse en unidad para para la crisis y acabar con el paro. Ahora hay que hacerlo.

(1)¿Cómo valoran las medidas resentadas por Zapatero ayer en el Parlamento? (2)Hemos llegado aquí con más de 15 mil millones de beneficios de la banca el año pasado, ¿no cree que los recortes deberían pagarlos el sector bancario y no las clases populares? (3)¿Crees que es necesario organizar una huelga general como repuesta? Y si no, ¿qué alternativa de lucha proponéis para echar abajo el tijeretazo? (4)Estas medidas, que están en coherencia con las medidas aplicadas a Grecia, ¿no son un dogal, un corsé que castra más si cabe la independencia del país, y condiciona su política a las decisiones del FMI (bajo el liderazgo norteamericano) y el Banco Central Europeo (con la iniciativa principalmente de Alemania)? (5) El gobierno va a tratar de dividir y enfrentar a los funcionarios con el resto de los trabajadores, de hecho ya lo están haciendo, ¿no crees que dar una respuesta parcial (movilización sólo de los sectores afectados) es en este sentido un error? ¿No habría que ir pensando ya en la siguiente batalla, una reforma laboral para aplicar la rebaja salarial también al sector sector privado, y ligarla en la lucha contra este primer plan de ajuste? Julio Salazar Secretario General de USO Unión Sindical Obrera (1 y 3) “En estas circunstancias, en la Función Pública hay que tomar medidas urgentes y contundentes. En las próximas semanas vamos a tener diversas reuniones para intentar llevar adelante acciones unitarias, si se puede conjuntamente, y en todo caso la USO saldrá a la calle, seguramente con la propuesta de la Huelga General en la Función Pública.” (2) “Por supuesto. Es que el ajuste se produce siempre por la parte más débil: los pensionistas, los empleados públicos, el acceso a la jubilación parcial y por tanto la incorporación de jóvenes mediante el contrato de relevo. Nosotros consideramos que el ajuste debería comenzar por eliminar de la Moncloa a los cerca de 700 asesores que no han asesorado nada, y que han errado en todos los diagnósticos realizados; reducir el número de Ministerios y los asesores de los mismos; las subvenciones a las entidades sociales (patronales, sindicatos, partidos políticos, etc.); una reforma fiscal en profundidad y la lucha contra el fraude fiscal. No se puede actuar sólo sobre la reducción del gasto, hay que actuar sobre los ingresos para generarlos, y eso implica hablar del empleo y poner a las personas, a los ciudadanos españoles, en el centro de las políticas, es decir, servir a los ciudadanos y no servirse de ellos para cuadrar las cuentas.” (4) “Está claro que quienes han provocado la crisis, en vez de pagarla, dictan lo que los gobiernos tienen que hacer o, al menos, lo que nuestro gobierno hace. Por lo tanto nos tenemos que rebelar. No solo por la injusticia que supone sino porque tienen que empezar por donde no han empezado, es decir, por hacer la reforma fiscal tan necesaria en este país, por perseguir el fraude fiscal que los propios inspectores de Hacienda cifran en 90 mil millones de euros. Si lo quiere hacer el Estado lo tiene muy fácil. El problema es que se tiene que enfrentar con, no solo las instituciones financieras, sino las instituciones internacionales en materia económica y, sobre todo, con aquellos que han provocado el problema que son los especuladores que hay en este país y en todo el mundo.” (5) “Esto es lo que están intentando, dividir a los funcionarios del resto de trabajadores. Y luego vendrá la reforma laboral. Yo creo que en estas circunstancias CCOO y UGT no creo que vayan a aceptar recortes más allá de los propuestos por el Gobierno. Y si no hay acuerdo el Gobierno ya ha dicho que va a poner en marcha la reforma laboral, por lo que habrá que volver hacer movilizaciones conjuntas. Si el Gobierno dice que tiene que ser en este mes la reforma, y considerando que el día 8 Zapatero presenta en Bruselas el Plan de Austeridad de las medidas aprobadas ayer, y lo lleva al Congreso a ratificar en Real Decreto Ley, yo creo que en el plazo de unos quince días, es decir a final de mes, lo conjugará con la reforma laboral. O sea que habrá que concentrar ahí la mayoría de las movilizaciones a llevar a cabo.” Jacinto Ceacero Secretario General de CGT Confederación General del Trabajo (1) “Forman parte de un paquete previo y sin duda es la sumisión de Zapatero y su gobierno a los dictámenes del mercado, de la Unión Europea del Capital y la sumisión de su propia política social al rostro más neoliberal de este gobierno. Y todo a costa de recortar derechos, prestaciones sociales y de pensar en cómo gastar menos a base de recortes, en vez de pensar en cómo ingresar más para que ese déficit del Estado se reequilibre. Es una ataque, un atropello y un atraco a los bolsillos de la inmensa mayoría de la población.” (2) “Lo que está jugando es con inteligencia perversa. Ya hay 5 millones de parados, los 4,6 millones más los que están cobran este subsidio de miseria de 420€, y piensa “¿por dónde puedo seguir recortando sin meter mano a los que realmente tienen el dinero?”, que además son los responsables y los culpables de la crisis… pues a por los funcionarios. Con sueldos de miseria, que aunque hay funcionarios con sueldos de élite la mayoría mantienen sueldos de miseria, más las prestaciones y las pensiones de miseria que tiene la mayoría de la población… con eso intenta seguir manteniendo la situación. Pero en absoluto contempla que los que más tienen paguen más.” (3) “Ya venimos hablando de convocar una Huelga General porque la situación en insostenible. Hay muchos millones de personas y miles de familias que lo están pasando realmente mal, cuando descubres como los gerentes de los bancos se están poniendo pensiones de diez millones de euros… La situación ya venía demandando una respuesta contundente, una movilización social y laboral importante, y nosotros hemos apostado por la Huelga General. Lo que pasa que está costando porque hay muchos distractores que difuminan la capacidad de respuesta de la clase trabajadora. Pero creo que ahora nadie puede mirar hacia otro lado ante lo que es una agresión contra los derechos sociales.” (4) “Desde luego. Aquí los realmente culpables de que la crisis se desarrollara fueron los capaces de utilizar el dinero público para sanear su banca y tener liquidez, habiendo recibido dinero público al 1% y volviendo a comprar deuda pública al 4%. El corsé que les han impuesto a los griegos y ahora a nosotros no es para que la sociedad se desarrolle, sino para pagar la deuda que tenemos con las multinacionales. Aquí se ha perdido cualquier tipo de autonomía y desarrollo político propio. Los dueños y señores son la gran patronal y la gran banca, los que dictan lo que se tiene que hacer. Y en ese juego perverso ha entrado este gobierno.” (5) “Sin duda. Cuando te hablaba de un juego perverso… va a vender a la opinión pública que ahora el esfuerzo le toca hacerlo a los funcionarios, que estos y los pensionistas hasta ahora no habían sufrido en sus carnes los efectos de la crisis. Va a intentar ganarse a la opinión pública para decir que ahí están los cinco millones de parados, que ya les hemos quitado sus casas, les hemos embargado y desahuciado… y ahora el esfuerzo lo tienen que hacer los funcionarios. Es el divide y vencerás. La movilización tiene que producirse y no puede ser una movilización parcial.” Miguel Borra Secretario General de Formación de CSI-CSIF Central Sindical Independiente y de Funciones (1) “Muy graves, por lo que supone una ruptura del pacto salarial firmado hace siete meses y, sobre todo, que van en una dirección muy equivocada. Si quieren acabar con el déficit público que quiten, por ejemplo, el 90% de los miles de asesores que hay en el gobierno central, en las comunidades autónomas y en los ayuntamientos. O que los políticos dejen de cobrar los sueldos por estar en la administración de las empresas públicas, que además les suele suponer el segundo o el tercer sueldo, o en las empresas públicas que establezcan un rigurosos control de lo que hacen y de lo que no hacen, porque muchas de ellas se han convertido en auténticos focos de déficit, que no tienen los controles habituales que tenemos las administraciones públicas, pero que las utilizan como administración pública paralelas. Muchas veces repiten el trabajo sin ningún tipo de control. O que acaben con los gastos “suntuarios” de comunidades autónomas y ayuntamientos. Hace unos días se aprobaron 140 millones de euros para un aeropuerto privado, que no se si habrá aterrizado algún avión. En todos los ayuntamiento hay televisiones locales. Me gustaría saber cuantas delegaciones hay ahora visitando Shangai.” (2) “Dices muy bien “las clases populares”. ¿A quién han afectado básicamente estos recortes? A los jubilados, a la natalidad y a los empleados públicos. El sistema bancario ha recibido miles de millones, empresa privadas que han recibido ayudas mil millonarias y resulta que ahora que hay que apretarse el cinturón no lo hacen ellos que se lo podían tranquilamente, sino que lo tenemos que hacer los empleados públicos. Es una medida muy llamativa, que queda muy bien delante de determinados foros, los banqueros, los grandes empresarios… Ya teníamos dificultades pero a partir de ahora las dificultades para llegar a fin de mes de muchísimos empleados públicos van a ser mucho más grandes. A parte de lo que supone que se meta en el mismo saco a los jubilados. Se ha tocado a dos colectivos extraordiariamente sensibles. El hecho de tocar el sueldo de los empleados públicos va a tener una repercusión en el consumo mucho más importante de los que se pueden plantear. Va a tener consecuencias muy negativas, a parte de la crispación que se ha creado en los centros de trabajo, porque tenemos la certeza de que no se valora el trabajo de los policías, de los jueces, de los médicos, de las enfermeras, de los maestros… Se ha abierto la veda del todo vale y han disparado primero contra nosotros. Estábamos acostumbrados a que en las épocas de bonanza casi nunca nos llegaba nada, pero bueno ya sabíamos lo que había. Pero que ahora nos llegue este recorte…. primero se ayuda a los bancos y luego vienen mal dadas y no se les toca.” (3 y 5) “Pueden intentar enfrentarnos con los trabajadores, pero con nosotros no lo van a conseguir, porque las medidas que nosotros proponemos son buenas para todos los trabajadores. No creo que ningún trabajador quiera que con sus impuestos se paguen asesores y palacetes. En esto estamos todos en la misma línea, porque todos somos trabajadores, y todos vivimos de nuestra nómina. Lo único que pasa es que no nos compete a nosotros decidir si se hace una huelga o no en la minería. Nosotros somos el único sindicato “no de clase”, es decir, sin contar a CCOO y UGT, que somos más representativos en todas las administraciones públicas. Ahí es donde está nuestro ámbito. Por eso nos estamos planteando convocar una Huelga General en nuestro sector.” Toni Carrasco Coordinador de A-SP de STEs-i Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza (1 y 2) “Quienes nos trajeron las crisis fueron ayudados a costa del déficit y ahora se quiere recuperar cargando sobre la parte más débil de la sociedad, los pensionistas, las futuras madres… y luego los funcionarios, que en los últimos años han estado perdiendo poder adquisitivo, que aunque se decía que se subían los salarios siempre se hacía por debajo del IPC. Y han salido ganando los organismos internacionales, el FMI, la Unión Europea, las grandes potencias y los dueños del mercado. El mercado es el que manda y Zapatero ha obedecido.” (3) “Todas las necesarias. Lo que no pueden quedar son sin respuesta estas acciones. Zapatero ha metido la pata haciéndole caso a lo que él venía negando en los últimos años, que la crisis no la iban a pagar los sectores más débiles de la sociedad y que los gastos sociales no iban a disminuir. Al final es lo que va a disminuir. Las ayudas a los grandes bancos no se han cuestionado, no se ha aumentado el nivel impositivo a las grandes fortunas, se retiró el impuesto de patrimonio. Los bancos no son los que están pagando y debe haber una respuesta. Cuanto más contundente mejor. Si tenemos fuerza para convocar una Huelga General habrá que lanzarla.” (4) “Claro. Y además es que se mira de una forma muy estrecha. Los recortes para el funcionariado, los recortes en infraestructura y servicios públicos van a redundar en perjuicio de la sociedad. Los funcionarios van a reducir sus gastos, el personal va a tener miedo de gastar y va a haber una contracción de la economía. En la famosa crisis de entreguerras como se recuperó la economía fue con la inversión estatal. El Estado era el único capaz de invertir y recuperar la economía. No sabemos las consecuencias que esto va a tener, no solo el empobrecimiento sino la contracción de la economía aún mayor.” (5) “Evidentemente. Nosotros no solo criticamos la disminución de los salarios de los funcionarios sino el conjunto de medidas. Y también las otras medidas que son las mismas que pide el FMI o las grandes potencias, la reforma laboral que es la que va a afectar más es al sector privado, y la reforma de las pensiones va en el mismo sentido. Hay que defender los intereses del conjunto de los trabajadores. Seria estrecho ver solo los intereses de los empleados públicos. Hay que conseguir la unidad de todos estos sectores porque lo que si que están provocando es culpar a los funcionarios de su propia situación y quitar el punto de mira de quien realmente han provocado esto.”

Deja una respuesta