Más de once millones de votos contra los recortes y el bipartidismo

Una marea popular que no para de crecer

Los más de once millones de ciudadanos que el 20-D han votado a opciones que se enfrentan a los recortes y al dominio del bipartidismo son una marea que ha dado un golpe en el tablero polí­tico.

La oleada de rechazo popular estalló con el 15-M, continuó con las tres huelgas generales, siguió con las “mareas” y la radicalización de luchas sectoriales -contra los desahucios…-. Una movilización popular crecientemente radicalizada que se ha trasladado al terreno político. Primero en las europeas del 2014. Y después en las municipales y autonómicas de este año. “Esta marea de 11 millones de votos representa el avance de la fuerza del 90% que sufrimos los recortes por la defensa de nuestros intereses”

Ahora, ha irrumpido por primera vez en unas elecciones generales, provocando un auténtico terremoto político.Ya se está intentando minusvalorar su incidencia, bajo el argumento de que el bipartidismo tradicional, PP y PSOE, siguen siendo la primera y segunda fuerza política, y el eje imprescindible de cualquier nuevo gobierno. Pero ese viento popular no cesa de crecer y de ganar influencia política.

Si el bipartidismo ha perdido más del 40% de los votos que tenía en 2008, en ese mismo periodo de tiempo los votos a formaciones que no participan del bipartidismo y se han enfrentado a los recortes se ha multiplicado por 5.

Expresada en los casi 5,2 millones de votos de Podemos, que incluyen también a fuerzas como Compromís, Barcelona en comú, las mareas gallegas… Convertida en ganador de las elecciones en Cataluña y en partido más votado en Euskadi, o disputándole al PSOE el papel de segunda fuerza política nacional, algo absolutamente impensable hace dos años.

También en los 3,5 millones de votos a Ciudadanos, una formación que frente a quienes prácticamente la equiparan con el PP, nació hace diez años, junto a UPyD, como punta de lanza contra el entonces inflexible dominio bipartidista.

Pero esta marea popular no se limita, como algunos pretenden, tan solo a Podemos y Ciudadanos. Incluye también al casi un millón de votos que conserva IU, una importante base de apoyo social a pesar de que la ley d´Hont la reduzca injustamente a tan solo dos diputados, presente en la lucha contra los recortes, en las movilizaciones contra la OTAN…

Junto a un amplio y plural abanico de partidos, con o sin representación parlamentaria, desde las más diferentes sensibilidades y tradiciones de lucha. Entre los que se encuentra Recortes Cero-Grupo Verde, que ha dado el 20-D un nuevo paso adelante.

Esta marea de 11 millones de votos contra los recortes y el bipartidismo se ha expresado y avanzado en toda España. En Cataluña pero también en Madrid, en Valencia o en Euskadi, en Canarias o en Galicia…

Y su avance crea una situación mucho más favorable a la defensa de los intereses populares y la lucha contra los recortes.

Independientemente incluso de las posiciones de algunas de las fuerzas que lo representan y han concentrado la mayor parte de estos votos.

Porque objetivamente esta marea de 11 millones de votos representa el avance de la fuerza del 90% que sufrimos los recortes por la defensa de nuestros intereses.

Imponiendo también sus propias condiciones políticas, que van a dificultar la ejecución del proyecto de saqueo y recortes que venimos sufriendo desde hace siete años.

Deja una respuesta