Debacle del partido de Artur Mas en Cataluña y desplome de EH Bildu en el Paí­s Vasco

El 20-D avanza la unidad frente a la fragmentación

Los resultados de las elecciones generales del 20 de diciembre lo confirman y son excelentes para el avance de la defensa de la unidad frente a los proyectos de fragmentación. En Euskadi, y especialmente en Cataluña.

Según el último sondeo del Sociómetro Vasco, organismo dependiente del Gobierno vasco, que se hacía público semanas antes del 20-D, el número de vascos partidarios de la independencia bajaba hasta mínimos históricos. Sólo el 21% son partidarios de la separación de Euskadi de España. Frente al 35% de hace unos años.

Los resultados de las elecciones generales del 20 de diciembre lo confirman y son excelentes para el avance de la defensa de la unidad frente a los proyectos de fragmentación. En Euskadi, y especialmente en Cataluña. “Histórica debacle de la Convergencia-DL de Artur Mas, cabeza de los proyectos de fragmentación, que ha perdido casi 450.000 votos y la mitad de los escaños que tenía”

En primer lugar por la histórica debacle de la Convergencia (ahora Democrácia i Llibertat, DL) de Artur Mas, cabeza de los proyectos de fragmentación, que ha perdido casi 450.000 votos, el 44% de los que tenía en 2011 y la mitad de los escaños que tenía.

Convergancia-DL deja de ser el primer referente del soberanismo catalán y es relegada como cuarta fuerza política en Cataluña. No sólo es superada por ERC, que capitaliza el voto independentista, sino también por En Comú Podem -que ha ganado las elecciones en Cataluña, con votos, el 24,7%, y 12 escaños-, ERC y el PSC-PSOE, a pesar de cosechar los peores resultados de su historia, perdiendo más de 330.000 votos y 6 diputados.

En segundo lugar, porque a pesar del avance de ERC -que triplica sus diputados, de 3 a 9- la suma de los votos a formaciones independentistas ha descendido casi un 10%, con casi 108.000 votos menos que apoyan la fragmentación. Casi 800.000 menos si lo comparamos que lo que obtuvieron juntos Convergencia y Esquerra en “Junts pel Sí”.

Y también por el aumento del voto que defiende la unidad desde la izquierda. Un voto que es componente sustancial de miles de votantes de En Comú Podemos, por encima de la ambigüedad y vacilaciones de algunos de sus dirigentes, del voto socialista o del voto de Recortes Cero.

Desplome de EH Bildu en Euskadi

Como decíamos al inicio, también en Euskadi los resultados del 20-D confirman lo que anunciaba el Sociómetro Vasco y son excelentes para el avance de la unidad frente a la fragmentación.

Podemos, con 316.441 votos, el 25.97 %, se ha convertido en la fuerza más votada en el País Vasco, aunque haya obtenido 5 diputados, uno menos que el PNV (6) gracias a la Ley D’Hondt. “Aumento del voto que defiende la unidad desde la izquierda, componente sustancial de cientos de miles de votantes de Podemos en Cataluña y Euskadi”

Mientras que EH Bildu sufre de lleno el tsunami Podemos. La izquierda abertzale no gana en ninguna provincia vasca, y pierde casi la mitad de sus votos en su feudo de Guipuzcoa, pasando a tercera fuerza, por detrás de Podemos y PNV.

Los resultados de Euskadi, como en Cataluña vuelven a demostrar lo que cientos de miles de votantes de podemos son votantes de izquierdas que tienen una posición tanto contra los recortes como por la defensa de la unidad del conjunto del pueblo trabajador. Los resultados del 20 de diciembre son un avance para las dos luchas. Una excelente noticia para los intereses del conjunto del pueblo y del país.

Deja una respuesta