Venta de Novagalicia Banco

Un culebrón venezolano

Nova Galicia se ha vendido a Banesco, primer banco de Venezuela. La Caja de ahorros rescatada con miles de millones de dinero público era pretendida por muchos compradores hasta que el venezolano Banesco se ha hecho finalmente con la presa.

Adquirida a través de su filial Banco Etcheverría, la entidad de Caracas pagará 1.003 millones de euros por el 83% de Novagalicia Banco, según ha informado el FROB, cuando el Estado ha inyectado en el banco 8.981 millones en ayudas a la entidad. Además, de esta cifra pagará un 60%, unos 600 millones, “en sucesivos plazos” hasta 2018 y el resto tras formalizarse la compra. NCG, que copa más del 40% del mercado financiero gallego, recibió más de 9.000 millones de euros en ayudas públicas que el Gobierno ha asumido que no recuperará.

“Novagalicia Banco, Barreras y Pescanova dejarán de estar regidas por gallegos”

La venta de Nova Galicia es un auténtico culebrón. La oferta de la entidad de Caracas por el 88,3% del banco gallego ha sido la elegida frente a las presentadas por los bancos españoles BBVA, Santander y CaixaBank y por los fondos de inversión Guggenheim, OakTree y JCFlowers Las agencias de calificación que apostaban por otros candidatos castigan a la entidad rebajando su calificación. Y los afectados por las preferentes estafados por Nova Galicia se muestran preocupados por la nueva titularidad de la caja.Novagalicia Banco, Barreras y Pescanova dejarán de estar regidas por gallegos. Barrerras , el principal astillero privado ha sido comprado por sólo 5 millones por una petrolera mexicana y Pescanova ,la gran compañía pesquera, referente mundial, depende ahora de los acreedores bancarios y de una oferta conjunta de los dueños de la empresa cervecera Damn y una multinacional alemana. “La sensación es de que el país está en venta. Los activos están tan devaluados que el capital extranjero aprovecha para hacerse con las piezas más importantes de nuestra estructura económica. ¿Cómo es posible que alguien compre Barreras por cinco millones?”, dice Manuel Lago, economista de amplia trayectoria sindical en CC OO.En este streptease económico parece no haber límites, la venta de Nova Galicia significa perder un brazo financiero y unos recursos que si se pusiesen al servicio de recuperación económica de Galicia frenarían el paro y la recesión en la región. El economista y profesor de la Universidade de Santiago Xan López Facal ve en la venta de Novagalicia el mayor de los riesgos. “Es, seguramente, la pérdida estratégica de mayor dimensión y peores consecuencias potenciales en el proceso de liquidación que experimenta la economía gallega”.Gran parte del tejido productivo se está desmantelando y vendiendo a precio de saldo. Pero la venta de Nova Galicia es especialmente significativa porque inicia el pistoletazo de salida para la compra directa de las cajas y los ahorros de todos.

Deja una respuesta