Tragaperras a lo grande

Banco Santander vende por 5.100 millones de euros una parte de lo que le costó 1 euro.

El 7 de junio Banco Santander quedó con el Banco Popular por un Euro. La expropiación se presentó como un sacrificio del Santander que dedicaría 15.000 millones a sanear el banco, y como una necesidad imperiosa y urgente dada la insolvencia del Popular. Tan sólo dos meses después, Santander anunció una venta por 5.100 millones de euros de la mitad de la cartera inmobiliaria del Popular. De momento la rentabilidad es una plusmarca mundial: por un euro de inversión 5.100 millones de ganancia en 60 días. A ver quién lo supera. Ago así como si en una máquina tragaperras gigantesca metiendo un sólo euro para jugar te salen a la primera las tres cerezas y el premio gordo es en millones de euros; pero claro, en esa máquina no juega cualquiera y menos sabiendo de antemano cuándo el euro es el ganador.

Han consumado el mayor negocio inmobiliario privado de la historia de España. La operación consiste en crear una sociedad conjunta a la que se traspasan los activos inmobiliarios del Popular (valorados ahora en 10.000 millones), y controlada en un 51% con el fondo norteamericano Blackstone. El beneficio lo obtienen a costa de los pequeños accionistas del Popular a quienes se les dijo que sus participaciones no valían nada y su banco no tenía solvencia, y ahora aparece en una sola venta liquidez sobrada para haber continuado independiente la entidad. También se hace costa de miles de hipotecados y expropiados; pues el fondo estadounidense adquiere pisos y locales con un descuento, según Europa Press, de entre el 30% y el 40% de su valor. ¿Porqué no se les aplicó ese descuento a quienes pagan con esfuerzo o incluso tuvieron que dejar de pagar su hipoteca?

Negocio inmobiliario de Banco Popular: 30.000 millones

suelo

12600

viviendas

8000

locales

2100

naves

1500

hoteles

800

otros

500

Para vender a Blackstone se ha reducido el valor a un tercio.

La operación fortalece además la posición hegemónica que el capital norteamericano ejerce de forma creciente sobre la economía española como rentista de cada una de las grandes empresas, bancos, e industrias; y ahora también de los pequeños industriales como arrendatario de locales; y de miles de familias que le pagan el alquiler.

Fondo apadrinado

Blackstone se ha convertido en el mayor propietario de suelo y edificios de España. Y como viene siendo habitual, el origen de su fortuna en nuestro país es un regalo estatal. En 2014 se quedó con Catalunya Caixa Inmobiliaria además de 6.400 millones en hipotecas de Catalunya Banc. El negocio, además de beneficiarse de notables rebajas en el precio (tras habérsele negado esa posibilidad a los hipotecados) consistió en que el Estado les blindó una rentabilidad del 13% a través de un escandoloso mecanismo que incluía la emisión de bonos garantizados por las arcas públicas. El fondo estadounidense tiene además tres sociedades cotizadas en España (socimis) que incluyen unos 6.000 pisos en alquiler, y más de 100 millones en edificios de oficinas. A lo que hay que sumar decenas de empresas de Blackstone registradas en nuestro país como: Tourmalet Propco Investment con activos por 800 millones comprados a CaixaBank; o Empire Real State Spain, pisos adquiridos a Banco Sabadell por valor de 500 millones. En total Gestiona uno 100.000 activos inmobiliarios, de los que al menos 10.000 son pisos en alquiler y viviendas de protección oficial. Si alguien quiere saber porqué sube el precio de la vivienda tiene que empezar por estudiar cuántos miles de pisos acumulan ya los fondos de inversión, los Bancos y sus sociedades.

Blackstone fondo buitre alimentado

Este fondo norteamericano se hizo famoso por la denunciada adjudicación de miles de viviendas de Protección Oficial (VPO), con inquilinos, entregadas por el Ayuntamiento en época de Ana botella ( 1.800 viviendas de la Empresa Municipal), la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre (otras 2.000 viviendas) y VPO de la Generalitat de Artur Mas. Blackstone pagó por esas vivendas 202 millones, y según sus propios cálculos el valor actual de mercado de esas casas está en 660 millones. Por tres en tres años. A mediados de 2016, un informe de la Cámara de Cuentas denunció que la venta de viviendas del anterior equipo del Ayuntamiento de Madrid se había hecho “sin establecimiento previo del valor de mercado del bien a enajenar, que se fijó por acuerdo negociado entre el comprador y el órgano de contratación, y sin estudios o tasaciones previas que fijaran dichos valores”. Al servicio de Blackstone.

Un comentario sobre “Tragaperras a lo grande”

  • Lo del robo del banco popular por el banco de santander el robo del siglo autorizado y propuesto por luis de guindos siguen los robos del partido popular el tiempo lo dira y promovido por mario draguila union europea donde muchos mandatarios europeos son los mayores ladrones con sentido por las personas que les deberian pedir informacion y actuar por los europeos. Posiblemente saquen beneficios ahora o en un futuro

Deja una respuesta