Cajas de Ahorros: una orgí­a de despilfarro y corrupción de las burguesí­as burocráticas

¡Todos a la cárcel!

La reforma de las Cajas de Ahorros, parte del “sistema financiero más sólido de la comunidad internacional” según dijo Zapatero, está sacando a la luz una auténtica orgí­a de despilfarro y corrupción bajo el control y al servicio de las castas polí­ticas gobernantes en cada una de las autonomí­as, que han utilizado las Cajas como brazo económico de su poder polí­tico.

El interminable listado de auténticas fechorías financieras de los directivos y consejeros, uestos al frente de las Cajas por partidos políticos en el poder regional, es tan escandaloso que bastaría para llevar a centenares de ellos, políticos y directivos, a la cárcel.Desde los 25 millones de euros en “bonus de jubilación” que pretendían repartirse los directivos de Caja Madrid, a los más de 8 millones de euros de sueldo de los directivos de Caixa Galicia, o los 67 millones de euros del crédito que se concedió el presidente de Caja España.Operaciones multimillonarias de préstamos a constructores, inmobiliarias, partidos o proyectos de dudosa rentabilidad. Bancaja: 240 millones al Valencia y 230 a Martín Fadesa. CAM: 450 millones al constructor E. Ortiz implicado en varios casos de corrupción, 420 millones para financiar Terra Mítica, en sus pensión de pagos y puesto a la venta por 70 millones, 120 millones de euros perdidos en la mexicana Crédito Inmobiliario. La Caixa condonó 6 millones de euros de intereses al PSC. Los 1.100 millones perdidos por Caja Sur en un año. Los más de 3.000 millones del agujero contable de Caja Castilla-La Mancha, por créditos como los 146 millones de euros al Grupo Lar, intervenida con más de 1.300 millones de “ayudas” por el Banco de España… *El capítulo de despilfarro y corrupción en privilegios de los gestores alcanza cotas propias de “reyezuelos” asiáticos. Caja Madrid le puso un BMW de 510.000 euros al presidente Blesa. Caixa Galicia gastaba 2 millones anuales en mantener un velero del director general. Los bonos de 60.000 euros para cada directivo de Catalunya Caixa. Relojes de 2.500 euros para regalos de Caja Navarra. 720.000 euros anuales para alquiler de los “Audis” de los directivos de CCM, con tarjetas de crédito sin límite de gastos. Los 4,3 millones de euros (250.000 euros anuales) de pensión vitalicia para el ex presidente de Caja Sur y sus cuatro hermanas…El agujero creado en las Cajas ha consumido ya 11.500 millones del dinero público, y taparlo para entregarlas a los grandes bancos y los fondos extranjeros puede llegar a costar a todos los españoles más de 75.000 millones de euros.¿Cómo es que no se pide responsabilidades a los responsables políticos que han colocado a los gestores durante los últimos 30 años? ¿Cómo es que no están detenidos y puestos a disposición de la Justicia los responsables directos del derroche de decenas de miles de millones de los fondos públicos?¿Por qué no se exige la devolución de lo robado y derrochado? ¿Por qué no se les confiscan los bienes amasados a costa de prácticas mafiosas para que devuelvan lo robado?

Deja una respuesta