Primera victima mortal de los recortes sanitarios en Cataluña

Tanto tienes, tanto vives

«Para ellos somos mercancí­a, su sanidad es la de tanto tienes tanto vives. Yo, como médico, comunista y como miembro de esta gran candidatura, reclamo la redistribución de la riqueza hacia el progreso, la salud, la educación y la felicidad de la gran mayorí­a de nuestro pueblo.»

Eran poco más de las 13 horas. Una paciente, con cáncer de hígado, ingresa en las urgencias de hospital barcelonés de Sant Pau con vómitos, diarreas, mareos, dolor en el tórax. cinco horas en urgencias se le realiza un TAC abdominal, y se comunica a la familia que padece una grave hemorragia interna. Pero al mismo tiempo se les dice que no hay ningún radiólogo en el centro para intentar cauterizar la hemorragia, ni posibilidad de que se presente ninguno hasta la mañana del día siguiente. Les ofrecen esperar o trasladarla a otro centro, el Hospital Clínic, donde tampoco les garantizan una intervención. Una hora más tarde, y ante el deseo de la familia de hacer el traslado, se les comunica que no hay ambulancias disponibles para realizarlo. A las 21 horas, la familia ofrece la posibilidad de pagar una ambulancia privada, pero la paciente ya ha empeorado tanto que el médico que la trata considera que ya no sirve de nada realizar el traslado. Sobre las 22 horas fallece.

Los medios de comunicación catalanes y del resto de España, que han llevado a primera plana la polémica por un vídeo electoral, finalmente retirado, en el que un paciente fallece ante la ausencia de médicos, no ha dicho una sola palabra sobre el asunto. Sobre todo, que as consecuencias reales y mortales de los recortes en la sanidad, no se conozcan.

Reproducimos a continuación la intervención de Jordi Martínez, médico catalán y cabeza de lista por Tarragona de nuestra candidatura, en el mitin central de presentación de nuestras candidaturas celebrado el pasado domingo 7 de noviembre en Madrid.

“Tanto tienes, tanto vives. La crisis nos está mostrando con toda su crudeza la incompatibilidad entre defender la salud de todos y las necesidades de financiación de unos pocos monopolios.

El pasado miércoles mismo murió una mujer con una hemorragia interna en el hospital Sant Pau de Barcelona tras nueve horas de espera. Sin cirujano y sin ambulancias para trasladarla.

«La sanidad nunca fue NUESTRA de verdad» Quien crea que esto es un problema de que viene la derecha va equivocado. Ya en los ochenta, cuando muchos hijos de obrero como yo estudiamos medicina y la sanidad era universal y gratuita, se estaba dando el giro. Tenemos una de los sistemas sanitarios mejor valorados del mundo, con razón, pero podemos dejar de serlo porque la sanidad nunca fue NUESTRA de verdad. Y seguimos pagando un alto peaje por ello.

Desde los 70 las grandes farmacéuticas se cobran un peaje que llega a los 15 mil millones de euros anuales, pactados con ministerios y consejerías de turno, por unos medicamentos de dudosa utilidad o que otros fabrican hasta un 90% más baratos. Por no hablar de que experimentan con total impunidad en los hospitales españoles. Como resultado, Roche puede cortar el suministro de medicamentos contra el cáncer en Grecia, y amenazar a España con lo mismo.

Y ahora, cuando los grandes bancos requieren los recursos del país, propios y ajenos, ahora nos harán pagar el peaje del copago. El gobierno catalán ya ha anunciado que venderá los edificios de los hospitales transferidos por el Estado para pagar a los bancos, anuncia que alquilará los servicios asistenciales a grandes aseguradoras nacionales y extranjeras. La sanidad a dos velocidades: por la mañana largas colas públicas de espera. Por la tarde asistencia de pago rápida.

Y es que Cataluña está a la vanguardia

«Hay que luchar por una sanidad al servicio del pueblo» POR LO PEOR, porque la burguesía catalana se ha puesto a la cabeza de cumplir las exigencias del Fondo Monetario a costa de aumentar un 5% las listas de espera, de cerrar o recortar horarios a 96 de los 190 centros de atención continuada, de eliminar 937 horas de cobertura diaria del Sistema de Emergencias Médicas.

Pero también POR LO MEJOR por la extraordinaria respuesta de resistencia del pueblo y el personal sanitario, desde la multitudinaria concentración en la plaza Sant Jaume hasta los cortes de carretera en los principales hospitales. Desde los 30 jubilados de 85 años de media que ocuparon varios días el ambulatorio de la colonia Güell en un pueblo de Barcelona donde se les quería privar de sus 3 días semanales de médico. Y se encerraron día y noche hasta que consiguieron que la Generalitat se aviniera a negociar. Hasta los 30 vecinos e indignados del 15M que ocuparon las urgencias del Ambulatorio de Castellbisbal, Barcelona, para impedir su cierre. A los 15 minutos de ocuparlo llegó una mujer con un infarto que fue atendida y enviada a un hospital, donde los médicos aseguraron que de no haber sido atendida habría muerto. Lo mismo que un bebé de 4 meses con una muerte súbita.

Tanto tienes tanto vives es que 86 enfermos de cáncer estén programados para operar en el hospital de Bellvitge en el cinturón obrero de Barcelona, y sólo se puedan atender a 10.

Tanto tienes tanto vives es que un grupo de cirujanos alarmados se ofrezcan para de forma gratuita y fuera de su horario operar a esos enfermos y la Generalitat les diga: gracias por vuestra mano de obra gratis pero no me hago cargo del resto de costes de las operaciones.

¿Cómo no vamos a, permitidme la ironía, privatizar la sanidad? A expropiarla de gerentes, consejeros y ministros, untados con sueldos escandalosos, que miran más por las finanzas de los bancos que por la salud. Expropiársela y dársela a esos cirujanos que se ofrecen gratis para operar a quien lo necesita, o a las asociaciones de pacientes o de vecinos…

Por eso hay que luchar. Por una sanidad al servicio del pueblo, en manos del pueblo, que combine la más alta tecnología con una sanidad preventiva, con sacar a la calle a los médicos para que sean médicos de cabecera en el sentido estricto de la palabra…

«Hacen falta gestores para plantarle cara al FMI y a las farmacéuticas» Porque claro que faltan médicos. Pero lo que hace falta es que los médicos estén al lado del pueblo, de sus necesidades y reivindicaciones. Y muchos querrán seguir su ejemplo.

Porque claro que hacen falta recursos para la sanidad. Pero lo que hace falta es que los manejen los profesionales y los pacientes. Porque se usarán de forma racional y se multiplicarán.

Porque claro que hacen falta buenos gestores en la sanidad, pero gestores para plantarle cara al FMI y a las farmacéuticas como hizo el gobierno de Brasil que llegó a amenazar a Roche con quitarle los derechos de patente sobre un medicamento para conseguir que lo abaratara un 80% y dedicar el dinero a programas gratuitos contra la diabetes y la hipertensión. ¡Y la multinacional tragó!

Para ellos somos mercancía, su sanidad es la de tanto tienes tanto vives. Yo, como médico, comunista y como miembro de esta gran candidatura, reclamo la redistribución de la riqueza hacia el progreso, la salud, la educación y la felicidad de la gran mayoría de nuestro pueblo.

Gracias.”

Un comentario sobre “Tanto tienes, tanto vives”

Deja una respuesta