Aguirre anuncia el cierre de 110 plazas para manifestaciones.

Sol, entre la censura y la rebelión

El gobierno presidido por Esperanza Aguirre anunció hace algunos dí­as que 110 plazas de la villa de Madrid estarán cerradas para manifestaciones y concentraciones hasta el próximo dí­a 21 de noviembre. Incluido el enclave de Sol, convertido en epicentro del movimiento 15-M y de la lucha contra los recortes educativos en los últimos meses.

Se da, así, un paso más en el recorte de libertades que, desde hace unos meses, se está acelerando en España. Por una parte con la nueva ley de los 38.000 avales por candidatura extraparlamentaria que se ha dado en estas elecciones. Ley que ha eliminado de forma arbitraria 184 candidaturas independientes.“El 15-M ha respondido contundentemente” Pero además se prohíbe manifestarse en 110 plazas públicas en un contexto en el que los profesores de Madrid han realizado una huelga que dura más de una semana y donde los indignados han convocado decenas de manifestaciones multitudinarias en 2 meses; una de ellas, la del 15-O, con 500.000 de participantes en Madrid y varios millones en toda España.El 15-M ha respondido contundentemente: este viernes 4 de noviembre se invita a la ciudadanía a debatir en Sol y comenzar así su particular campaña electoral. Lo que se adelanta desde distintos sectores es que la acampada se monta otra vez y Sol se toma de nuevo.Además el próximo domingo 13 de noviembre se anuncia una manifestación nacional por “el cambio de modelo, la defensa de lo público, la participación de la ciudadanía y para poner freno a la corrupción”. Esta marcha será el domingo 13 de noviembre a las 12 del medio día en Puerta de Atocha, Madrid. La ciudadanía también podrá manifestarse en el resto de España.

Deja una respuesta