José Marí­a Mollinedo GESTHA

“Sí­ hay dinero. Solo hay que ir a cobrarlo”

El pasado 6 de Agosto, la Escuela de Verano de Unificación Comunista de España (UCE), contó con la presencia de José Marí­a Mollinedo, secretario general del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA). En la tertulia, Mollinedo puso encima de la mesa los números del fraude y de una fiscalidad hecha a la media de bancos y monopolios.

¿Si todo este dinero del fraude se recaudase no podrían justificar los recortes, o sea, que nos roban por ambos lados?

El Decreto 20/2012 del gobierno de Mariano Rajoy, según la información de la web que tiene el ministro De Guindos para los inversores extranjeros, cuantifican los recortes en 56 mil millones. Con tener una tasa de economía sumergida similar a la media europea y un Impuesto de Sociedades al 35% para las grandes empresas ya se supera ese importe. O sea que no hubiera hecho falta eso. ¿Por qué se adoptan estas medidas recomendadas por la UE y no las otras? Es algo ideológico.

Entonces, ¿todo se resume a un problema de voluntad política?

Ahí llegamos a las causas ideológicas. No tengo respuestas, aunque sí preguntas. Si el 72% de la evasión son grandes empresas y fortunas, habrá que preguntarse por qué el 80% de las plantillas estamos dedicados a investigar los pequeños fraudes e irregularidades. Si pasáis por cualquier patio de operaciones de una oficina de Hacienda, os daréis cuenta del perfil medio de ciudadanos que es investigado. Desde luego no veréis a los directivos de las grandes multinacionales.

Esto es más una opinión personal que la posición del sindicato. En los papeles de Bárcenas estamos viendo una serie de empresas que han aportado cifras millonarias a un partido político y no han sido investigadas. A lo mejor ahí se puede saber por qué no se investiga a esas empresas. Es más complicado investigar a una multinacional que a un autónomo, pero no es imposible. “¿Por qué si el 72% del fraude es de los bancos, el 80% de la plantilla investiga a pequeños defraudadores?”

Estamos viendo como Appel, Amazon, Google… tienen filiales en países de baja tributación, como Luxemburgo o Irlanda. Aquí hacen una ficción basada en que es una comisionista a la que ponen en relación con la empresa en Irlanda para que venda un ordenador en nuestro país, pero los beneficios se quedan en Irlanda. Aquí solo va a pagar sobre el 10%, porque el 90% de los beneficios se van a Irlanda. Pero es que tampoco tributan en Irlanda, porque a través de los acuerdos con los paraísos fiscales, como Panamá o Bahamas, repatrían los dividendos que obtienen en Irlanda con exención total de tributación, con lo cual, el 90% de los beneficios de estas empresas en la UE están exentos de impuestos.

De los impuestos que se recaudan, ¿qué parte va a pagar las deudas con el capital extranjero?

En los Presupuestos Generales del Estado hay unos 38 mil millones de euros dedicados al pago de los intereses de la Deuda Pública, no a la devolución de capital. Pero es que la tendencia es a endeudarse más. Ahora estamos en torno al 89% del PIB de deuda. ¿Qué significa eso?, que no se está devolviendo, porque para devolver nos endeudamos por otro lado.

Hasta el gobierno de Zapatero existía una estadística en el Tesoro para poder averiguar quiénes eran los inversores de la Deuda Pública. Desde entonces esa información no es pública. Sabemos que la mitad de la Deuda Pública estaba en manos de inversores extranjeros, principalmente bancos alemanes y franceses. Aunque esa información se daba por continentes, no por países. Es de suponer que los grandes actores siguen siendo los mismos, y que para ellos es un gran negocio. Sabéis que a la banca el BCE le presta al 0,5%. Pero esos inversores están comprando la deuda al 8%, aunque ahora ha bajado al 4%.

¿No crees que la independencia del FMI es una cuestión clave para poder desarrollar otro tipo de políticas?

Hasta la fecha el FMI no se ha pronunciado sobre la situación de la economía sumergida. Sobre el sistema fiscal sí, y apuesta por la misma dirección que la comisión de expertos que ha montado el gobierno para que elabore una propuesta de una nueva fiscalidad antes de febrero del 2014. La fecha no es casual, ya que es límite que le ha planteado la Comisión Europea al Ejecutivo para que haga una reforma fiscal en profundidad. Pero las personas que forman parte de esa comisión han estado integrados en los servicios de estudios de las grandes entidades financieras.

Me temo que el informe que salga de esa comisión sea la de bajar los impuestos para atraer a los inversores. Desde luego lo que dice el FMI es que subamos el IVA, no el Impuesto de Sociedades. “Hay que investigar a las empresas que aportan cifras millonarias a un partido político”

¿Cuáles son los detalles del fraude fiscal?, y por otra parte, dicen que si subimos los impuestos las empresas se irán a otros países. ¿Qué opina de esto?

Del total, 59 mil millones son impuestos que no se pagan, y de ahí, 42 mil millones son de las grandes compañías y 10 mil millones son de las pymes. Los autónomos son menos del 8% del fraude y los trabajadores el 2,5%, y sin embargo el gobierno ha abierto una web para que denunciemos al que no cobra IVA, lo que lleva a demonizar al pequeño defraudador.

El último informe de Eurostat del 2013 dice que España ocupa el 21º lugar de 27. Es una presión del 31,4% cuando la media es del 38,8%. Son 7 puntos del PIB. Eso traducido significa que en Europa se recaudan 78 mil millones de más.

Si nos fijamos por tipos de impuestos, en los directos son 31.400 millones lo que nos separa de la media europea. Si analizamos dónde están las diferencias, los impuestos sobre las corporaciones empresariales son 6.700 millones el diferencial con Europa. En el Impuesto de Sociedades volvemos a ocupar el 22º lugar. Alemania parece el paradigma de una economía saneada, o al menos eso dicen. Pues están recaudando el 2,6% de su PIB en Impuesto de Sociedades, y nosotros el 1,9%. Están por encima de la media europea, y sus empresas no se van. Se pueden deslocalizar, pero no es por el pago de impuestos.

Propuestas de GESTHA para la Redistribución

A continuación proponemos, a parte de los impuestos necesarios para recaudar estos 38 mil millones de euros, aplicar un tipo impositivo a las empresas más grandes, volver a la situación anterior a la reforma fiscal del 2006. Que tributen al 35%, y no al 30% aquellas sociedades que obtengan beneficios superiores al millón de euros. Es suficientemente holgado para que pudieran tributar un 35% y no del 30%. Habréis visto que estas grandes compañías al final tributan un 3,5%.

Así se podrían recaudar 14 mil millones de euros entre las 400 mayores empresas del país, que muchas de ellas obtienen beneficios cien-millonarios, y algunas de ellas mil millonarios. Estamos hablando de dejar fuera de esta medida al 96% de las empresas del país. El Impuesto de Transacciones Financieras, como ha recomendado el Parlamento Europeo, podría recaudar unos 5 mil millones de euros en España.

El Impuesto de Patrimonio, si se retrataran todas las personas, y no hubieran Comunidades como la de Madrid que no lo exige, podría aportar una recaudación de 3.400 millones de euros. La supresión de los abusos en las SICAV podría aportar 1.500 millones de euros. Y la prohibición de operaciones en corto sobre la deuda, aunque afortunadamente se ha relajado, podría aportar 4.400 millones de euros. En total una nada despreciable cifra de cerca de 64 mil millones de euros.

Deja una respuesta