Barómetro del CIS de enero

Se amplía la mayoría que apoya al gobierno de progreso

Existe una mayoría social de progreso que apoya y respalda al gobierno PSOE-UP, y que demanda políticas que satisfagan sus anhelos e intereses.

Si en enero se hubieran celebrado elecciones -afortunadamente no es el caso- los dos partidos que están hoy en el gobierno, PSOE y Unidas Podemos, habrían aumentado su ventaja. Esta es la conclusión del barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), fruto de una encuesta realizada en la primera quincena de enero. El gobierno de progreso amplía su base de apoyo e incrementa la mayoría social de izquierdas que respalda sus primeras medidas.

El PSOE y Unidas Podemos han recibido un claro respaldo a su Gobierno de coalición, según el CIS. Los socialistas habrían vuelto a ganar las elecciones, y lo harían ganando ventaja, desde el 28% obtenido el 10N hasta un 30,4%. Unidas Podemos queda en tercer lugar -algo que hacía muchos meses que no pasaba- adelantando a Vox. Del 12,84% de las elecciones de noviembre, los morados pasan a un 13,8%. 

El bloque de la izquierda obtiene en esta encuesta mejores resultados que en las pasadas generales.  Si a los datos del PSOE y Podemos se les suman los de Más País (1,8%), el bloque de izquierdas superaría en algo más de seis puntos al de la derecha, cuando en las elecciones la diferencia fue bastante menor. 

Las formaciones de derechas van en la dirección contraria. El Partido Popular conserva su segunda plaza, pero retroceden del 20,82% obtenido el 10N al 19,9%, más de diez puntos por detrás de los socialistas. Vox pierde fuelle, pasando del 15,09% al 13,4%. Y Ciudadanos prosigue en su descenso a los infiernos: del 6,79% de noviembre, la formación ahora liderada por Inés Arrimadas obtiene un pobre 6,5%.

Este barómetro es fruto de casi 3.000 encuestas realizadas la primera quincena de enero -entre el 2 de enero (cuando los socialistas estaban ultimando su acuerdo con los republicanos catalanes), y el 13 de enero (la investidura se produjo en segunda votación el 8 de enero). De esta manera, reflejan que una mayoría de la población española aprueba el camino de diálogo y distensión sobre la cuestión catalana iniciado por el Gobierno progresista PSOE-UP. 

La encuesta aún no puede reflejar el grado de apoyo a las primeras medidas del gobierno de Pedro Sánchez, pero sí al programa de gobierno común PSOE-UP que se había dado a conocer semanas antes. Entre los días en los que se realizó la encuesta del CIS también se dieron a conocer los ministros del nuevo Gobierno, incluidas las cinco carteras de Unidas Podemos.

El barómetro del CIS de enero también ofrece información sobre las tendencias en Cataluña. Todavía no se había producido la destitución de Torra y la nueva dinámica electoral, pero los dictámenes de la Junta Electoral ya hacían prever la posibilidad de elecciones catalanas este año.

En Cataluña, ERC sube ligeramente -del 3,61% del 10N al 3,9%- mientras que el partido de Puigdemont retrocede notablemente: del 2,19% al 1,4%. Las CUP permanecen en el 1%.

Las encuestas y sondeos demoscópicos son un mero indicador, y deben ser tomados con prudencia. Al contrario que las urnas, que ofrecen un veredicto mucho más inequívoco.

Las elecciones del 28A y del 10N mostraron que hay una mayoría social progresista que anhela un gobierno que acabe con los recortes y la precariedad, que suba sueldos y pensiones, que restaure derechos y libertades. Que defienda la unidad desde una posición democrática y de diálogo. 

Este barómetro del CIS de enero confirma que existe una mayoría social de progreso que apoya y respalda al gobierno PSOE-UP, y que demanda políticas que satisfagan sus anhelos e intereses.

Deja una respuesta