Efemérides

Rubén Dario. Modernidad e hispanidad

Adaliz del modernismo y la hispanidad. Las relaciones entre España y la América hispana que tras las guerras de independencia se habí­an enfriado se “deshielan ” gracias a Rubén Darí­o. La modernidad exigí­a un nuevo canon, un nuevo lenguaje. La influencia de Rubén Darí­o en nuestras letras es enorme. La narrativa hispanoamericana ha protagonizado un “siglo de oro”. Un “siglo de oro” al que Darí­o dio su primer impulso.

Se exresaba con un lenguaje nuevo que escandalizo a los académicos. La modernidad exigía un nuevo canon, un nuevo lenguaje. Sus versos tienen música. Sus ritmos eran ágiles y veloces como los tiempos modernos.Ruben Darío, el poeta de América y España, así le llamaban Lorca y Neruda. La España de Ruben Darío sobresalta a Huntingtong y a los demás voceros y propagandistas del Pentágono. Darío se agiganta con el tiempo. Adaliz del modernismo y de la hispanidad. Darío viajó a España como corresponsal de “La Nación” para cubrir la agresión norteamericana en Cuba, Puerto Rico y filipinas. Adalid de la hispanidad, promovió la unidad de las repúblicas centroamericanas frente“el gigante del Norte”. La doctrina Monroe , América para los Americanos, amenazaba a toda la hispanidad. Cuando en 1989 Estados Unidos desató la guerra contra España Rubén Darío reaccionó inmediatamente. Desde “El triunfo del Caliban” artículo publicado en Buenos Aires Rubén Darío alerta contra “los bárbaros del Norte”a toda América. Las relaciones España y la América hispana que tras las guerras de independencia se habían enfriado se “deshielan “ gracias a Rubén DaríoA Roosevelt“Eres los Estados Unidos,eres el futuro invasorde la América ingenua que tiene sangre indígena, que aún reza a Jesucristo y aún habla en español (…)Mas la América nuestra, (…)(…) esa América que tiembla de huracanes y que vive de Amor,hombres de ojos sajones y alma bárbara, vive.Y sueña. Y ama, y vibra; y es la hija del Sol.Tened cuidado. ¡Vive la América española!Hay mil cachorros sueltos del León Español.Se necesitaría, Roosevelt, ser por Dios mismo,el Riflero terrible y el fuerte Cazador,para poder tenernos en vuestras férreas garras (…)”Rubén Darío.

Deja una respuesta