Como nuestros enemigos son fuertes y grandes, nuestro frente debe ser aún más fuerte y más amplio

Repsol, Soria y las tres grandes mentiras

La decisión del gobierno de vetar el referéndum para que los canarios decidan sobre las prospecciones y el inicio de las sondeos por parte de Repsol aumentan la indignación de la mayorí­a de los canarios. Hechos que se fundamentan en mentiras y en el engaño por parte del gobierno y del ministro Soria.

Los vientos alisios soplan desde el norte en todo el archipiélago de Canarias. Son estos mismos vientos alisios los que provocan un movimiento de las masas de agua desde el este de las islas en dirección Oeste, provocado por el ‘’Transporte de Ekman’’. En la imagen que reproducimos podemos observar este fenómeno: La señal de colores en verde, amarillo y rojo, representan la señal de clorofila, principal pigmento fotosintético de los vegetales marinos. Como pueden observar, hay un desplazamiento de este a oeste, rumbo que tomarían los vertidos de petróleo e irían directamente a las costas este-sureste de las islas de Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria. Costas en las que el turismo es la principal fuente de ingresos. “El 75% de los canarios rechazan las prospecciones petróliferas de Repsol”

Por esta razón, es mentira cuando se nos dice que no hay peligro porque “las plataformas de sondeos y explotación de hidrocarburos fósiles están muy alejadas de la costa’’.

Nos mienten cuando nos dicen que es una fuente de interés social la existencia de estos recursos energéticos, cuando las islas Canarias disponen de un sinfín de recursos renovables; como la energía solar, la eólica o la energía geotérmica. Un ejemplo claro de la dependencia energética a la que nos tienen sometidos es que el Cabildo de la isla de Lanzarote rechazó un proyecto de instalación de una mini-central geotérmica en el parque nacional de Timanfaya, que supondría cubrir aproximadamente el 25% de la demanda energética de la isla, porque lo veía “Insostenible y costoso’’.

Nos mienten cuando nos dicen que no hay riesgo para la fauna y la flora canaria. Un varamiento en la costa de Fuerteventura con ausencia de lesiones externas, indicaría que los efectos del ruido de los barcos y plataformas petrolíferas pueden provocar desorientación en los cetáceos que acaben muriendo y varados en las playas canarias.

Desde la universidad de Las Palmas de Gran Canaria y la Universidad de La Laguna se han hecho mesas redondas con científicos y profesionales denunciando la situación, y ninguna de éstas ha salido en los medios. ¿Casualidad? No. No interesa que el pueblo canario tome conciencia de los riesgos y del potencial energético de las energías renovables, y de los importantes daños a los que está expuesta la biodiversidad del archipiélago.

Lo que interesa es subyugar a los canarios ante los intereses de una multinacional como Repsol, de los grandes monopolios, por un gobierno al que no le importa el hundimiento de la economía canaria con los severos daños que puede ocasionar en el turismo, y que mira a otro lado antes las numerosas manifestaciones convocadas por los principales grupos ecologistas, como BEN MAGEC, que han movilizado a todos los sectores sociales. Los canarios exigimos un referéndum dónde se nos consulte si queremos las prospecciones petrolíferas en nuestras costas y que podamos decidir sin que nos ignoren y nos pongan en un segundo plano.

Deja una respuesta