Recortes dolorosos

“En un contexto de desempleo masivo y rigor presupuestario generalizado, el recorte que sufra el personal sanitario catalán deberí­a poder ser asumible, pero esta nueva medida se yuxtapone a otras que están deteriorando la calidad del sistema de manera alarmante. Es difí­cil de aceptar que 10 meses después de tomar posesión, el Gobierno de Artur Mas siga esgrimiendo el derroche del tripartito para justificar una polí­tica de austeridad mal enfocada y errática”

Con el recorte de la aga extra de diciembre, el presupuesto sanitario catalán se ahorrará apenas un 0,5%, un porcentaje nimio que soliviantará a los trabajadores sobre los que recae la atención sanitaria, ya suficientemente tensionada con el cierre de servicios. Seguro que hay en Cataluña otras partidas de gasto que pueden reducirse sin erosionar una piedra angular del Estado de bienestar y la cohesión social. La principal consecuencia del deterioro de la protección social es la exclusión de los más vulnerables. (EL PAÍS) EL ECONOMISTA.- El euro "está prácticamente muerto" y Europa se enfrenta a un terremoto financiero por el default de Grecia, según ha dicho hoy Attila Szalay-Berzeviczy, global head of securities services en el banco italiano UniCredit y ex-presidente de la Bolsa de Budapest. La troika regresa mañana a Atenas y el Eurogrupo convoca una nueva reunión. Según él, el default del país heleno provocará un terremoto inmediato de "magnitud 10" (esa escala nunca ha sido registrada, el último de Japón fue de magnitud 9). LA REPÚBLICA.- Cuidado con los recortes que afectan a las familias y a los ciudadanos de a pie, por parte de los ciudadanos que van a caballo o en coche oficial, porque esas no son maneras y mucho antes hay que eliminar lo superfluo y en este caso lo extra nacionalista en primer lugar antes de tocar lo que es más sagrado que es el derecho al trabajo, a un sueldo justo y digno, y a la estabilidad del entorno personal o familiar. Y menos aún en un sector socialmente tan delicado y esencial para todos como es el de la medicina. Editorial. El País Recortes dolorosos Es seguro que los recortes que impone esta larga crisis económica tengan que afectar a la práctica totalidad de las partidas presupuestarias públicas, pero hay servicios esenciales -como la atención sanitaria y la educación- que debieran si no quedar al margen, al menos ser abordados con una visión diferente. La Generalitat de Cataluña, que cerró este verano el 25% de las camas hospitalarias y 40 ambulatorios, planea reducir a la mitad la paga de Navidad a los 40.000 médicos, enfermeros y demás personal sanitario del Instituto Catalán de Salud (ICS) y quiere demorar la remuneración de las guardias y horas extraordinarias. El argumento es que hay que cumplir el presupuesto de 2011 y que para ello debe ahorrar 46 millones de euros de aquí a final de año evitando así el despido de interinos. En un contexto de desempleo masivo y rigor presupuestario generalizado, el recorte que sufra el personal sanitario catalán debería poder ser asumible, pero esta nueva medida se yuxtapone a otras que están deteriorando la calidad del sistema de manera alarmante. Es difícil de aceptar que 10 meses después de tomar posesión, el Gobierno de Artur Mas siga esgrimiendo el derroche del tripartito para justificar una política de austeridad mal enfocada y errática, en la que primero elimina el impuesto de sucesiones y luego anuncia que Cataluña no pondría trabas a una tasa para grandes fortunas, en caso de que obtuviese luz verde del Congreso de los Diputados, sin más precisiones, pero evitando así el precio político de introducir un nuevo impuesto para elevar los ingresos. La coda final de que un concierto económico como el vasco sortearía las dificultades financieras de Cataluña, además de ser un argumento irreal, denota su aspiración a no asumir sus responsabilidades y meramente a alimentar su argumentario. Con el recorte de la paga extra de diciembre, el presupuesto sanitario catalán se ahorrará apenas un 0,5%, un porcentaje nimio que soliviantará a los trabajadores sobre los que recae la atención sanitaria, ya suficientemente tensionada con el cierre de servicios. Seguro que hay en Cataluña otras partidas de gasto que pueden reducirse sin erosionar una piedra angular del Estado de bienestar y la cohesión social. La principal consecuencia del deterioro de la protección social es la exclusión de los más vulnerables. A nadie le resulta fácil cuadrar presupuestos en este difícil contexto económico, pero es inadmisible que un Gobierno autónomo sucumba a la fácil tentación de contener el déficit reduciendo prestaciones sociales en vez de analizar otras opciones de ahorro, como la de aumentar la eficiencia del sistema. Que los hospitales públicos sigan infrautilizando sus costosas instalaciones por las tardes sí que es inasumible, pero para introducir medidas de racionalidad como esta los políticos tienen que trabajar un poco más y los poderosos sindicatos que controlan el sector ser más flexibles. EL PAÍS. 28-9-2011 Eurocrisis. El Economista El euro "está prácticamente muerto" El euro "está prácticamente muerto" y Europa se enfrenta a un terremoto financiero por el default de Grecia, según ha dicho hoy Attila Szalay-Berzeviczy, global head of securities services en el banco italiano UniCredit y ex-presidente de la Bolsa de Budapest. La troika regresa mañana a Atenas y el Eurogrupo convoca una nueva reunión. Sus reflexiones, plasmadas en el portal húngaro Index.hu y recogidas por Bloomberg, siguen la línea del famoso Alessio Rastani, aunque esta vez vienen de alguien mucho más importante en el mundo de la inversión e importante figura en la política nacional húngara: llegó a sonar como posible primer ministro de Hungría en 2000. "El euro está más allá del rescate", explicó Szalay-Berzeviczy, antes de añadir que "la única cuestión pendiente es cuantos días más podrá la acción de la retaguardia de los gobiernos europeos y el BCE mantener el espíritu de Grecia". Según él, el default del país heleno provocará un terremoto inmediato de "magnitud 10" (esa escala nunca ha sido registrada, el último de Japón fue de magnitud 9). Szalay-Berzeviczy cree que los tenedores de bonos griegos tendrán que provisionar toda su inversión, Grecia dejará pagar salarios y pensiones y los cajeros automáticos en el país se vaciarán "en minutos". Además, cree que el impacto de un impago griego se extenderá rápidamente por todo el continente, provocando posiblemente una fuga de depósitos en los "bancos más débiles de los países más débiles". "El pánico escalará de esta forma y podría barrer Europa de forma auto-cumplida, provocando la ruptura de la Eurozona", expresó el ejecutivo. Desde el banco italiano no han querido hacer declaraciones a la agencia estadounidense sobre el tema y se han excusado diciendo que Szalay-Berzeviczy acaba de llegar a Hungría de un viaje al extranjero y no se podrá contactar con él hasta más tarde. EL ECONOMISTA. 28-9-2011 Opinión. La República de las Ideas Una proposición indecente Pablo Sebastián El presidente del Gobierno catalán, Artur Mas, tan poco amigo como parece de la libertad, al igual que muchos de sus compañeros nacionalistas, está entrando en el camino de la improvisación porque tantas veces deambuló y dio marcha atrás su aliado en lo del estatuto catalán, José Luis Rodríguez Zapatero, con el que Mas participó en aquel cepillado del estatuto de Maragall que luego culminó el Tribunal Constitucional con un pelado a fondo a propósito de la nación. Pues bien al “President” se le ha ocurrido la idea de proponer que los médicos y enfermeros catalanes renuncien a media paga de Navidad y se ha quedado tan ancho. Como cuando propone recortes a las residencias de la tercera edad, mientras esboza un impuesto progresivo a las grandes fortunas que está por concretar. Un proposición políticamente indecente por parte de un gobierno y de una clase política que no ha renunciado previamente a sus propias pagas de Navidad, y que sigue montada en el derroche de la propaganda nacionalista y en toda clase de festejos, gastos suntuosos y no digamos los relativos a las “embajadas catalanas” en el mundo, o a la promoción de la lengua y la persecución del castellano a pesar de que aseguran que no hay problemas lingüísticos en Cataluña. Entonces, ¿a qué viene lo de gastar más de 160 millones de euros en este capítulo, donde acaban de incrementar el gasto en traducir películas de Hollywood? Cuidado con los recortes que afectan a las familias y a los ciudadanos de a pie, por parte de los ciudadanos que van a caballo o en coche oficial, porque esas no son maneras y mucho antes hay que eliminar lo superfluo y en este caso lo extra nacionalista en primer lugar antes de tocar lo que es más sagrado que es el derecho al trabajo, a un sueldo justo y digno, y a la estabilidad del entorno personal o familiar. Y menos aún en un sector socialmente tan delicado y esencial para todos como es el de la medicina. Muchas ganas tenía Mas de llegar a la presidencia de la Generalitat y ahora resulta que está desconcertado y que no sabe de dónde quitar, ni le salen las cuentas y además, como si quisiera engañar a no se sabe quién anuncia cual será el déficit catalán en 2018, a ver si les entran en caja unos millones por la vía de los nuevos bonos patrióticos, como si los inversores supieran algo de patrias o banderas. Los inversores van a las cuentas de resultados de hoy y no de las que se anuncian para dentro de siete años. Y no vale decir que el gobierno de Montilla les ha dejado una mala y oculta herencia porque la obligación del primer partido de la oposición es controlar y seguir al día la contabilidad de cada gobierno como debió de haber hecho CiU años atrás. Y que no lloren ni se lamenten con el cuento de la balanza fiscal, porque también existe la balanza comercial con el resto de España que les es muy favorable y que incluye el IVA capturado en Comunidades que no son la suya, lo que no es justo de ninguna de las maneras. O sea que mucho ojo con las improvisaciones y los victimismo patrióticos no vaya a ser que todo eso se revuelva contra ellos mismos como un boomerang. Porque no se puede pedir mucha más soberanía y a la vez defender una economía global que ha de empezar por la española que es la que alimenta a todas las grandes empresas y entidades financieras catalanas como muy bien lo saben ellos o deberían saberlo, y como muy pronto –si siguen por ese camino- alguien se lo va a recordar. LA REPÚBLICA. 28-9-2011

Deja una respuesta