La nueva cultura polí­tica

¿Qué se cuenta por ahí­ abajo?

El 15 de Agosto el Movimiento 15-M editó un ví­deo de apoyo y solidaridad con el movimiento de rebelión social israelí­: “Sed fuertes. No estáis solos”. De punta a punta del planeta la indignación se extiende y crece la organización.

Aún de diferentes maneras, de acuerdo a la realidad ropia de cada país, la vida hierve en las calles y una nueva cultura política crece. Según sus diferentes condiciones sociales e históricas, su capacidad de organización, sus posibilidades de comunicación y vertebración, incluso fuera de sus fronteras, la indignación ha tomado diferentes formas. Pero además de un mismo enemigo, hay otra cosa que une a Madrid con Tel Aviv, Londres, Atenas o Santiago… que lo que no se ve, no existe, y solo se ve lo que los principales medios quieren. Todos somos el 15-M En torno a 300 mil personas salieron a la calle en Tel Aviv, la mayor manifestación de la historia de Israel. Es como si 10 millones de personas en los Estados Unidos, o 2 millones en Gran Bretaña se hubieran manifestado en cuestión de horas. Parejas de jubilados, familias, tanto judíos Ashkenazi como Mizrahi… una manifestación interclasista, interracial e interconfesional, encabezada por el lema "el gobierno ha abandonado al pueblo". Las manifestaciones se extendieron por todo el país, en Beer Sheva, Haifa o en los llamados barrios de desarrollo, como Kiriat Shmona, Ashkelon, y Dimona. Al igual que en el 15-M, los activistas y manifestantes plantaron campamentos en distintos puntos, recibiendo de forma inmediata el respaldo de activistas palestinos en Taibeh, y jóvenes drusos en YarkaYarka y Julis, aldeas de la Galilea occidental. Por su parte el movimiento social israelí ha acogido inmediatamente las reivindicaciones palestinas, el reconocimiento estatal de los pueblos no reconocidos en todo el país, especialmente de las comunidades de beduinos en el Negev, y la aprobación de los planes maestros para ampliar la jurisdicción de las autoridades locales y permitir la construcción. Este reconocimiento mutuo no tiene precedentes en la historia de los movimientos sociales en Israel. La determinación es tal que el movimiento se ha apresurado a denunciar las posiciones racistas y fascistas que se les “han pegado”, desmarcándose de cualquier declaración o acción que provoque la división. Son ya cinco semanas de movilizaciones que estallaron el 14 de julio. Una joven israelí llamada Daphne Leef levantó una tienda en el bulevar Rothschild de Tel Aviv para protestar contra el precio de la vivienda en Israel. Acababa de perder su casa y era incapaz de encontrar otra que pudiera pagar. Rápidamente la noticia se extendió a través de las redes sociales y en pocos días se unieron miles de israelíes en campamentos de protesta por todo el país. El 30 de julio, 150 mil personas salieron a las calles de Israel exigiendo “justicia social”, y denunciando que “durante este período, la mayoría del crecimiento económico del país lo ha acumulado a una parte cada vez menor de la población, cayendo de lleno en las manos de una élite oligárquica extremadamente rica”. El 6 de agosto, Israel experimentó la mayor protesta de su historia: 300.000 personas tomaron las calles. Según todas las encuestas el 87 por ciento de la sociedad apoya las protestas. Tal y como se ha dado en España, esto no surge de la nada, de hecho, se articula rápidamente uniendo a la mayoría de la población, sobre la base de responder a las reivindicaciones de todos los sectores sociales afectados por los recortes. Días antes los padres se manifestaron en Tel Aviv, Ariel, Herzliya y otras ciudades para protestar por el alto costo del mantenimiento de sus hijos, mientras que las organizaciones estudiantiles de la escuela secundaria y la universidad realizaban una manifestación frente a la residencia del Ministro de Educación. Otros manifestantes en diferentes puntos del país instalaron tiendas para protestar contra la nueva ley de vivienda. Paralelamente se viene dando desde hace cinco meses una huelga de médicos residentes por los bajos salarios y las largas jornadas de trabajo. A ésta huelga se ha unido un aluvión de cartas, dirigidas al gobierno, de médicos de prestigio de todo el país amenazando con dimitir si no son atendidas sus demandas. No estaba muerto… En Santiago de Chile, más de 100 mil estudiantes, profesores, padres y activistas simpatizantes salieron a las calles por quinta vez en sólo dos meses para exigir reformas en el sistema educativo del país y la Constitución. Decenas de colegios han sido ocupados con amenazas de iniciar huelgas de hambre. Desde hace décadas el movimiento estudiantil, aunque nunca como en la década de los 60, o como ahora, ha sido el encargado de encabezar las protestas sociales. En las últimas semanas la iniciativa y las formas del 15-M español se han extendido, y los estudiantes chilenos protestan de maneras nuevas e innovadoras pero escenificando el gesto de “desempolvar” las mejores tradiciones. Hay que tener en cuenta que la Dictadura de Pinochet, provocada y dirigida desde Washington, fue el laboratorio para todas las dictaduras del Como Sur y las políticas sociales y económicas en toda América Latina. Para ello el régimen literalmente se encargó de “descabezar” al movimiento obrero y revolucionario, eliminando físicamente a la mayoría de sus dirigentes y a parte de sus familias. Esto provocó una larga orfandad que ha dificultado trágicamente la respuesta a las posteriores traiciones de la socialdemocracia de Michellette. Aunque las movilizaciones estudiantiles se han dado contra los recortes en la universidad y en secundaria, los estudiantes han propuesto la re-estatización completa de la educación y la re-nacionalización de las riquezas básicas para financiar la educación chilena, asumiendo exigencias fundamentales para el país. Los medios de comunicación se han encargado de extender el clima de opinión lanzado por el ministro de educación: “los estudiantes se han sobreideologizado”. Sin embargo el movimiento radicaliza cada vez más su denuncia de la falta de soberanía. Al igual que en España, y en Israel de otra manera, cada vez cobran más fuerza las consignas que ponen en evidencia el papel de EEUU y su proyecto de saqueo. Otro elemento común a todos estos movimientos es el del aumento de conciencia respecto a la envergadura de la lucha. Una de las frases, acuñada por el 15-M, que más famosas se han hecho y que se ha convertido en bandera internacional es la de “No es una crisis, es el sistema”. Las políticas reformistas del reparto de las “migajas” caen cada vez más en el descrédito. Para todos “el capitalismo no está en crisis, el capitalismo es la crisis” en la que unos pocos nos saquean a la mayoría. Cada vez cobra más fuerza dentro de todos estos movimientos la idea de que la recuperación del crecimiento, con todo lo que se lleve por delante esa recuperación, nada tiene que ver con el problema estructural al que nos enfrentamos. Si es, que sea con orden… Los hechos se desencadenaron en Londres el sábado 5 de agosto por la noche. Cientos de manifestantes se concentraron para exigir explicaciones y una investigación por la muerte de Mark Duggan, de 29 años, quién abatido a tiros por la policía el jueves 4 de agosto.La versión policial asegura que Duggan estaba armado y que murió durante un tiroteo, desencadenado después de que una bala alcanzara la radio de uno de los agentes. Sin embargo, según un testigo, Duggan fue tiroteado tras ser reducido en el suelo por la policía. Posteriormente The Guardian desveló que el análisis de balística del proyectil que alcanzó la radio de la policía, procedía de un arma policial.No obstante, el detonante fue el hecho de que agentes de la policía golpearan a una joven de 17 años que fue acorralada por los antidisturbios.Los disturbios se repitieron en el área de Tottenham, en Oxford Circus, y en Brixton, al sur de Londres. Tottenham y Brixton son dos de las zonas de Londres con mayores tasas de desempleo. Al día siguiente se extendieron a Manchester, Birminghan y Salford, en el interior del país.Pese al aluvión de repudias con el tratamiento de “turba de delincuentes”, lo cierto es que la organización se dio a través de las redes sociales de Internet y mensajes de texto por celular, y que posteriormente han comenzado a multiplicarse las concentraciones de apoyo y las declaraciones de activistas sociales que ponen de manifiesto la existencia de una movilización que no ha podido expresarse de otra manera. La versión oficial es que existe una rebelión “pacifica” de jóvenes “indignados” de clase media, y una rebelión “violenta” de jóvenes provenientes de los estratos depauperados del proletariado inmigrante.Los grandes medios de comunicación emitieron a bombo y platillo todas las imágenes de los actos violentos, silenciando las movilizaciones sociales que se daban entremezcladas con la participación pacífica de multitud de ciudadanos. La propia formación social inglesa y la capacidad de la clase dominante británica de sostener aún algunos de los “mínimos” de la pequeña burguesía, algo que es ya incapaz de hacer, por ejemplo, la oligarquía española, ha permitido presentar a los “indignados” frente a los “violentos”, una clase media “democrática y civilizada” frente a una turba de marginales violentos.Es cuestión de tiempo, y de audacia del movimiento, salvar esta división entorno al “orden y concierto” de la rebelión. Camino a BruselasMientras, el Movimiento del 15-M se desarrolla creadoramente, acumulando apoyos en la sociedad. La Marcha Popular Indignada que nació tras la llegada de miles de “marchantes” a Madrid desde diferentes puntos de la geografía española, se dirige a Bruselas. En los últimos días ha cruzado ya los Pirineos, y agrupa a más de un centenar de personas, incluyendo marchantes de Italia, Grecia, Alemania, Francia, Rusia, EE.UU., Cuba, Colombia, México, Túnez, Polonia e Inglaterra. Hombres y mujeres de todas las edades. Después de veintitrés días de gira por pueblos y ciudades en el norte de España, el miércoles 17 de agosto, partiendo desde Irún, la Marcha cruzó la frontera. La próxima parada será la que les reúna con marchantes franceses en Baiona, donde se prepara una gran bienvenida. El 17 de septiembre han de llegar a París. Otra marcha paralela, formada por una treintena de personas que salieron desde Barcelona, han atravesado Badalona, Mataró, Canet de Mar, Blanes, Caldas de Malavella y Girona. Tal y como se viene haciendo, organizan asambleas en cada pueblo por el que pasan. La fecha prevista de llegada a Bruselas el 8 de Octubre, donde se encontrarán marchas provenientes de toda Europa, que celebrarán un gran encuentro el 15 de Octubre. Son 1.500 km los que separan Madrid y Bruselas. Cuanto peor mejor www.takethesquare.com ¿Sería usted capaz de detectar un agente provocador?: * Estos agentes a menudo carecen de relaciones sociales, de antecedentes o referencias. Nadie en sus círculos o grupos relacionados los conocen. * Actúan en los debates manteniendo durante largo tiempo los debates de forma estéril y buscando las acciones improductivas. Van a pasar mucho tiempo debatiendo temas y evitando que la gente pueda hacer cosas productivas. Lanzan ideas sobre cómo es la gente, y no sobre nuestros problemas. * Tienden a crear desorden en los grupos y entre los miembros del grupo. Dejan el caos a su paso. * Tienden a centrarse en las personas del grupo que no están satisfechos. Una vez que crecen las relaciones con estas personas, crecen los márgenes de insatisfacción. * Algunos agentes han sido los ex-presos que hacen este trabajo como parte de un acuerdo. Estas personas tienden a pasar de una organización a otra en un tiempo relativamente corto. * No se les conoce ninguna fuente de ingresos. Puede ser que tengan un trabajo que no coincide con sus gastos, o que intenten justificar que su dinero proviene de ahorro previo. * Tienden a ofrecer regalos a las figuras claves en un primer momento. Esto les ayuda a construir la confianza con el grupo. * Cuando se les denuncia, se ponen a la defensiva y empiezan a hacer sus propias acusaciones. * Tienen pasión, pero solo verbal, porque realmente no les importa. Por supuesto, la gente buena pero inmadura hacer alguna de estas cosas. La protección de agentes provocadores debe aumentar a medida que el grupo madure. Si cualquier grupo tiene una buena relación basada en la confianza, no será presa fácil de los provocadores baratos. Una nueva cultura política www.takethesquare.com […] Hemos conseguido finalmente liberar SOL […] ¿Cómo lo hemos hecho? Haciendo efectivos los valores del 15M que nos han definido-acompañado desde el 15 de mayo:Inteligencia Colectiva: El poder nos propuso un enfrentamiento directo en torno a SOL… pero nosotros decidimos que si ellos ocupaban la plaza, nosotros convertiríamos Madrid entero en SOL. De ese modo circulamos por todo Madrid de forma masiva (y esto en agosto), y con un gran apoyo de la sociedad.Horizontalidad: Frente a cada eventualidad, en lugar de tomar decisiones precipitadas por parte de unos pocos, nos hemos ido reuniendo en asambleas para tomar decisiones, lo más colectivas y compartidas posibles. De esta manera Gran Vía fue SOL, Plaza Mayor fue SOL, Callao fue SOL, la Plaza de Jacinto Benavente fue SOL.Inclusividad: La fuerza de este movimiento es ser muchos y distintos. Una vez más lo hemos vuelto a comprobar estos días. Nuestra pluralidad desborda todas las etiquetas que nos ponen. Los espacios que nos dan fuerza, que nos alegran y potencian, son los que permiten a cada cual sentirlos como propios.No Violencia: El poder quiere etiquetarnos desde el principio como un movimiento violento. Es su forma de neutralizarnos, de reducir nuestra pluralidad. De arrebatarnos nuestra legitimidad y el apoyo social. La no-violencia permite expresarnos de muchos modos en la calle: circular y detenernos, conversar con la policía o gritarles “vergüenza”, manifestar rabia pero también alegría, hacer fuerza de nuestra fragilidad, romper con lo previsible, lo que esperan de nosotros. La no-violencia permite expresarnos a muchos y distintos: hombre y mujeres, jóvenes y mayores, con papeles y sin papeles, valientes y cobardes.

Deja una respuesta