María Justicia López, responsable de At. Primaria de AMYTS

“Que los médicos se queden en España, mejorando sus condiciones”

Defender la Sanidad Pública, a sus profesionales y la calidad asistencial de los ciudadanos. Esto es lo que exige la huelga de médicos de familia y pediatras en la Comunidad de Madrid. Entrevistamos a María Justicia López, responsable de Atención Primaria de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (AMYTS)

Las principales movilizaciones en contra del grave deterioro de la sanidad pública no se están desarrollando en Madrid sino que se están extendiendo al resto de España -desde Cantabria hasta Andalucía pasando por Asturias, Aragón, Cataluña, Extremadura, Navarra, País Vasco y Valencia- porque el problema es nacional.

Cada vez son más los profesionales, como María Justicia López, que consideran necesario un pacto de Estado por la sanidad pública, universal y gratuita -que dé estabilidad al sistema y obligue a todos los titulares de todas las administraciones responsables a dotar de los recursos suficientes -primeramente, a la atención primaria que lleva años agonizando- para reconstruir el Sistema Nacional de Salud -hoy día en crisis- como uno de los pilares fundamentales para garantizar la justicia social en España.

Una crisis que se agudiza con el inicio del invierno en el que nuestro sistema sanitario enfrenta -ya con la falta habitual de los necesarios profesionales y recursos- tres oleadas simultáneas -covid, gripe y virus respiratorio sincitial (VRS) que causa bronquiolitis en niños- con sobrecarga para la atención primaria, las urgencias hospitalarias y la atención especializada. Se está generando un agravamiento de las carencias a todos los niveles de nuestra sanidad, lo que hace cada vez más urgente acabar con todo tipo de recortes mediante un pacto de Estado que defienda nuestro vital sistema de salud.

Entrevistamos a María Justicia López, responsable de Atención Primaria de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (AMYTS)

.

¿Cuáles son las causas principales para las masivas manifestaciones y luchas en defensa de la sanidad pública?

La sanidad pública es nuestro baluarte, nuestra joya, por haberse construido durante años como un sistema de elevada calidad, con unos profesionales muy bien cualificados que lo integran. Pero la falta sostenida de inversión desde hace años y la mala gestión política están haciendo que se deteriore seriamente.

Y sucede en especial con la Atención Primaria. Y si tienes un enfermo grave y no le pones un tratamiento adecuado, ¿qué ocurre? Acaba muriendo. Pues este es el caso en Madrid. Y esta es la situación de la Atención Primaria de Madrid: nos están dejando morir. Este es el motivo principal de las movilizaciones actuales en Madrid.

En resumen, la falta de inversión, la mala gestión, y el deterioro consiguiente, con listas de espera importantes y sobrecarga de trabajo de los profesionales, especialmente los médicos, está desmontando nuestro baluarte, lo que era nuestro excelente sistema sanitario público. Esto ha dado lugar a que los médicos, y otros profesionales, se estén marchando a otros países, donde las condiciones laborales son mucho mejores y las retribuciones también.

¿Estos problemas se extienden, en mayor o menor grado, al resto de la sanidad pública española?

Sí. La gravedad de los problemas afecta a todos los niveles sanitarios y está sucediendo en todas las autonomías, pero sin duda el sector más deteriorado es la Atención Primaria por el desprecio, abandono y falta de inversión que lleva sufriendo desde hace más de 15 años. Estamos asistiendo al desmantelamiento de la Atención Primaria. Nuestros representantes infravaloran este nivel asistencial cuando ha demostrado suficientemente que permite una reducción de la morbimortalidad y que resuelve el 90 por ciento de las necesidades sanitarias de los ciudadanos.

La sanidad pública es nuestro baluarte, nuestra joya

¿La situación es más grave en Atención Primaria?

Maria Justicia López en La Sexta Noche

Sí. La situación en Atención Primaria es de pronóstico infausto y a corto plazo, si no se implantan con urgencia potentes medidas retributivas y organizativas a corto, medio y largo plazo. El problema, como hemos valorado anteriormente es a nivel nacional. Ciertamente en Madrid -que es la comunidad que menos invierte en Atención Primaria- estamos al borde de la muerte, y además la atención pediátrica en los centros de salud está prácticamente en extinción.

En dos años, la Comunidad Autónoma de Madrid ha perdido 200 pediatras en Atención Primaria y en Medicina de familia. Contamos con un déficit actual de unos 1.200 médicos -casi un 20% de la plantilla actual- lo que conlleva la existencia de consultas con un número ilimitado de pacientes, con repartos diarios de citas entre los médicos existentes en ese momento -dado el déficit permanente de profesionales-, con una situación en la que más de un millón de madrileños no tienen asignado un médico fijo. Y todo esto también se manifiesta en los profesionales que sufren una afectación emocional, psíquica y psicológica -especialmente los médicos- después de tantos años de sobreesfuerzo y maltrato laboral.

Habiéndose deteriorado, en estos años, el sistema de sanidad pública, ¿qué diferencias existen entre la Atención Primaria, las Urgencias y la atención hospitalaria especializada para atender las necesidades sanitarias de la población?

Todo el sistema sanitario esta interrelacionado, si cae uno de los sectores, caemos todos. Pero dicho esto, se debe reconocer que la Atención Primaria es la base y el eje vertebrador de todo el sistema, porque atiende al paciente de forma integral y longitudinal, incluyendo situaciones de urgencias, por ello salva vidas, estabiliza a pacientes graves, y es la puerta de entrada a la atención hospitalaria.

El hospital es el nivel de atención para situaciones más complejas tanto en pruebas diagnósticas como en intervenciones. Por ello todos los niveles sanitarios tienen alto valor y son muy necesarios.

La Atención Primaria es la base y el eje vertebrador de todo el sistema

Hay una demanda generalizada de mayor inversión en personal y medios, ¿qué prioridades y en qué proporción debería realizarse ese imprescindible aumento de la inversión para la mejora del sistema de salud público?

En los momentos actuales, debería invertirse como mayor prioridad en Atención Primaria ya que sufre la situación más precaria y la que ha estado más abandonada. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se debería invertir el 25% de todo el presupuesto y el gasto sanitario en Atención Primaria. Sin embargo, la media de los presupuestos dedicados a tal fin en las comunidades autónomas en España es del 14%, y en el caso de la Comunidad Autónoma de Madrid la inversión se reduce al 11%, situándose en la cola de España.

Según ese criterio de la OMS, el 75% restante del presupuesto sería para urgencias y atención especializada hospitalarias, pero como se ve por los datos en España no es así. Aquí, en nuestro país, todas las comunidades autónomas son hospitalocentristas, es decir, destinan mucho más del 75% del presupuesto a la inversión en el sistema hospitalario en perjuicio de la Atención Primaria.

Existe una amplia exigencia de un pacto de Estado por una sanidad pública, universal y gratuita en España, ¿qué medidas fundamentales debería incluir?

Por supuesto que es imprescindible un pacto de Estado para garantizar nuestro baluarte, nuestra joya. Sin duda, la primera medida fundamental sería reforzar y remontar la actual situación de la Atención Primaria. Para ello sería prioritario -si queremos invertir en salud- obligar a las comunidades autónomas a financiar con más recursos materiales y humanos los centros de salud. Sería necesario ofrecer, en especial a los médicos de familia y pediatras, condiciones laborales y económicas atractivas para que no emigren a Europa.

Y a todos los profesionales del sistema sanitario. Porque, por ejemplo, en los 10 últimos años se han ido de nuestro país 8.000 médicos mientras que en los próximos 5-7 años se van a jubilar un 30% de los médicos que ahora están trabajando. Por tanto, no tenemos recambio generacional. La medida fundamental es que los médicos se queden en España, mejorando sus condiciones económicas y laborales.

One thought on ““Que los médicos se queden en España, mejorando sus condiciones””

  • Carlos vende software barato (pero sin explotar a nadie,ojo) dice:

    Muy,muy buena entrevista a María. Tan sólo quería apuntarte María, que lo que os pasa en la sanidad es vírico a todo el sistema productivo. Como decía Unamuno de España «que inventen otros». En éste país tenemos de lo mejorcito, como Ramón y Cajal, pero no hay dinero. En mi ramo, el software,los ingenieros se van a trabajar a Alemania o los EEUU. Qué cuál sería la solución? Pues lo que repite Recortes Cero hasta la saciedad, que se imponga un impuesto,como hizo Eisenhower,a la banca y los monopolios y se reinvierta en crear industria o en tu caso María, la sanidad

Deja una respuesta