Zapatero rescata con nuestro dinero a eléctricas y grandes constructoras

Otro plan de rescate… a nuestra costa

El plan de “medidas anticrisis” de Zapatero -bautizado como “el pacto de Zurbano”- esconde un auténtico “plan de rescate” que pagaremos todos… y del que se beneficiarán los monopolios eléctricos y las grandes constructoras. Primero comprometiendo 20.000 millones del erario público para pagar el “déficit tarifario”, una auténtica estafa perpetrada por las eléctricas. Y luego anunciando un “plan de infraestructuras” valorado en 17.000 millones, que supone beneficios asegurados para los gigantes del ladrillo. Son 40.000 millones -más de lo que se reparte en ayudas para los 4,5 millones de parados- regalados a constructoras y eléctricas. Y financiados con una emisión de deuda pública que tardará 30 años en pagarse.

SEOPAN -la gran atronal de la construcción, que agrupa a ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr y OHL- ha aplaudido rabiosamente el nuevo plan de infraestructuras del gobierno.Y no les faltan razones. El ministerio de Fomento adelantará una inversión de 17.000 millones de euros para infraestructuras ferroviarias y carreteras, a construir entre 2010 y 2011. Las compañías concesionarias deberán adelantar el 20% de la inversión inicial. Pero la hacienda pública avalará los créditos que contraten las constructoras, eliminando el riesgo tanto para los magnates del ladrillo como para los bancos.Una vez construidas, las constructoras cobrarán un canon que pagarán todos los usuarios a partir de 2014, año en el que el monto total se repercutirán en las cuentas públicas. A partir de entonces, el ministerio de Fomento dedicará el 8% de su presupuesto -unos 1.100 millones- durante 30 años, a pagar a las grandes constructoras por las autopistas y vías férreas levantadas, garantizando así sus beneficios.Al “regalo” a las grandes constructoras se une el “rescate” a las eléctricas, otro auténtico atraco a nuestros bolsillos.Gracias a su dominio monopolista, las grandes eléctricas han “establecido” unos precios de coste muy superiores a los reales, aduciendo pérdidas que no existen que el gobierno se ha comprometido a sufragar.Gracias a esta auténtica estafa, los monopolios eléctricos van a ingresar 10.000 millones de euros, que se financiarán con una emisión de deuda avalada por el Estado.Zapatero se ha comprometido, además a “hacer frente a los déficits tarifarios que se puedan producir hasta 2012”, cifrados en otros 9.500 millones.En total, 20.000 millones de euros entregados a las eléctricas de nuestros bolsillos.El negocio es redondo. Los grandes monopolios se benefician de las multimillonarias ayudas del Estado, que se niegan para las pymes. El gobierno emite deuda pública para sufragar estas subvenciones, que son colocadas por la gran banca, obteniendo por ello sustanciosos beneficios.Y al final de esta cadena trófica de tiburones, estamos nosotros. Porque todos estos “rescates” no pueden salir de otro sitio que de nuestras horas de trabajo.Para recortar el déficit es necesario rebajar los salarios y las pensiones o dar un tijeretazo a la sanidad. Pero Zapatero se permite regalar 40.000 millones a constructoras y eléctricas.

Deja una respuesta