Damm y los alemanes de Oetker a la caza de Pescanova

OPERACIÓN ACORDEÓN

Los accionistas minoritarios de Pescanova han denunciado la “operación acordeón” que el presidente de Damm, D. Carceller, y su socio mayoritario en la cervecera -el grupo alemán Oetker que tiene el 25% de las acciones- han preparado para hacerse con el control y el 51% de las acciones de Pescanova a precio de saldo.

Damm es ya el socio mayoritario de Pescanova, pero con sólo el 7,8% de las acciones. En septiembre se hicieron con el control del Consejo de Administración de Pescanova, ahora van a por ella. Se trata de lo que los pequeños accionistas han llamado “operación acordeón” porque ellos quedarían atrapados en medio.

“Los accionistas minoritarios lucharán para resistirse al saqueo de sus acciones”Una operación sencilla diseñada para repartirse la empresa entre Damm y sus socio y la banca. Damm-Oetker, juntocon tres fondos de inversión extranjeros (Luxempart, KKR y Ergon), pondrían 250 millones de euros y serían dueños del 51% de las acciones. Los bancos acreedores (Sabadell, Bankia, Novagalicia, Popular, Santander y BBVA) tendrían una quita del 80% de su deuda, condonarían 3.000 millones de euros de los 3.250 de la deuda, a cambio del 49% de las acciones. Previamente las acciones de la empresa pasarían a un valor cero y los accionistas minoritarios quedarían disueltos, atrapados entre Damm y la banca, con sus acciones reducidas a cero.

La “operación acordeón” aún no está cerrada, la banca negocia rebajar la quita, y los accionistas minoritarios lucharán para resistirse al saqueo de sus acciones, pero sus objetivos y los depredadores medios para hacerse con la multinacional pesquera española a precio de saldo están al descubierto.

Deja una respuesta