Premios Goya 2011

Nuestras obligaciones

La gala de este año ha vuelto a poner de manifiesto que dos lí­neas recorren nuestro cine, y que la encabezada por Alex de la Iglesia, el presidente “saliente”, recoge todos aquellos valores que representan lo mejor de nuestro cine. Desde el mismo discurso de Alex de la Iglesia, la denuncia del homenajeado Mario Camus contra ese “cine extranjero” – las majors norteamericanas – que monopoliza el mercado y aplasta nuestro cine, hasta las mismas nominadas, resultado polémico aparte, cristalizan todas las encrucijadas en la que se encuentra el cine español.

Discurso de Alex de la Iglesia “Hace 25 años doce rofesionales de nuestro cine, en medio de una crisis tan grande como la nuestra, caminaron juntos a pesar de sus diferencias. Quiero empezar este discurso felicitando a los fundadores de la Academia. […] Una película no es película hasta que alguien se siente delante de la pantalla y la ve […] Una película no tiene sentido sin el público. No podemos olvidarlo jamás. […] De las decisiones que se tomen ahora depende todo. Nada de lo que valía antes, vale ya. Las reglas del juego han cambiado. Hace 25 años los que se dedicaban al cine no podía imaginar que algo llamado Internet iba a revolucionar el cine y que se vieran nuestras películas ya no iba a depender de llevar al público a las salas. Internet no es el futuro. Internet es el presente. Es la manera de compartir información, entretenimiento y cultura de millones de personas […] ese público que hemos perdido y no va al cine porque está delante de una pantalla de ordenador […] No tenemos miedo a Internet. Es la salvación de nuestro cine. […] Somos nosotros los que tenemos que cambiar […] aportando un nuevo modelo de mercado, que de cabida a todos los implicados […] una nueva manera de entender el cine. […] Tenemos que preocuparnos por nuestros derechos, pero no olvidar nuestras obligaciones. […] Hacemos cine porque los ciudadanos nos permiten hacerlo y les debemos respeto y agradecimiento. […] Si queremos que nos respeten, tenemos que respetar primero.” Armando Bo Guionista de “Biutiful” No es frecuente bajar la mirada a ese nivel: el lumpen-proletariado relacionándose con inmigrantes ilegales en una capital de glamour europeo… Totalmente. Estaría bueno que reconozcan, de alguna manera, lo arriesgado de un proyecto de esta envergadura, estando Javier como estrella principal, y que no es una película “pochoclera” (“pochoclo” es como se le llaman a las palomitas de maíz en Buenos Aires). Una película que habla de una realidad social que está ahí, en todas las grandes ciudades, como decís vos. A pesar de que dicen que es una película negativa, uno sale del cine agradecido de lo linda que es la vida y queriendo ir a ver a su familia. Aunque te deja dolido y te revuelve las entrañas. ¿No hay ahí una apuesta por un cine que desentraña la realidad y te muestra lo incómodo, lo que se oculta o se encierra porque no se quiere ver? Creo que es vital que suceda eso, porque sino el cine va a perder una batalla terrible contra las series de televisión. El cine necesita remover, si es solo para entretener es más fácil quedarse en casa viendo una serie en televisión. Para llevar a la gente a las salas es necesario que pasen cosas. Cuando uno ve una película y termina, si te cuestionas cosas o te hace sentir de tal manera… creo que ese es el poder del cine. Si no ocurre eso se está apoyando que se pierda ese poder que tiene. Un cine que te lleva a mirar lo desagradable, pero que al hacerlo descubres que está lleno de vida y de verdad. Sí, claro. Desde luego no es una película para aburrir. Más allá de tratar un tema social hay una trama que te atrapa. También está hecha para entretener, y es importante. Una película debe mantenerte agarrado de los huevos para que en ningún momento te aburras. Uno debe trabajar para eso. Y te guste o no eso es lo que hace “Biutiful”. Es intensa. Luego está abierta a lo que cada uno quiera opinar, claro. Oscar Aibar Director de “El Gran Vázquez” Una generación “Toda su generación venía entroncada con el gran humor satírico español, Florez, Mihura… es un humor muy arraigado en lo español, la picaresca. Así como el western nació por y para la cultura norteamericana, la picaresca es por y para la cultura española… “se más listo que el que te quiere engañar”. Y la película utiliza mucho esto. Ellos lo hacían sin saberlo. La chapuza establecida “La gente que ha analizado lo que se ha llamado el “Bruguera way of life”, no solo Vázquez, sino los cómics de los 60, finales de los 50, hablan de tres constantes: ridiculización de la autoridad, como el Superintendente de Mortadelo y Filemón; la familia, no como ese rollo modélico, sino como algo desestructurado, caótico y salvaje, como la familia Cebolleta, siempre tirándose los trastos y viviendo como animales; y luego el trabajo, no como salvación, sino como “la chapuza establecida”. Viñetas rebeldes “Lo que él hacía en su vida era por rebeldía. La primera vez que estuvo en la cárcel fue por un tema de cheques con Bruguera, pero, en definitiva, era porque acumulaba muchas deudas. Cuando no le pagaban algo iba a un hotel de lujo y les enviaba la factura, o les enviaba las páginas en blanco… les hacían entregar no se cuantas páginas a la semana y firmar un papel que decía que el personaje que habían creado no era suyo sino del señor Bruguera, que se le había ocurrido a él. Vázquez se rebelaba todos los días como podía, no era un perrito fiel.” Jordi Gasull Guionista de “Lope” Vivir con pasión “La película se centra en el Lope joven que vive con pasión todo lo que hace, con gran intensidad. Y es más, hay quien pregunta a quién ama de las dos. Y es que ama a las dos, y por eso sufre su corazón. Y de hecho cada una es diferente. Lo que él hace, Elena de Osorio es incapaz de hacerlo. Parece una mujer adelantada a su tiempo, pero es la que está más presa de las convenciones. Hace lo que dicta su padre y le pone una barrera al amor, siendo una mujer que le ha puesto los cuernos a su marido, es una empresaria teatral, manipula a su padre y a Lope, pero al final es incapaz de romper con sus comodidades.” Herencia indígena “Los españoles del XVI hicieron barbaridades, pero muchas más barbaridades hicieron los ingleses del XVII o los norteamericanos del XIX, y se han ido de rositas. Si viajas por Iberoamérica y ves el porcentaje de población con herencia indígena, y haces lo mismo en Norteamérica, yo creo que se pueden extraer conclusiones. Cultura dominante La cultura anglosajona es la dominante, y sin quitarle mérito a Shakespeare que es maravilloso y un monstruo de la literatura universal, Lope no le va a la zaga. Es una figura que hay que reivindicar más allá de nuestras fronteras. Y la película ayudar a eso; un autor que se merece más reconocimiento no solo por la extensión de su obra sino por la calidad… y no solo por el teatro sino por sus maravillosos sonetos.

Deja una respuesta