La clase obrera aumenta en todo el mundo y su trabajo es la base de toda la riqueza

No son los robots, son los obreros

Hay un nuevo tema estrella en muchas tertulias para dilucidar cuál es el futuro que nos espera: la robotización. Entendida como una cadena de transformaciones tecnológicas, donde a los robots se une la digitalización o la inteligencia artificial, que según todos los analistas va a traer “un cambio de época”. Nos repiten que se reducirán los empleos, habrán menos trabajadores y vendrán cambios sociales imprevisibles.

No es la primera vez que se anuncia algo similar. Sucedió en los años ochenta con la llegada de “la revolución científico-técnica”, o en los noventa con la irrupción de internet.

No es un debate teórico para entendidos. Tiene enormes consecuencias prácticas.

En cada uno de esos cambios, siempre se anuncia que los tradicionales trabajadores manuales perderán importancia, y especialmente que la vieja clase obrera será barrida por los cambios tecnológicos.

Y en la izquierda siempre aparecen voces que certifican como los enormes cambios en el capitalismo han dejado desfasado el marxismo. Alegando que gracias a la tecnología se ha formado un “capitalismo de casino” donde las ganancias ya no vienen de la explotación del proletariado en la producción, sino de una especulación financiera descontrolada.

¿Los cambios tecnológicos han colocado a la clase obrera en el camino hacia su extinción, o por el contrario se han traducido en un espectacular aumento del número de proletarios en todo el mundo? ¿El marxismo ha quedado obsoleto, o los hechos confirman que, como planteó Marx, la ganancia capitalista solo puede provenir de la plusvalía, de la explotación de la fuerza de trabajo?

Los hechos de la economía mundial

Más riqueza, más proletarios

Ya se ha producido, y lo hemos notado, un enorme cambio tecnológico, producto de la generalización de internet y de todos los dispositivos informáticos. Se han aplicado a la producción con enorme éxito, y han influido en nuestras costumbres y comportamiento.

¿Significa eso que esta nueva tecnificación ha reducido el número de obreros en el mundo, o que gracias a ella el capital ha construido una gigantesca “ingeniería financiera” que crea nueva riqueza de la nada?

No. Lo que ha sucedido es exactamente lo contrario.

En las últimas décadas, las que corresponden a lo que se ha denominado “auge del capitalismo salvaje”, no hemos asistido a una enloquecida especulación financiera cuyo valor es artificial, sino a una multiplicación de la capacidad de la humanidad de producir nueva riqueza.

El PIB mundial, el nuevo valor creado en la producción, ha aumentado en los últimos veinte años un 251%. Pasando de 31,81 billones de dólares en 1997 a 79,86 billones en 2017. No son derivados financieros cuyo valor puede aumentar o desaparecer artificialmente. Es nueva riqueza contante y sonante.

Esta, y no las maquinaciones de Wall Street, es la base de la expansión del capitalismo que se ha llamado “globalización”.

¿Y quién ha producido toda esta riqueza? La clase obrera mundial. Hay más riqueza porque hay más obreros en el mundo. No lo dicen informes de partidos comunistas, sino las estadísticas de los principales organismos mundiales.

Según la OIT (la Organización Internacional del Trabajo), el número de obreros industriales ha pasado, en los últimos 30 años, de 479 millones a 735.

Pero el número real de proletarios en el mundo es mucho mayor. Hay que añadirle los 450 millones de obreros agrícolas que la propia OIT reconoce. Y una cifra, importante pero imposible de determinar con claridad, de obreros “borrados” de las estadísticas, porque pertenecen al 40% de la población activa que se calcula trabaja “en negro”, o porque son algunos de los 168 millones de niños explotados en las fábricas o minas de todo el mundo.

Si lo sumamos todo, según las estimaciones de la OIT, el número de obreros en el mundo sería al menos de 1.200 millones, y supondría al menos el 36,2%, más de un tercio, de toda la población activa mundial.

¿Dónde está la clase obrera que según muchos teóricos está desapareciendo? Porque lo que los hechos dicen es que no para de crecer.

Este es un fenómeno que podemos rastrear en todos los países del mundo.

El incremento del número de obreros es mayor en aquellas zonas que tienen mayor crecimiento económico. La OIT certifica que en las economías emergentes del Tercer Mundo la fuerza de trabajo industrial aumentó un 120%, más que la media mundial. Algo ratificado por el “Informe de desarrollo industrial” de la ONU, que nos desvela un crecimiento espectacular del proletariado en China, de 77 millones en 1980 a 210 millones en la actualidad… Diez veces más. Esta es una de las bases del fulgurante crecimiento chino, que le ha llevado a ser el segundo país del mundo por volumen de PIB.

¿Aunque eso suceda a nivel mundial, en los países más poderosos y avanzados sí se produce una progresiva extinción de la clase obrera, que luego acabará trasladándose al resto?

Esta idea, ampliamente difundida, también es falsa. En EEUU el número de proletarios ha bajado un 18%, pero sigue teniendo 24 millones de obreros industriales, más que la población de la mayoría de países del mundo. Y son, visto por países, los que más valor añadido producen en todo el mundo. No es que el proletariado esté en vías de desaparición en EEUU. Es que se han trasladado los procesos menos tecnificados, pero reservándose aquellos que añaden más valor, base del poder industrial de la superpotencia.

Si cogemos el caso de España, las cifras son contundentes. Nos han vendido que en nuestro país la clase obrera ha quedado reducida a un papel secundario a golpe de desindustrialización. No es verdad. De 1996 a 2008 el PIB español se multiplicó un 257%. ¿Por qué se produjo? ¿Solo por la especulación inmobiliaria? No. Hubo un hipertrofiado desarrollo de la construcción, pero sobre todo el número de obreros en España paso de 4,3 millones a 6,5. Más de dos millones de obreros más, cuyo trabajo fue responsable de que se produjera más riqueza.

Los datos son claros y rotundos. No son “los robots”, los cambios tecnológicos, o la “especulación financiera” los que crean la riqueza, sino el trabajo de la clase obrera, y de toda la sociedad. Y siempre que se produce un aumento de la riqueza es porque se incrementa los brazos de proletarios que trabajan.

28 comentarios sobre “No son los robots, son los obreros”

  • Estoy de acuerdo con el artículo,en parte,ya que si bien es cierto,que según los e-zines de Microsoft,la IA principalmente,va a aumentar la productvidad de los negocios,principalmente con los “obreros del software”,como es mi caso,no se queda sólo ahí.En paises como China,que encabeza el ránking en la IA,se utiliza en los hospitales,o en el Ministerio de Defensa,para simulaciones militares.Incluso se pueden hacer chat-bots inteligentes para charlar.Con IBM Watson os podéis hacer uno incluso los neófitos https://www.ibm.com/watson/ .Se pueden hacer páginas web inteligentes que te avisan si te dejas el frigorífico abierto o incluso para el sector de los videojuegos.Se estima que el año que viene,2020,tooooodo el software del mercado llevará inteligencia artificial y quién sabe,quizá los chinos o uh país socialista,no interesado en la plusvalía,hgan que trabajen sólo los robots en las fábricas y desaparezca la clase obrera dedicada al kung fu y la filosofía(el super-hombre del que habla Marx).https://www.youtube.com/watch?v=M7oBRAG8NBg .A partir del 2020 se abre una nueva etapa para la humanidad

  • Pero incluso eso no importa, porque la conciliación no es posible sin una antítesis. Y dicha clase es la que interesa al comunista. Donde está hoy la clase obrera PROLETARIA? La materialidad fenoménica obrera es hoy la centralidad mundial proletaria, o la clase REVOLUCIONARIA, el proletariado, no son slbre todo los obreros industriales proletsrios, sino la HUMANIDAD EN LA MISERIA???

    • ¿Cómo que donde está la clase obrera proletaria?Pues yo los tengo en el portal de mi casa haciéndome una rampa,los obreros de la construcción,a 200 metros de mi casa en una fábrica de cartones de la Comunidad de Madrid(buenas plusvalías se ha sacado la Cifuentes) y en el bar de la esquina poniéndome unos carajillos(semi-proletariado,sector servicios)

  • Por ende: a un comunista no le importa el dato empírico de que el aumento de la productividad del trabajo, es decir, el rendimiento en aumento con menor capital variable, no elimina el capital variable. El comunista s pregunta si ese nuevo capital variable, así reificado con todo privilegio gracias a una materialidad producida por otros, PUEDE QUERER DEJAR DE SER CAPITAL VARIABLE O SIEMPRE SE VA A PENSAR A SÍ MISMO COMO CAPITAL VSRIABLE FUNCIONANTE, a lo sumo luchador para mwjor beneficio sacar COMO CLASE OBRERA PERO SIEMPRE DENTRO DEL CAPITAL AL QUE AHORA PERTENECE???

  • Es igual, ya que el antagonismo nuevo por supuesto que no es que se elimine ” la clase obrera” dada la robotica, porque, para empezar, incluso si un mundo-matrix de privilegiados se vuelve un MALL: ¿quien llena el mall? Quién piensa al robot? Marx dijo que por avanzada que sea una araña con su tela o una abeja con su colmena o un robot, la conciencia productiva, homo faber, es la forma material más elevada de conciencia, el genero humano. De ese modo: a un comunista le da igual que obviamente qyede clase obrera, pero lo que sí le importa es: el incremento de la plusvalía y su concentración han cambiado el caracter de clase de la clase obrera primermundista? Acaso la ha desproletarizado??? En visperas de la primera guerra mundial, Lenin ya explicó una primera forma de escisión en la politica socialista, y la base material de tal escisión politica FUE UNA ESCISIÓN EN LA PROPIA CLASE, pues el proletariado es la primera clase política en la sucesión de régimenes de producción. Era una escisión qur en su embrión Engels ya había abalizado cyando habla de una burguesía trabajadora inglesa.

  • Me vais a disculpar, pero creo que el autor lo está enfocando mal, y además no maneja bien los datos.
    En primer lugar, el INCREMENTO del PIB mundial no sería del 251%, sino del 151%. Si duplican tu salario cobras el 200% de lo que cobrabas antes, pero el INCREMENTO ha sido del 100% ¿me explico?
    Segundo, cuando haces recuento de todos los trabajadores no contabilizados por la OTI ¿su trabajo está incluido en ese cálculo del PIB mundial?
    Respecto a China… de 77 millones en 1980 a 210 millones en la actualidad… NO SON DIEZ veces más, apenas llega al triple; concretamente es un incremento del 172,7%. Y lo que no se dice es que el PIB chino en 1980 fue de 2,64 billones de US$, y en 2017 fue de 78,595 billones ¡un incremento del 2.877%! El PIB por trabajador se ha multiplicado casi ONCE veces (1.091,59%). Un incremento del 991,59% (en precios constantes). Ese ‘milagro’ sólo es explicable gracias a la tecnología.
    https://datos.bancomundial.org/indicador/NY.GDP.MKTP.KN?end=2017&locations=CN&start=1980
    Volviendo a España, según los datos del INE, entre 1996 y 2008 el PIB se multiplicó un 228,74% (en precios constantes fue un 157,67%).
    https://datos.bancomundial.org/indicador/NY.GDP.MKTP.KN?end=2008&locations=ES&start=1996
    Un dato curioso: Durante la ‘era Aznar’ el declive del PIB por trabajador ocupado fue constante. Desde que empezó la crisis en 2008, con millones de trabajadores perdiendo sus empleos y el PIB desplomándose, el PIB xTO no paró de crecer hasta llegar al máximo histórico en 2013 -justo cuando se tocó fondo en el empleo, con el nivel de 2002–, cada trabajador generó un 67,7% más que 1976! De nuevo, todo esto sólo es explicable gracias a la tecnología.
    A mí este tema no me viene de nuevas, lo vengo siguiendo de cerca desde que tecnificaron mi trabajo, allá por 1989. Me dedico al diseño gráfico y preimpresión, y aquel año fue cuando los ordenadores reemplazaron a los tableros de dibujo, el papel y la tinta. El impacto fue BRUTAL.
    Hace tiempo abrí un grupo en FB sobre el tema, en él he publicado un análisis de la evolución del PIB y el empleo en España desde 1976 hasta 2017; y una comparativa de la preparación de un libro para imprenta en 1988 y en 2018. Si queréis echar un vistazo.. https://www.facebook.com/groups/221958454614841/

    Un saludo a todos.

  • Vaya hombre,en contra de las tesis de un amigo que trabaja en “bolsa”,las nuevas tecnologías no han desmantelado a la clase obrera,sino todo lo contrario.Un artículo muy a contracorriente de las nuevas “e-zines” de tecnología,como las de Harvard y wall street.Pues aprovechando que hasta el obrero más tonto tiene “medios de producción”,o sea ordenadores,que se metan al software,como han hecho los palestinos(en artículo de “big data”) y se hagan millonarios.Sigo diciendo que deberíais hacer una cooperativa de software,que es el futuro de la economía mundial

  • Como comunistas a nosotros nos interesa el sujeto histórico, es decir, el proletariado, y no “los obreros” en abstracto, categoría hoy día interclasista (no es lo mismo ya un obrero que un obrero proletario). El proletariado es revolucionario O NO ES NADA. Nosotros no somos marxistas para analizar la estructura social y ahí quedarnos, como hacen quienes producen sus gráficas y datos sociológicos. Nosotros somos revolucionarios y por tanto nos la trae al pairo las cifras estadísticas del total de la población que es obrera en consonancia con su trabajo. Nosotros buscamos la subversión del proletariado porque entendemos que es él es la encarnación de la aufheben de la alienación, es decir, la negación de la negación; ese principio trans-histórico que Hegel descubrió. La Categoría es invariante, pero el concepto de la Categoría ha cambiado y hoy el proletariado no son “los obreros”.

Deja una respuesta