Nelson Mandela y la falsificación de la historia

“Contrastan los encendidos elogios de ocasión a Mandela de la secretaria de Estado Hillary Clinton con el testimonio de un veterano de la lucha contra el apartheid en ese paí­s, quien recordaba que el prestigioso lí­der y su organización, el Congreso Nacional Africano (CNA), fueron mantenidos en la lista oficial de terroristas por el gobierno estadunidense nada menos que durante toda la presidencia de Bill Clinton, años después de que Mandela fuera electo presidente de Sudáfrica”

Mandela, or cierto, no fue el pacifista descafeinado inventado por la mafia mediática sino, desde su juventud, un recio combatiente por la liberación de su pueblo que cuando vio ahogados en sangre por el régimen de minoría blanca sus intentos de luchar por medios pacíficos no vaciló en encabezar y organizar la Umkhonto we Size (La lanza de la Nación, en lengua xosa), brazo militar del CNA que realizó riesgosas y audaces acciones armadas hasta que el apartheid entró en fase agónica. Tampoco su excarcelación obedeció a ningún milagro ni el fin del odioso régimen se consiguió simplemente mediante un diálogo y unas elecciones, como afirma hoy la fábula mediática. El diálogo y las elecciones fueron la conclusión de un prolongado ciclo de lucha del pueblo negro y de algunos blancos revolucionarios o progresistas de Sudáfrica (LA JORNADA) THE WALL STREET JOURNAL.- La gran parte de los bancos europeos aprobó una serie de pruebas de resistencia gubernamentales, mientras que sólo un puñado de instituciones financieros deberá recaudar modestos montos de capital fresco. Pero las sólidas notas, en general, otorgadas a un sistema bancario que en los últimos meses se ha tambaleado entre crisis y crisis, generaron interrogantes sobre si las pruebas -que duraron un mes- fueron lo suficientemente severas para ser consideradas creíbles. Los analistas habían estimado que los exámenes podrían revelar déficit de capital de entre 30.000 millones de euros y 90.000 millones de euros. Los inversionistas consideraron de inmediato que algunos de los términos de las pruebas no eran lo suficientemente onerosos. A medida que se filtraban los detalles de la metodología de las pruebas el viernes, el euro cedía frente al dólar. México. La Jornada Mandela y la falsificación de la historia Ángel Guerra Cabrera La hipocresía de Estados Unidos y sus aliados se ha podido corroborar en toda su magnitud al proclamar la Asamblea General de la ONU el 18 de julio como Día Internacional de Nelson Mandela, fecha del natalicio del legendario dirigente sudafricano. Lo ejemplificaba espléndidamente el insustituible corresponsal de La Jornada en Estados Unidos, David Brooks, al contrastar los encendidos elogios de ocasión a Mandela de la secretaria de Estado Hillary Clinton con el testimonio de un veterano de la lucha contra el apartheid en ese país, quien recordaba que el prestigioso líder y su organización, el Congreso Nacional Africano (CNA), fueron mantenidos en la lista oficial de terroristas por el gobierno estadunidense nada menos que durante toda la presidencia de Bill Clinton, años después de que Mandela fuera electo presidente de Sudáfrica (1994). Pretenden que olvidemos el apoyo económico, político y militar a los racistas blancos de Washington y sus aliados de la OTAN y, por supuesto, de Israel, que dotó a Pretoria del arma nuclear por encargo de la Casa Blanca. Mandela, por cierto, no fue el pacifista descafeinado inventado por la mafia mediática sino, desde su juventud, un recio combatiente por la liberación de su pueblo que cuando vio ahogados en sangre por el régimen de minoría blanca sus intentos de luchar por medios pacíficos no vaciló en encabezar y organizar la Umkhonto we Size (La lanza de la Nación, en lengua xosa), brazo militar del CNA que realizó riesgosas y audaces acciones armadas hasta que el apartheid entró en fase agónica. Tampoco su excarcelación obedeció a ningún milagro ni el fin del odioso régimen se consiguió simplemente mediante un diálogo y unas elecciones, como afirma hoy la fábula mediática. El diálogo y las elecciones fueron la conclusión de un prolongado ciclo de lucha del pueblo negro y de algunos blancos revolucionarios o progresistas de Sudáfrica –entre ellos líderes veteranos del CNA como Joe Slovo, presidente del Partido Comunista de Sudáfrica– cuya última etapa va de los años 20 a los 90 del siglo XX, reprimida sin piedad por los racistas blancos. La lucha contra el apartheid experimentó un gran impulso y levantó una enorme solidaridad internacional a tenor de la descolonización de África y, por último, de la liberación de las colonias portuguesas y el ascenso de la SWAPO (por su sigla en inglés), movimiento de liberación de la entonces colonia sudafricana de Namibia. En este panorama se inserta otro dato fundamental que omite o falsea la historia oficial: las acciones internacionalistas de la revolución cubana en África. Éstas se extienden de tal manera en tiempo y espacio que sólo refiero sintéticamente lo relacionado con este artículo. A solicitud del gobierno de Agostinho Neto, del Movimiento Popular para la Liberación de Angola, La Habana envió en 1975 un contingente de tropas que destrozó el plan de Estados Unidos, la Sudáfrica racista y el Zaire de Mobutu para tronchar la flamante independencia y saquear en grande a ese país. Una vez derrotada la invasión de Sudáfrica, de los mercenarios europeos y las facciones angolanas a su servicio, quedaron en Angola suficientes fuerzas cubanas para preservar su soberanía. Sin embargo, en 1988, después de constante incursiones sudafricanas a territorio angolano y una grave amenaza militar de los racistas, nuevamente a pedido de Luanda cruzó el Atlántico una fuerte agrupación de fuerzas cubanas, con aviación de combate, tanques y artillería pesada, que en la batalla de Cuito Cuanavale, librada muy al sur del territorio angolano, infligieron una derrota aplastante a los racistas, los forzaron a retirarse a sus bases y avanzaron hacia Namibia. Como escribió el subsecretario de Estado Chester Crocker a su jefe George Shultz: …el avance cubano en el suroeste de Angola ha creado una dinámica militar impredecible. Lo impredecible era que la acción de las fuerzas cubanas en cooperación con las angolanas y namibias había obligado a Estados Unidos y a los racistas sudafricanos a sentarse en la mesa de negociaciones y a aceptar la independencia de Namibia. El fin del apartheid se habría prolongado quien sabe hasta cuándo sin la derrota del ejército de Pretoria en Cuito Cuanavale y la amenaza de insurrección del pueblo negro de Sudáfrica inspirado por ésta. Nelson Mandela lo dijo así: Cuito Canavale marca el viraje en la lucha para librar al continente y a nuestro país del flagelo del apartheid. LA JORNADA. 22-7-2010 EEUU. The Wall Street Journal Sólo 7 de 91 bancos europeos fallan en las pruebas de resistencia La gran parte de los bancos europeos aprobó una serie de pruebas de resistencia gubernamentales, mientras que sólo un puñado de instituciones financieros deberá recaudar modestos montos de capital fresco. Pero las sólidas notas, en general, otorgadas a un sistema bancario que en los últimos meses se ha tambaleado entre crisis y crisis, generaron interrogantes sobre si las pruebas -que duraron un mes- fueron lo suficientemente severas para ser consideradas creíbles. Los resultados de las pruebas -que buscan restablecer la confianza en el sistema bancario europeo- mostraron que los 91 bancos examinados podrían hacer frente a pérdidas potenciales por un total de 566.000 millones de euros (US$729.350 millones) en un ambiente de deterioro económico y financiero. Las pruebas determinaron que siete bancos -cinco de España, uno de Alemania y otro de Grecia- necesitarán recaudar capital para fortalecer sus finanzas y poder hacer frente a una posible desaceleración económica o una crisis en el mercado de deuda del gobierno. El banco alemán Hypo Real Estate Holding AG, el griego ATEBank y cinco cajas de ahorro españolas -Unnim, Diada, Espiga, Banca Civica and CajaSur- fueron las únicas instituciones en reprobar las pruebas. El Comité de Supervisores Bancarios Europeos, o CEBS por sus siglas en inglés, entidad que coordinó las pruebas, informó que el monto total de capital que será inyectado a esas instituciones financieras para que alcancen un ratio de capital exigido del 6% será de unos 3.500 millones de euros. Los analistas habían estimado que los exámenes podrían revelar déficit de capital de entre 30.000 millones de euros y 90.000 millones de euros. Los inversionistas consideraron de inmediato que algunos de los términos de las pruebas no eran lo suficientemente onerosos. A medida que se filtraban los detalles de la metodología de las pruebas el viernes, el euro cedía frente al dólar. En tanto, las acciones de los bancos europeos que se cotizan en Estados Unidos mostraban pocos cambios el viernes por la tarde tras la publicación de los resultados de las pruebas. Los siete bancos de la Unión Europea que no pasaron las pruebas de resistencia no alcanzan el ratio Tier 1 exigido del 6% bajo dos escenarios dados, dijo el CEBS. El capital Tier 1 es la principal medida de suficiencia de capital de los bancos, e incluye el capital social, las participaciones preferentes y las reservas. Los reguladores de la UE aplicaron sólo una medida de éxito o fracaso en las pruebas de solvencia a las que sometieron a las 91 entidades de mayor tamaño del continente. El éxito estaba condicionado a ser capaz de demostrar un ratio del 6%. El escenario más adverso asume una caída del 3% del producto interno bruto en la Unión Europea en los próximos 18 meses, lo que implica de hecho una modesta recesión en W, así como una intensa volatilidad en los mercados de bonos gubernamentales. Los gobiernos de la UE esperan que la publicación de los resultados calme los temores de los inversionistas sobre la salud del sistema financiero, y el costo potencial para los contribuyentes de reparar una crisis sistémica. De las 27 entidades españolas sometidas a examen, cinco cajas tendrían un déficit de capital en caso de una fuerte deterioro de la economía y de las condiciones crediticias del mercado. Todas las cajas, a excepción de Banca Cívica, han recibido inyecciones de capital a través del fondo de rescate creado por el Ejecutivo, conocido como FROB, por un importe de unos 2.500 millones de euros, pero a tenor de los resultados de estas pruebas necesitarían capital adicional. El déficit de capital en el escenario más adverso de estas entidades sería de 2.043 millones de euros. Sin tener en cuenta a Cajasur, que durante las prueba ha sido entregada a otra caja más capitalizada, el déficit de capital del resto de entidades sería de 1.835 millones de euros. El Banco de España les ha dado plazo hasta finales de año para aumentar capital. "No debería ser problemático", dijo el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en una rueda de prensa. "Incluso en el peor de los escenarios, todos los bancos (españoles) podrían resistir de forma adecuada". Los dos mayores bancos españoles, Banco Santander SA y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA, mostraron que tienen una fuerte capacidad para resistir grandes pérdidas, incluso en el escenario más adverso considerado por los reguladores. Ambos se benefician de una gran generación de ingresos y tienen elevados niveles de capital, que les permiten cubrir el fuerte aumento de la morosidad que podría producirse si la economía recae en una nueva recesión. En el escenario más adverso de la prueba, el ratio Tier 1 del Santander permanecería en el 10%, el mismo que a finales de 2009, según los resultados. El de BBVA caería al 9,3% desde el 9,4% a finales de 2009. Aunque todos los bancos de mediano y pequeño tamaño han aprobado la prueba, todos muestran menos resistencia a una recesión que los dos grandes. Los resultados no tuvieron apenas sorpresas. La salud de las cajas ha sido una preocupación constante entre los inversionistas desde que se iniciara la crisis económica en España. Estas instituciones casi únicas en Europa, de naturaleza privada con finalidad social y controladas en su mayoría por gobiernos regionales, asumieron riesgos más elevados que los bancos en la época del boom inmobiliario español, lo que ha hecho que ahora cuenten con altas tasas de morosidad. Por otra parte, los cuatro bancos británicos que se sometieron a las pruebas europeas de solvencia han aprobado, dijo el viernes el regulador financiero del país. Barclays PLC, HSBC Holdings PLC), Royal Bank of Scotland Group PLC y Lloyds Banking Group PLC obtuvieron ratios de capital Tier 1 por encima del 9% en el escenario más adverso, que entre otras cosas asume un cataclismo en el mercado de bonos estatales y un panorama de recesión este año y el que viene. Bajo el escenario más adverso posible -cuya probabilidad de ocurrir está por debajo del 5%- HSBC tendría un ratio Tier 1 del 10,2%, por debajo del ratio del 10,8% que tenía el 31 de diciembre de 2009, pero todavía muy por encima del mínimo 6% exigido. Los reguladores de la UE dijeron que la cifra el 6% es la misma usada en las pruebas de solvencia de Estados Unidos. Actualmente, la regulación europea pide a los bancos que tengan un ratio mínimo del 4%. Barclays, por su parte, vería subir su ratio Tier 1 a 13,7%, desde el 13%. El ratio del RBS bajaría al 11,2% desde el 14,4% que tenía el 31 de diciembre de 2009. Lloyds obtendría un 9,2% desde el 9,6% de finales del año pasado. Los cuatro bancos portugueses sometidos a las pruebas de resistencia de la Unión Europea han aprobado, dijo el banco central del país. Las pruebas analizaron si Banco BPI SA, Banco Espirito Santo SA, Banco Comercial Portugues SA y el estatal Caixa Geral De Depositos tendrían capital suficiente si hubiera un deterioro de las condiciones económicas y de los mercados crediticios. Las pruebas confirman la "solidez" del sistema bancario portugués, dijo el gobernador del Banco de Portugal, Carlos da Silva Costa, en un comunicado televisado. En tanto, los cinco bancos italianos analizados por la Unión Europea aprobaron las pruebas de solvencia. Los líderes del sector UniCredit SpA e Intesa Sanpaolo SpA, así como otras entidades menores como Banca Monte dei Paschi di Siena SpA, Banco Popolare y UBI Banca, cumplieron los requisitos exigidos de calidad de activos en una recesión económica. Los bancos italianos informaron de que tendrían un ratio de capital Tier 1 de entre el 6,8% y el 8,1% en el escenario más adverso, por encima del umbral del 6% exigido por el Comité de Supervisores Bancarios Europeos. El Banco de Francia, por su parte, informó que los cuatro mayores bancos del país han superado con éxito las pruebas de solvencia que se han llevado a cabo en la Unión Europea, que mostraron que sufrirían sólo un ligero impacto sobre su ratio de capital Tier 1 en el escenario más adverso de recesión y crisis de deuda soberana. THE WALL STREET JOURNAL. 23-7-2

Deja una respuesta