ENTREVISTA A: Sergio Sánchez (Marea Limón de Murcia)

“Nace la Marea Limón del Comercio para dar respuesta a los recortes en el sector”

Sergio Sánchez es delegado de UGT en el FNAC de Murcia. Y uno de los impulsores de la nueva marea. DV.- ¿Qué es la Marea Limón? Sergio.- Es la marea de los trabajadores del comercio, los Grandes Almacenes, Hostelerí­a y Turismo, lo que hasta hace semanas era el sector de comercio en el sindicato UGT. A partir de ahora la Federación se fusionará con la de Transporte, pero las reivindicaciones y la lucha de nuestro sector es la misma. Aprendemos del trabajo ya realizado por otras mareas, como las de Educación y Sanidad. Y todo esto hay que unirlo a la lucha sindical en cada centro de trabajo, ya que sin sindicato la barbarie está a la vuelta de la esquina, y los ataques que sufrimos los trabajadores son brutales.

¿Por qué y cuándo nace este movimiento?

La Marea Limón es una idea surgida en las reuniones periódicas de los delegados sindicales de UGT en Murcia para abordar los problemas en nuestro sector laboral. La Marea es la consecuencia lógica del trabajo realizado por los delegados de nuestro sindicato para dar a conocer a la ciudadanía los problemas graves que padece el sector, el más atomizado y de los más oprimidos y peor pagados. Los convenios son un auténtico atropello, con rebajas salariales, pérdidas de derechos fundamentales que nos penalizan por enfermar o aumento de horas y productividad a cambio de absolutamente nada.  Y todo ello en empresas (la mayoría multinacionales) con beneficios millonarios.La Marea nace por la necesidad de aunar a todos los sectores del comercio, a todos los niveles, sociales, sindicales, etc. para dar respuesta a los recortes que sufrimos miles de trabajadores en nuestra región. Acaba de nacer y nuestro objetivo es consolidarla, y que se expanda a otras comunidades.

¿Qué objetivos perseguís al promover esta corriente de lucha?

Recuperar derechos, reconquistar lo que nos han quitado por decreto a través de una Reforma Laboral criminal y unos convenios nefastos. O damos una respuesta contundente a través de la movilización, o nos van a reducir a la semiesclavitud. Queremos poder enfermar y que los tres primeros días no nos quiten el salario; recuperar los pluses si trabajamos domingos y festivos; defendemos al pequeño comercio que no puede competir con las grandes multinacionales del sector; queremos poder conciliar la vida laboral con la familiar frente a los horarios desregularizados, las jornadas de 9 horas y recuperar los derechos perdidos con el Convenio de Comercio y Hostelería; en definitiva, acabar con la precariedad, inseguridad laboral, la temporalidad y el miedo que sufren los trabajadores y denunciar la complicidad sindicatos amarillos con las grandes empresas.La dictadura del miedo debe acabar, y para ello está la Marea Limón. Nuestro objetivo inmediato es trabajar por organizar a los trabajadores del sector, e invitar a otras organizaciones sociales y sindicales para que juntos podamos recuperar todo lo perdido.

¿Hay una tendencia general a la unidad de todos los sectores que sufren los recortes?““La dictadura del miedo debe acabar, y para ello está la Marea Limón””

La tendencia es esa, es el resultado de la organización y la toma de conciencia para poder vencer a estas empresas poderosas que nos usan como si fuéramos mercancía. Ya existen, y bien organizadas, otras mareas sectoriales que luchan consecuentemente contra las políticas de recortes que nos imponen los gobiernos, tanto centrales o autonómicos, al dictado de la Troika o el FMI. Las leyes les favorecen, y nuestros derechos recogidos en el Estatuto de los Trabajadores o los Convenios, están siendo atacados ferozmente para minar nuestra capacidad de respuesta. La lucha  de los trabajadores unidos en los sindicatos de clase, mareas, plataformas, etc. es una necesidad y la única salida capaz de acabar con tanto recorte.

¿Tan mal estais los trabajadores del comercio, cuál es la situación?

Dramática. Estamos muy atomizados por sectores (Grandes Almacenes, Comercio, Hostelería…) con contratos temporales, auténticos minijobs, donde los derechos cada vez se vulneran más, con salarios algunos por debajo del Salario Mínimo, y legalmente (contratos formativos) usan como ganado a jóvenes estudiantes que no perciben remuneración alguna.Sindicalmente el nivel de afiliación es muy bajo, y sindicatos fieles a los dictados de las grandes empresas (Fasga y Fetico) son mayoría, pactando Convenios infumables. El miedo es el verdadero patrón y romper con todo esto, nos está costando mucho. Pero el apoyo de la gente a la reivindicación de nuestros derechos es mayoritario, y el único camino es luchar de manera justa, consecuente y democrática a través de las asambleas.

¿La legislación actual atenta gravemente contra los derechos de los trabajadores del comercio?

Sin duda, beneficia de manera descarada a las multinacionales del sector, agrupadas en la patronal ANGED de los grandes Almacenes (Corte Inglés, Leroy Merlín, Ikea, FNAC…) y grandes empresas del Comercio como Mercadona.Los grandes perjudicados somos los trabajadores y el pequeño comercio que no puede competir con estas empresas gigantes nada más que aplicando también la reforma laboral, aunque no les solucione nada, pues lo principal es que el poder adquisitivo de los ciudadanos aumente para aumentar el consumo. Todo lo contrario a lo que está ocurriendo “gracias” a las políticas económicas del Gobierno actual y anterior.

Existe la opinión generalizada de que en las Huelgas Generales la participación de los trabajadores del comercio no ha sido muy grande. ¿A qué se debe y cómo se puede transformar?

No es una opinión, es un hecho. En las últimas Huelgas Generales, el seguimiento ha sido escaso. El miedo es brutal, no existe libertad real del trabajador ya que sabe que tendría problemas. Se debe a varios factores, en parte a las propias condiciones del sector, a que no es un sector históricamente combativo, como la industria por ejemplo, ni tampoco tiene la cobertura legal de otros sectores, como los funcionarios, donde no peligra su puesto de trabajo. También a que nosotros, los sindicalistas, no estamos siendo consecuentes con la gravedad del asunto.“La lucha  de los trabajadores unidos en los sindicatos de clase, mareas, plataformas, etc. es una necesidad y la única salida capaz de acabar con tanto recorte”

¿Crees que la Marea Limón puede ayudar a que los trabajadores de este sector se movilicen y tomen la iniciativa como han ayudado en la Educación o la Sanidad de Madrid paralizando la privatización?

Creemos que sí. Puede servir de empujón para que nos quitemos el miedo y expresemos en la calle lo que se dice por los pasillos de los centros de trabajo. O nos movilizamos ya, o estaremos perdidos. No basta con reivindicar en las mesas negociadoras de los Convenios, donde se decide la vida de miles de trabajadores, hay que salir a la calle y protestar, elevar el nivel de conciencia de los trabajadores y frenar y recuperar nuestros derechos para tener un trabajo digno.

¿Qué propuestas traéis para los próximos meses?Lo primero es que los trabajadores conozcan la Marea y se unan, consolidarla y constituir una coordinadora con otros sindicatos y movimientos sociales. Luego, impulsarla a nivel nacional.

El 7 de junio en el Centro Comercial Nueva Condomina (Murcia) habrá una concentración de la Marea Limón, de 12h a 14h, y de 18h a 22h, y para julio, haremos lo mismo en Cartagena.

Esto es el principio y no vamos a dar ni un paso atrás.

 

* Contacta, apoya y difunde la Marea Limón

Twitter: @comercioenlucha

Correo: comercioenlucha@gmail.com

 

Deja una respuesta