Mujeres por el Blindaje Constitucional de las Pensiones

Intervención de la MERP en la tercera edición del acto “Mujeres por el blindaje de las Pensiones”

“Hace un año iniciamos un movimiento, el de “Mujeres por el Blindaje Constitucional de las Pensiones” que es ya, por derecho propio, una cita obligada para las organizaciones de la MERP. Y no solo porque en breve se celebre el 8 de marzo. Nos hemos reunido en mayo, nos hemos reunido en septiembre, y ahora en marzo. Cada día se decide hacia donde avanzamos y si las relaciones entre iguales… es decir, la igualdad, se convierte en un eje vertebrador de nuestra sociedad.

Las mujeres sufrimos especialmente el deterioro del sistema público de pensiones y por eso exigimos hoy que las pensiones se incluyan en la Constitución como un derecho fundamental, prohibiendo su privatización y la pérdida de poder adquisitivo. 

A todos los actos que celebramos la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones invitamos a representantes de todas las fuerzas políticas, y curiosamente son cada vez más mujeres y eso es una buena señal. Hoy queremos agradecer la presencia de (invitados)

El 18, 19 y 20 de febrero la MERP organizamos mesas de recogida de firmas en más de 100 poblaciones, con la presencia de representantes de de fuerzas políticas de todo el espectro político democrático, llamando a ampliar los más de 60 ayuntamientos que ya apoyan el blindaje constitucional de las pensiones. El 20 de febrero una delegación de la MERP compareció en el Parlamento Vasco, buscando el apoyo de la institución, como lo hicimos la semana pasada en las Cortes de Aragón y las Cortes Valencianas. El blindaje constitucional de las pensiones avanza en las instituciones, pero también en las calles, donde cada vez más es el lema que se repite en las movilizaciones y donde cada vez más tiene voz de mujer.

El Sistema Público de Pensiones viene sufriendo ataques continuados que están teniendo como consecuencia su degradación y el avance de los fondos privados de pensiones, que están ocupando una parte del espacio que hasta ahora ocupaban las pensiones públicas.

La brecha de género juega un papel decisivo en el deterioro de las condiciones de vida de las pensionistas. La brecha en pensiones de jubilación entre hombres y mujeres es muy superior a la brecha salarial.

* Casi dos millones y medio de pensionistas no llegan al salario mínimo. La pensión media de las mujeres es un 60% más baja que la de los hombres.

* De cada 10 mujeres 6 no tienen pensión y a partir de los 75 años, las actuales pensionistas tienen condiciones incompresibles en una sociedad democrática.  

* Las mujeres tenemos que cotizar 11 años más para cobrar la misma pensión que un hombre. Nuestras pensiones son un 37% más bajas. De las personas que cobran las pensiones más bajas de España, el 73% son mujeres. Mujeres que se incorporaron más tarde al trabajo, que trabajaron menos años y que cotizaron menos. Peores condiciones laborales, dan pensiones inaceptables.

* Las mujeres cobramos de media 787 euros de pensión, es decir, 450 euros mensuales menos que los hombres. El 72% de las pensiones inferiores a 700 euros las cobramos mujeres. Y por eso hay que blindar las pensiones en la Constitución.

* El 70% de las pensiones no contributivas son prestaciones que percibe gente sin recursos suficientes, sin haber cotizado o no lo suficiente. Se cobran 370 euros al mes y somos sobretodo mujeres las que la recibimos. La media de las pensiones de viudedad es de poco más de 600 euros y las mujeres somos el 90%. Por eso hay que blindar las pensiones en la Constitución. 

* Pero sobretodo, hay que tener en cuenta que el factor de sostenibilidad se aplicará en el 2023, y que nos penalizará mucho más a las mujeres, ya que somos nosotras las que tenemos una mayor esperanza de vida. Al ligar la disminución de la cuantía a la esperanza de vida, no solo nos afecta más sino que se nos señala como culpables, “culpable por vivir más”, “culpable por ser mujer”. 

La edad de jubilación es la época de la vida en la que cualquiera se somete a una mayor desprotección por muchas y diferentes razones, pero si eres mujer lo pagas caro. Si lo exigimos para todo el mundo, más si cabe para nosotras. Si toda la vida has tenido que sufrir y pelear más por ser mujer, la sociedad debe volcarse en crear las condiciones para que tengamos la seguridad de que nuestro país nos va a respaldar. Es mucha la deuda acumulada con nosotras. 

Por eso hay que blindar las pensiones en la Constitución y cada vez más, esta lucha tiene voz de mujer.

Deja una respuesta