SELECCIÓN DE PRENSA NACIONAL

Mas en el paí­s de las maravillas

No sabe si podrá aprobar el presupuesto de este año o si tendrá que prorrogar el del 2014. Y eso que el lunes se reinicia su tramitación parlamentaria. Preguntado por si confía en su socio (ERC) prefiere no responder, aunque aprovecha para lamentarse del ruido mediático que acompaña las negociaciones sobre el proceso soberanista –como si CiU hubiese sido un mero espectador–. Eso sí, hay que reconocer que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, es un político hábil frente al micrófono y es de agradecer que comparezca dos horas ante los periodistas aunque sea para sacar pecho de una gestión como mínimo mejorable. Sirva de comparación que hoy Mariano Rajoy en su rueda de prensa en Atenas solo aceptará dos preguntas.

Pero más allá de las virtudes dialécticas de Mas, el triunfalismo exhibido ayer por el ‘president’ fue exagerado por más gráficos que lo acompañen. Lo cierto es que la red asistencial de la sanidad pública catalana se ha reducido. Hay 3.000 profesores menos para atender a 28.000 alumnos más que en el 2011. Salimos a 43 desahucios diarios y se calcula que más de 300.000 familias sufrirán los consecuencias de la pobreza energética. Dice Mas que se empieza a constatar un “aire nuevo”. Como mucho, será una brisa. Presume de que el Govern aprueba una media de un proyecto de ley o decreto por semana. Pero pese a prometerla y prometerla, una de las más importantes, la ley electoral, sigue siendo una asignatura pendiente. Y tiene razón cuando dice que el 9-N cumplió su palabra al sacar las urnas a la calle. Urnas, cabe no olvidarlo, de cartón, y sin legitimidad alguna cara a la comunidad internacional, empezando por la UE.

Mas se juega hoy la legislatura y también su futuro en el encuentro que mantendrá con Oriol Junqueras, y las plataformas soberanistas. El ‘president’ no tiene prisa alguna por convocar elecciones mientras que el resto de interlocutores no ven otra alternativa. Al menos, por favor, que la reunión sirva para aclarárnoslo.

Deja una respuesta