SELECCIÓN DE PRENSA INTERNACIONAL

Crecen las sospechas de que los tiroteos franceses son una operación de falsa bandera

http://www.paulcraigroberts.org/2015/01/08/charlie-hebdo-tsarnaevs-trial-qui-bono/

Teniendo en cuenta el número de periodistas reales muertos en los frentes de guerra, incluyendo decapitaciones filmadas, no a los dibujantes en París, asesinados por un ISIS financiado y organizado por Washington, el escándalo por la muerte de los caricaturistas tiene la apariencia de una operación orquestada. ¿Es o no es una operación de falsa bandera? ¿Los tiroteos están siendo utilizados para un propósito o propósitos más amplios?Entre estos efectos está el volver a llevar a Francia a la órbita de Washington. El presidente francés había dicho recientemente que las sanciones contra Rusia debían terminarse. Hollande vino a alinearse con los intereses económicos franceses en lugar de con la política exterior hegemónica de Washington.Otro propósito es sofocar la creciente simpatía europea por los palestinos y para realinear a Europa con Israel.Otro propósito es contrarrestar la creciente oposición en Europa a más guerras en Medio Oriente. Los neoconservadores estadounidenses no han completado su agenda. Siria, Irán,Hezbollah, y Arabia Saudita se mantienen en pie.Y puede haber otros fines que no son evidentes para mí.Mi recomendación es que no se crea a los medios de comunicación impresos y de televisión, sino que piense. El fracaso de los estadounidenses en pensar es la razón de que estén 13 años en guerra y vivan en un estado policial.Según informes de prensa, la policía encontró el documento de identidad de Said Kouachi en la escena del tiroteo de Charlie Hebdo. ¿Le suena familiar? Recuerde, las autoridades afirmaron haber encontrado el pasaporte intacto de uno de los presuntos secuestradores del 11-S entre las masivas ruinas pulverizadas de las torres gemelas. Una vez que las autoridades descubrieron que los pueblos occidentales creen estúpidamente cualquier mentira evidente, las autoridades utilizan la mentira una y otra vez. Que la policía afirme haber descubierto un documento de identidad perdido es una indicación segura de que el ataque contra Charlie Hebdo fue un trabajo interno y que las personas identificadas por la NSA como hostiles a las guerras occidentales contra los musulmanes van a ser señalados por un trabajo interno diseñado para poner a Francia firmemente bajo el pulgar de Washington. Hay dos maneras de ver el presunto ataque terrorista a la revista satírica francesa Charlie Hebdo.Una es que en el mundo de habla inglesa, o en gran parte de ella, la sátira habría sido considerada como un “discurso del odio”, y los satíricos arrestados. Pero en Francia los musulmanes están excluidos de la categoría privilegiada, se sintieron ofendidos por la sátira, y tomaron represalias.¿Pero por qué habrían de molestarse los musulmanes? Por ahora los musulmanes deben estar acostumbrados a la hipocresía y el doble rasero occidental. Hay pocas dudas de que los musulmanes están furiosos dado que no gozan de la protección que otras minorías reciben, pero ¿por qué tomar represalias por la sátira, pero no por la participación de Francia en las guerras de Washington contra los musulmanes en la que cientos de miles han muerto? ¿No es ser asesinado más grave que ser satirizado?Otra forma de ver el ataque es un ataque diseñado para apuntalar el estado de vasallaje de Francia a Washington. Los sospechosos pueden ser a la vez culpables y chivos expiatorios. Sólo recuerde todos los complots terroristas creados por el FBI que sirvieron para que la amenaza del terrorismo se convirtiera en real para los estadounidenses.Francia está sufriendo por las sanciones impuestas por Washington contra Rusia. Sus astilleros se ven afectados al no poder entregar los pedidos rusos debido a la condición de vasallaje de Francia a Washington, y otros aspectos de la economía francesa están siendo impactados negativamente por las sanciones que Washington obligó a sus estados títeres de la OTAN para aplicar a Rusia.Esta semana, el presidente francés dijo que las sanciones contra Rusia deben terminar.Esto es demasiada independencia política exterior por parte de Francia para Washington. ¿Ha resucitado Washington la “Operación Gladio”, que consistía en ataques con bombas de la CIA contra los europeos durante el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, de los que Washington culpaba a los comunistas y los utilizaba para destruir la influencia comunista en las elecciones europeas? Así como el mundo fue llevado a creer que los comunistas estaban detrás de los ataques terroristas de la Operación Gladio, a los musulmanes se les culpa de los ataques a la revista satírica francesa.La cuestión [para el derecho] romano fue siempre: Cui bono? ¿Quién se beneficia? La respuesta es: Francia no, los musulmanes tampoco, sino la hegemonía mundial. La hegemonía estadounidense sobre el mundo es lo que es compatible con la CIA. La hegemonía mundial es la política exterior neoconservadora impuesta por los EEUU.De acuerdo con la National Public Radio, en la cuestión de Charlie Hebdo se trata de la libertad de expresión. Los EEUU tiene libertad de expresión, pretenden los expertos de NPR, pero los terroristas han tomado distancia de los franceses.¿Seguro que los EEUU tenemos libertad de expresión cuando el periodista del New York Times James Risen fue puesto psicológicamente en la picota para obligarlo a revelar su fuente, a pesar de estar protegido por la Constitución de Estados Unidos? Es evidente que en los EEUU la “seguridad nacional” ha triunfado sobre todo lo demás.”La seguridad nacional” no tiene nada que ver con la seguridad nacional. Sólo tiene que ver con la protección de los criminales en el gobierno de Estados Unidos para que no rindan cuentas por sus crímenes. Cada vez que escuche a Washington invocar la “seguridad nacional”, ya sabe que es un hecho 100% que el gobierno se ha comprometido con otro crimen. La seguridad nacional es el manto de las operaciones criminales de Washington. “La seguridad nacional” impide que los crímenes del gobierno salga a la luz y, por lo tanto, protege al gobierno de la rendición de cuentas (…)Los crédulos siempre dicen que si existiera una conspiración alguien habría hablado. Pero la gente habla. La pena es que no hace ningún bien. Por ejemplo, durante el primer mandato de George W. Bush un denunciante de la NSA filtró a The New York Times que la NSA estaba pasando por alto al Tribunal de la FISA y espiando a los ciudadanos estadounidenses sin orden judicial. Bajo la ley estadounidense, la NSA estaba en una conspiración con el régimen de Bush para cometer delitos graves (posiblemente con el propósito de chantaje), pero el New York Times alargó la publicación de la historia por un año hasta que fue reelegido George W. Bush y el régimen tuvo tiempo para legalizar estos graves delitos ex post facto.La Operación Gladio fue una conspiración que se mantuvo en secreto durante décadas hasta que un presidente de Italia la reveló.El proyecto Northwoods [operaciones encubiertas que incluían actos de terrorismo en territorio estadounidense para generar apoyo del pueblo estadounidense a una acción militar contra Cuba] se mantuvo en secreto hasta años después, cuando la segunda Comisión Kennedy lo reveló.Más de cien primeras respuestas de policías y bomberos reportaron haber escuchado y experimentado personalmente múltiples explosiones piso por piso, e incluso en los sub-sótanos de las torres gemelas del World Trade Center, pero estos testimonios no tuvieron ningún efecto en absoluto.Sólo se tomó en cuenta la opinión de un profesor de física de secundaria que atribuyó el derribo al colapso del WTC 7. El hecho de que se haya demostrado de manera concluyente que este edificio fue derribado por demolición controlada no ha tenido ningún efecto en la historia oficial.Los co-presidentes y el asesor legal de la Comisión del 11-S han publicado libros en los que se dice que se retiene información de la Comisión, que los mandos militares de EEUU mintieron a la Comisión, y que la Comisión “se creó para fallar”. Ni el Congreso, ni los medios de comunicación, ni el público de Estados Unidos han mostrado ningún interés en investigar por qué se ocultó información, por qué los militares mintieron, y por qué la Comisión se creó para fallar. Estas afirmaciones extraordinarias hechas por los líderes de la investigación oficial no tuvo impacto alguno.Incluso hoy en día la mayoría de la población estadounidense cree la propaganda de Washington de que Rusia invadió Ucrania y anexó algunas provincias. Ni el juicio ni la inteligencia son el fuerte del público y los jurados de Estados Unidos.El Gobierno cuenta a los estadounidenses cualquier historia y se sienta y se ríe de la credulidad del público.Hoy en día el público de Estados Unidos se divide entre aquellos que dependen de los “grandes medios” y los que dependen de los medios alternativos de Internet. Sólo estos últimos tienen alguna idea de lo que realmente está sucediendo.Las historias de Charlie Hebdo y de los hermanos Tsarnaev [supuestos autores de la colocación de una bomba en la maratón de Boston] no se basan en los hechos sino en los intereses del gobierno. Como en el pasado, el interés del gobierno prevalecerá sobre los hechos.

*Ex-congresista norteamericano y ex-subsecretario del Tesoro con Reagan

Deja una respuesta