Movimiento obrero

Los trabajadores de Konecta en Asturias movilizados

Los trabajadores de Konecta, tiene claro tras realizar diferentes ropuestas a la empresa que han sido rechazadas, que solo les queda movilizarse. Tras el despido de 82 de sus trabajadores, que significan algo más de la mitad de la plantilla, los trabajadores han propuesto a la empresa una reducción de los despidos y la creación de una bolsa de trabajo para que cuando el volumen de trabajo lo permita puedan volver a incorporarse en sus puestos. Konecta rechazó ayer la propuesta, es más, de paso anunció un posible expediente de regulación de empleo para dentro de poco tiempo.Las subvenciones recibidas en concepto de adecuación de instalaciones son el arma de batalla principal de estos trabajadores, en su mayoría mujeres. Fue una cantidad de medio millón de euros que Konecta recibió en 2006, y que los trabajadores señalan la injustica de los despidos ya que al ser con contratos de fin de obra, quedan en unas condiciones totalmente precarias después de tres años de esta potente inyección. Pero Konecta parece no estar dispuesta a perder, ya que los objetivos se ven a la legua, ya que con estos 82 despidos se aseguran la destrucción de empleo máxima para no tener que devolverla, ya que se queda con 79 trabajadores. De esta manera se asegura de no incumplir el compromiso adquirido de mantener 75 puestos de trabajo estables hasta 2012 para no perder la subvención.Por otra parte está el anunciado ERE, que suponemos será temporal, de manera que puedan mantener el compromiso de los puestos de trabajo, haciendo regulaciones temporales para ahorrarse aún más dinero a costa de las condiciones de los trabajadores, mientras mantienen los 500.000 euros recibidos. Con el rechazo de la bolsa de trabajo, lo que empezamos a confirmar es la sospecha de los trabajadores, de unas cuentas algo falseadas y la intención de terminar cerrando (después de 2012, claro) para trasladar el trabajo que se realiza en Avilés a las plantas de Chile o Argentina, donde los sueldos que se pagan son de 200 euros al mes.Por eso, tras la reunión mantenida por el Comité de empresa y la jefa de Recursos Humanos y la negativa a las alternativas propuestas, la presidenta del comité, Pilar Arango, señalaba ayer que ya solo les queda movilizarse, de forma que ya apuntaban hace unos días a la huelga, unas trabajadoras de las cuales han sido despedidas parte del Comité de Empresa y que mantienen una posición de unidad como no puede ser de otra forma, y que ni la amenaza de un ERE puede dividir. Solo así, peleando, se consiguen los avances.

Deja una respuesta