Los sueños de grandeza de Europa menguan

“Mientras la elite polí­tica y económica del mundo se reúne en Davos, Suiza, para el Foro Económico Mundial, gran parte de la conversación se centrará en el surgimiento de un mundo “G-2″ en el que EE.UU. y China son los protagonistas. Un número creciente de polí­ticos europeos y analistas cree que la influencia internacional de la UE puede haber alcanzado su punto máximo debido a una combinación de divisiones polí­ticas y perspectivas negativas a largo plazo para su economí­a.”

Ninguna autoridad euroea fue invitada cuando el presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro chino Wen Jiabao sostuvieron una importante reunión el 18 de diciembre en la que negociaron el modesto acuerdo de Copenhague. Wen Jiabao invitó a los líderes de India, Brasil y Sudáfrica. Esa reunión y la ausencia de Europa marcaron "la auténtica imagen de 2009", señaló un diplomático europeo. "Fue una señal de que estamos cada vez más marginados". (THE WALL STREET JOURNAL) DIARIO DEL PUEBLO.- China y EEUU están luchando y los términos “la cortina de hierro” y “la guerra fría de la red” que aparecen en el discurso de Clinton han provocado alta alerta y enérgica reacción de Beijing. Al parecer EEUU está cambiando la voz tenue y tierna con que aborda el problema de los derechos humanos y otros asuntos en el diálogo anual con China y trata de hacer una “carrera cibermilitar”, e incluso desarrollar un nuevo software para obligar a China a gastar fabulosos fondos en esta carrera. EEUU. The Wall Street Journal Los sueños de grandeza de Europa menguan Marcus Walker Este año, se suponía que la Unión Europea formada por 27 países, alcanzaría la mayoría de edad como protagonista en el escenario mundial, impulsada por el Tratado de Lisboa, que ha simplificado la engorrosa estructura institucional de la UE. En cambio, Europa está empezando a verse como el perdedor en un nuevo orden geopolítico dominado por Estados Unidos y las potencias emergentes, lideradas por China. Mientras la elite política y económica del mundo se reúne en Davos, Suiza, para el Foro Económico Mundial, gran parte de la conversación se centrará en el surgimiento de un mundo "G-2" en el que EE.UU. y China son los protagonistas. Un número creciente de políticos europeos y analistas cree que la influencia internacional de la UE puede haber alcanzado su punto máximo debido a una combinación de divisiones políticas y perspectivas negativas a largo plazo para su economía. "Los esfuerzos de la UE por ser un actor internacional coherente parecen cada vez menos eficaces", dice Charles Grant, director del Centro para la Reforma Europea, un centro de estudios pro-UE en Londres. La esperanza de Europa de jugar un papel de liderazgo en un mundo multipolar se desvaneció el mes pasado en Copenhague, en la cumbre sobre el cambio climático auspiciada por las Naciones Unidas. Los países de la UE se consideran líderes en el tema. Pero ninguna autoridad europea fue invitada cuando el presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro chino Wen Jiabao sostuvieron una importante reunión el 18 de diciembre en la que negociaron el modesto acuerdo de Copenhague. Wen Jiabao invitó a los líderes de India, Brasil y Sudáfrica. Esa reunión y la ausencia de Europa marcaron "la auténtica imagen de 2009", señaló un diplomático europeo. "Fue una señal de que estamos cada vez más marginados". Últimamente, los países de la UE no han ayudado a su propia causa. El Tratado de Lisboa, que entró en vigor en diciembre después de ocho años de batalla, fue creado con el objetivo de convertir a la UE en un actor más coherente, en parte a través de la creación del puesto de presidente para liderar a la UE en las cumbres y un alto representante que presentara una política exterior unificada. A fines del año pasado, sin embargo, los dirigentes de cada país indicaron que no querían que figuras más poderosas les hicieran sombra. Nombraron a Herman Van Rompuy, el primer ministro de bajo perfil de Bélgica, para que encabezara las cumbres y a una desconocida funcionaria del Reino Unido, Catherine Ashton, para que liderara la política externa común. Capitalismo de bienestar Con todo, Europa sigue siendo un jugador global importante. Su economía de US$16 billones (millones de millones) representa 28% de la producción económica mundial, más que EE.UU. En su total, el mercado de consumo de la UE es el principal destino de los productos chinos. Alemania, su motor industrial, sigue siendo la cuarta economía del mundo y exporta casi tantas mercancías como China. Gran Bretaña y Francia todavía pueden desplegar un poder militar significativo en el extranjero y tienen asientos permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU. Los europeos también están bien representados en las instituciones globales y los comités, como el Fondo Monetario Internacional y el Foro de Estabilidad Financiera, donde tienen influencia a la hora de negociar nuevas normas bancarias. Además, Europa representa un modelo de "capitalismo de bienestar" para la gente en todo el mundo a a la que no le gusta la versión más individualista del capitalismo estadounidense. La UE sufrió en 2009 una contracción económica más profunda que la de EE.UU., aunque éste último fuera el epicentro de la crisis global. El bloque enfrenta una recuperación más lenta, en parte por la gigantesca deuda pública en muchos países. Los economistas de Goldman Sachs —que acuñaron el término "BRIC" para Brasil, Rusia, India y China— prevén que las principales economías emergentes superarán de manera estable a los principales países de Europa Occidental en las próximas décadas, y que EE.UU., China e India superarán de lejos a los demás para mediados de siglo. Una mayor unidad podría ayudar a la UE a lidiar mejor con China, Rusia y otras potencias, pero su rápida expansión en los últimos años ha hecho que la unidad se haya vuelto un objetivo mucho más escurridizo. THE WALL STREET JOURNAL. 30-1-2010 China. Diario del Pueblo Apoyo de Hillary y Obama a Google preocupa a la opinión pública El presidente estadounidense Barack Obama ha declarado apoyar la posición de Hillary Clinton en favor de la compañía Google que ha provocado problemas en China. La extraña coincidencia entre “líderes gubernamentales y compañía privada” ha sorprendido al mundo entero. Hillary Clinton y Barack Obama han instado a China a investigar y explicar sobre el infundado “incidente de ciberataques a Google”, lo que ha mostrado que los dos elaboradores más influyentes de la política exterior estadounidense han comenzado a provocar disputas intencionadamente entre ambos países, en colaboración con Google. Según informa el rotativo chino Global Times, algunos medios estadounidenses han aplaudido las “audaces” declaraciones de Clinton, mientras tanto otros las han criticado afirmando que no se acomodan a la situación sino solo recuerdan a la gente el famoso discurso de Winston Churchill sobre “la cortina de hierro”. Obama hizo las declaraciones al cumplir el primer aniversario de tomar el poder, cuando los resultados de la encuesta muestran que su popularidad ha sido la segunda más baja de los presidentes. E incluso algunos analistas consideran que con sus declaraciones Obama intenta desviar la atención de su pueblo. Citando a expertos, BBC pronostica que las relaciones sino-estadounidenses entrarían en una “pequeña edad de hielo”. En su discurso sobre la libertad en la red pronunciado el 21 de enero en Washington, Clinton criticó a Irán, Vietnam, Túnez y otros países y sus acusaciones contra China sobre el problema de Google han atraído una amplia atención. AFP dice que Clinton ha instado a China a realizar una investigación profunda y transparente sobre los recientes ciberataques a Google y otras compañías estadounidenses, advirtiendo que los países e individuos autores de los ciberataques se enfrentarán a las consecuencias y las acusaciones internacionales. En el mundo interconectado por la red, el ataque a la red de un país significa el ataque contra la comunidad global, agregó. El portavoz de la Casa Blanca, Bill Burton dijo el 22 de enero que Obama está de acuerdo con las declaraciones de Clinton. Obama está preocupado por el caso de la seguridad de la red por lo que Google acusa a China y EEUU espera la respuesta de China, agregó el funcionario. Esto muestra que Obama también está implicado en la disputa que se está agravando y puede conducir a perjudicar las relaciones bilaterales, comenta Financial Times de Gran Bretaña. Obama aprovecha el problema de Google para presionar a China, comenta un sitio web de Gran Bretaña. El rotativo singapurense The Straits Times publicó una nota bajo el título de “Obama insta a China a ofrecer una respuesta”, junto con una foto del mandatario con el rostro sombrío. Un sitio web de Francia comenta que un suceso insignificante se está convirtiendo en un caso “extremadamente significativo”, y que Clinton y Obama han expresado su atención a los ciberataques sufridos por Google, y la primera ha pronunciado un extenso discurso sobre la libertad en la red aunque ha evitado criticar directamente a Beijing por sus relaciones con los hackers. Le Monde dice que China y EEUU están luchando y que los términos “la cortina de hierro” y “la guerra fría de la red” que aparecen en el discurso de Clinton han provocado alta alerta y enérgica reacción de Beijing. Al parecer EEUU está cambiando la voz tenue y tierna con que aborda el problema de los derechos humanos y otros asuntos en el diálogo anual con China y trata de hacer una “carrera cibermilitar”, e incluso desarrollar un nuevo software para obligar a China a gastar fabulosos fondos en esta carrera. The Guardian de Gran Bretaña comenta que el discurso de Clinton está acogido por los occidentales, pero significa “el ciber-imperialismo” para China. El abismo entre ambas partes proviene de los diferentes conceptos del valor y sistemas políticos. Una estación de televisión de Francia dice que el que el problema de Google sea exagerado intencionadamente para convertirse en un incidente político de importancia hará más concisas las perspectivas para resolverlo. Por el momento, el discurso de Clinton sobre la libertad de la red ha dado efectos diametralmente opuestos en China. La indignada reacción china ha demostrado su posición: China no necesita que otros les den lecciones. En una nota publicada en su página web, la revista Business Week de EEUU dice que el autor del artículo acaba de permanecer dos semanas en Shangai y Beijing para intercambiar opiniones con diseñadores y estudiosos locales. “Soy consciente de que casi todos los han, tibetanos y taiwaneses forman parte de China tal como Hawai y Nuevo México son parte de EEUU. La verificación de los individuos y organizaciones partidarios de la independencia del Tibet por parte del gobierno chino está aprobada por las amplias masas populares del país en vez de ser criticada”, explica. El rotativo japonés Yomiuri dice que las divergencias sobre Google se podrían convertir en un “combate” en la diplomacia, economía, la red y otros terrenos, y que China fortalecerá la administración de la red, relacionada con la seguridad estatal. El rotativo de Hong Kong, Ming Bao, dice que aunque el gobierno chino ha tratado el incidente de Google con prudencia, la parte estadounidense lo ha exagerado intencionadamente prestándole “importancia a nivel presidencial”, lo que podría convertirlo en una disputa comercial. El representante estadounidense está premeditando presentar una demanda ante la OMC para acusar las restricciones chinas a la libertad de la red. Todavía se necesitan más pruebas para mostrar el empeoramiento de las relaciones sino-estadounidenses. Sin embargo el gobierno de Obama está avanzando paso tras paso para presionar a China al vender armas a Taiwan y apoyar sin reservas a Google, lo que obliga a la gente a creer que Obama está involucrado en asuntos internos difíciles de resolver. No importa que los demócratas o los republicanos estén en el poder, la política exterior de EEUU siempre apunta a un grupo o un país como el objeto virtual de ataques, dice el rotativo Ming Bao. DIARIO DEL PUEBLO. 26-1-2010

Deja una respuesta