Escuela de Verano 2013

Los sindicatos ante la crisis

En el marco de la Escuela de Verano de Unificación Comunista de España se celebró un debate con representantes de la Unión Sindical Obrera y la Federación Estatal de Sindicatos de Periodistas. Un debate dirigido a buscar la unidad y el espacio común en el que aglutinar al 90% de la sociedad.

Sara García

Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de USO

“Necesitamos un horizonte político que nos una”

El sindicalismo ya no es lo que era. ¿Por qué no hay afiliados? En mi época se produjo una debacle porque había una diferencia entre lo que hablábamos en las asambleas y lo que luego pasaba. Creo que una parte del sindicalismo hoy en día, es de salón

El descrédito sindical no es nuevo. Existe una estructura que ha generado dos grandes sindicatos institucionalizados que limitan el proceso a dos o tres agentes. Conocemos muchos casos en los que cuando llegaba la negociación se cambiaban los términos que habían acordado la gente en las asambleas. Tenemos claro que nuestros adversarios no son otros sindicatos, porque no podemos estar divididos viendo quién saca más partido de cada cosa.

En nuestra carta fundacional hablamos permanentemente de la unidad sindical. A principios de la Transición, con el reparto del patrimonio sindical se dinamitó una parte fundamental de la estructura sindical en la que se trabajaba por la unidad.

Hay que trabajar desde abajo, dándole la capacidad de decisión a los trabajadores. Porque lo que está claro es que la “paz social” que ha durado décadas se ha pagado con privilegios por encima de los trabajadores.

Hace años existían hasta espacios y profesionales en los medios dedicados al ámbito sindical. Todo eso ha desaparecido, y la idea generalizada es que existen dos sindicatos y que en todo caso estamos divididos y enfrentados. Aunque eso ha empezado a cambiar, para ver cómo podemos unir fuerzas y defender nuestros intereses juntos. Es muy difícil, claro, pero es fundamental contar con todos para dar pasos hacia delante.

Lo primero que quiero decir es ¡viva el sindicalismo y todos y cada uno de los sindicatos!. Atacar ahora a cualquiera de los sindicatos es darle fuerza al enemigo. Estemos de acuerdo o no, como en todas las familias, hay que estar unidos. Mi pregunta es ¿qué va a pasar si se aprueba la reducción del 10% del salario que exige el FMI?

Estamos en un foro suficientemente maduro para ser realistas y enfrentar los problemas que tenemos en el sindicalismo. Pero no podemos dividirnos, ni enfrentarnos. Hemos denunciado durante años que los dos grandes sindicatos no contaran con el resto, y lo seguimos haciendo cuando ocurre. Pero el momento es de frente común. Ahora o nunca.

Debemos ser críticos pero prudentemente, porque ni una sola palabra puede ser utilizada para enfrentarnos entre los sindicatos o trabajadores. Es verdad que desde los medios se ha hecho mucha propaganda contra los sindicatos y los sindicalistas. Vivimos el momento más complicado para las libertades y la organización sindical de toda la democracia.

¿Qué va a ocurrir con la rebaja de los salarios o con la exigencia de la reforma de las pensiones, que es su tema principal? Asistimos a un goteo constante de ataques contra nuestras condiciones de vida y no se qué va a pasar. Cuando la Cumbre Social tuvo un momento de auge fue tras el 19 de julio con el horizonte de la huelga general. Necesitamos un horizonte político que nos una.

Y por otra parte necesitamos unidad con las fuerzas sindicales y sociales europeas. No podemos limitarnos a enfrentarnos a los recortes del gobierno español, porque el problema viene de Europa, y quedarnos solo en el gobierno es tirar chinas contra un muro.

Dardo Gómez

Secretario General de FeSP

“Si yo sé quién financia a un medio puedo decidir mejor”

¿No es importante saber de dónde viene la información, para saber a quién le interesa que la gente no se entere de verdad de lo que pasa?

Yo soy contrario a las teorías de la conspiración. Estamos hablando de la lógica del mercado. Sacar del negocio de la información todo lo que se pueda sacar, y la información es poder, tanto por lo que se dice como por lo que se calla. Sirve para enardecer, aplacar, impulsar a ver una película, a comprar un libro o apasionarte por un partido de fútbol. “Hay muchos medios que ya están viviendo de la suscripción popular”

Ahí está el negocio. Como genera mucho negocio compro más medios. Y para hacerme fuerte tengo las alianzas internacionales. La gran información que vemos en los principales medios de comunicación viene de tres agencias. Ellas fabrican, con todas las letras, toda la información.

Por ejemplo. Las asociaciones de vecinos están muy preocupados porque no se publica las notas de prensa que envían, cuando hace años sí se publicaban. Con total inocencia una compañera dijo que deberían aprender a redactar. Nosotros nos ofrecimos a impartir cursos de redacción y a enseñarles a redactar mejor que cualquiera. Pero los medios no les publican porque no les interesa. Ese es el problema. La realidad de la calle no es la de los medios. Cada medio ha creado su propio mundo, con sus libros, su música, sus películas… Prisa, Unidad Editorial, Grupo Planeta… cada esfera de la comunicación vende lo que le interesa vender.

En última instancia todos te quieren vender lo mismo. Como lo que pasaba entre Zapatero y Rajoy, de eso se hablaba, pero ahí no se juega lo que importa, solo son gestores.

Para eso necesitamos medios independientes. Y estos medios necesitan un soporte económico. Hay muchos medios que ya están viviendo de la suscripción popular. Y luego los ciudadanos debemos hacer un esfuerzo para estar informado, porque del otro lado interesa que no nos informemos. Yo no voy a decirle a nadie qué debe leer, por eso se debe dedicar un tiempo a seleccionar entre toda la información que hay. Medios cuya información cumpla con las reglas básicas, que sea veraz y plural. Es casi un trabajo de investigador, como el de analizar la leche que te venden. Pero con la información hay que hacerlo.

¿No nos aclararíamos más si los medios de comunicación pusieran de forma explícita quién les financia?

Hace tiempo que se planteó que debería ser obligatorio publicar el accionariado de los medios de comunicación. Obviamente si yo sé quién financia a un medio puedo decidir mejor qué valor tiene la información que me dan. Pasa que durante meses se machaca un tema sin parar, y uno se pregunta qué interés debe tener ese tema. Cuando de repente se produce una fusión de grandes medios y entonces uno entiende el sentido de esto.

Deja una respuesta