Polí­tica

Los señores de la corrupción

Los escandalos por el Caso Villar y el 3% vuelven a poner en primer plano la corrupción. Pero ¿quiénes son los verdaderos señores de la corrupción?

No hay caso de corrupción en la última década en los que no aparezca vinculado o involucrada alguna de las grandes constructoras que cotizan en el IBEX-35.

En el juicio por las “tarjetas B” de Caja Madrid más de 60 personas, directivos y consejeros designados por los partidos, sindicatos y la patronal madrileña tuvieron que responder por 15.5 millones de euros que gastaron con sus “tarjetas B”, opacas para el fisco, para cubrir gastos personales. Pero ninguno de ellos respondió por los 6.900 millones de euros estafados a 206.000 pequeños ahorradores (una media de 30.000 euros a cada uno). En estos meses los juicios por corrupción, además de las “tarjetas Blak”, el juicio por el “caso Gürtel”, el posible procesamiento del Partido Popular por el borrado de los discos duros de Bárcenas, y los nuevos datos que se van conociendo por las instrucciones de los casos “3%” en Cataluña, “Acuamed”, el “caso Imelsa” sobre la financiación irregular del PP en la Comunidad Valenciana, o el “los ERE” de Andalucía vuelven a colocar la corrupción en primer plano de la actualidad política del país. “Los corruptores, los auténticos “señores de la corrupción”, no son portadas, ni sufren “pena de telediario”, ni se sientan en los banquillos de los juzgados”

En los medios y en las portadas de los telediarios volveremos a encontrar a los “Bigotes” y “Bárcenas”, a algún arrepentido “yonki del dinero” como Marcos Benavent, incluso algún “ángel caído” de la política como Rodrigo Rato o al hijo de Pujol, Jordi Pujol Ferrusola. Corruptos y arrepentidos de las tramas corruptas, actores secundarios.Pero no hay tramas de corrupción sin corruptores, los grandes beneficiados por el robo del dinero público, de los contratos multimillonarios, del fraude fiscal o la evasión de capitales y lavado de dinero negro en paraísos fiscales, bancos, grandes grupos de empresas, fondos y multinacionales extranjeras. Los auténticos “señores de la corrupción”, no son portadas, no salen en los medios, no los llevan a los platós de Televisión, ni sufren “pena de telediario”, ni se sientan en los banquillos de los juzgados.

¿“Tarjetas Blak” o Gran Juicio por las preferentes?Más de 20.000 millones de euros estafados a 700.000 pequeños ahorradores en toda España, a los que 17 entidades financieras, encabezadas por Caja Madrid, Caixabanc, Novagalicia o BBVA, transformaron los ahorros de toda una vida en productos financieros (preferentes y deuda subordinada) de dudosa recuperación.

Como dice el abogado de la Asociación de Usuarios de Banca, Adicae: “La comercialización de preferentes fue una trama organizada desde la alta dirección de Caja Madrid para colocar las preferentes entre ahorradores finalistas”.Las preferentes fueron operaciones tóxicas aprobadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y avaladas por el Banco de España. Es uno de los casos de corrupción más graves, pero ninguno de los grandes responsables de la CNMV, del Banco de España o del gobierno se sienta en el banquillo. Tampoco ninguno de los 17 Consejos de Administración de las Cajas y Bancos que las comercializaron.

Los dos últimos directores de Caja Madrid (Miguel Blesa) y de Bankia (Rodrigo Rato) y el resto de acusados serán juzgados por las “tarjetas B” y apropiarse de 15,5 millones de euros, pero nadie responderá por los 30.000 millones de euros estafados en las preferentes.

Las grandes constructoras detrás del 3%, Bárcenas o AcuamedNo hay caso de corrupción en la última década en los que no aparezca vinculado o involucrada alguna de las grandes constructoras que cotizan en el IBEX-35. Desde ACS, FCC, Sacyr, Acciona o Ferrovial.

Pero ninguno de sus presidentes se ha sentado el el banquillo de los acusados.

En el llamado “caso Bárcenas” es el ex tesorero del PP quien está en la cárcel. Pero en sus papeles aparecían un “selecto grupo” de familias oligárquicas por haber contribuido a la caja B del PP: Luis Rivero de Sacyr por donar 400.00 euros; los 165.000 euros de FCC y José Mayor Oreja; junto a los presidentes de Mercadona, OHL, Constructora Hispánica o Grupo Bruesa.

Villar Mir, principal accionista y presidente de OHL, aparece además involucrado en el “caso Son Espases”, donde se investiga el amaño de la adjudicación del principal hospital de Baleares.

La FCC de Esther Koplowitz y el magnate mexicano Carlos Slim está implicada en la “operación” Púnica”, que investiga en Madrid el soborno a políticos autonómicos y locales a cambio de adjudicaciones públicas y salpica hasta a Jordi Pujol Ferrusola.

En el “caso Acuamed”, la sociedad pública dependiente del ministerio de Agricultura, se desvela una trama tejida entre las grandes empresas constructoras concesionarias de grandes obras hidráulicas, FCC, Acciona, Befesa (filial de Abengoa), Sogecosa, y Altec, concesionarias entre otras grandes obras de desaladoras en Cataluña, la Comunidad Valenciana y Andalucía.

Acciona, presidida por José Manuel Entrecanales, está implicada en las concesiones de Acuamed y el “caso Plaza” por la construcción de la Plataforma Logística de Zaragoza y el posible desvío de 365,5 millones de euros.” Los bancos juegan un papel fundamental en las tramas corruptas, el dinero se mueve, blanquea o evade impuestos a través de ellos”

El grupo ACS de Florentino Pérez, está detrás de varios de los principales casos de corrupción. Desde la “operación Púnica”, por pagar 300.000 euros en sobornos, a la “operación Castor” por un delito medio ambiental que permitió construir la plataforma de gas sobre una falla activa cuya clausura costará 4.000 millones de euros a las arcas públicas.

Constructoras como Copisa del grupo Soler, Urbaser (filial de ACS), Tec Cuatro o Teyco (de la familia Sumarroca), aparecen implicadas en la trama de las “comisiones del 3 %” que investiga la Guardia Civil, y que habrían pagado decenas de miles de euros a Convergencia, a través de las fundaciones CatDem y Fòrum Barcelona.

Por no hablar de Ferrovial, otra familia oligárquica, implicada en el “caso Palau”, utilizada como tapadera por Félix Millet para financiar ilegalmente CDC a cambio de adjudicaciones de obra pública, como la ciudad de la Justicia o la línea 9 del metro de Barcelona.

Un lugar especial en las tramas de corrupción juega Cofely, una filial de la multinacional francesa GDF-Suez dedicada a la gestión energética y servicios, cuyos directivos en España han sido acusados por el juez Velasco que instruye el “caso Púnica” de construir una trama para conseguir contratos públicos.

Ninguno de los presidentes de estos monopolios de la construcción y los servicios, auténticos “padrinos” de la corrupción, aparecen en primera línea de las tramas de corrupción y en los banquillos de los juzgados.

Los bancos y la gran corrupción

El problema de la corrupción no son las mordidas de los corruptos o las comisiones de los arrepentidos, sino la trama organizada para saquear los recursos públicos. Los bancos juegan un papel fundamental en esas tramas, el dinero se mueve, blanquea o evade impuestos a través de ellos. Y la evasión fiscal es una de sus principales actividades. Los “papeles de Panamá” los han vuelto a poner en evidencia. Varios medios han denunciado, a raíz de las investigaciones por estos papeles, que el 74% del fraude fiscal en España tiene su origen en las operaciones que los bancos realizan con grandes fortunas y grandes empresas en paraísos fiscales. Así los tres grandes, Santander, BBVA y Sabadell mantienen abiertas (que se sepa) unas 272 cuentas opacas en paraísos fiscales. Sin ellos el fraude fiscal, la evasión y el blanqueo de capitales sería prácticamente imposible.

Pero ninguno de ellos está investigado por corrupción ni se sienta en el banquillo.

Por eso, es imprescindible una reforma legal para dar a la corrupción el mismo trato que al criemen organizado. Que permita perseguir por igual tanto a los políticos corruptos como a los corruptores, las grandes empresas, bancos y multinacionales extranjeras.

2 comentarios sobre “Los señores de la corrupción”

  • Bueno,lo de la corrupción en España ya viene de siglos,en el XIX alentada por las potencias imperilaistas.Aquí­ os dejo un trozo de “la España Revolucionaria” de K.Marx. http://www.eroj.org/biblio/espanya/espanya.htm .

    “LA REVOLUCIÓN ESPAÑOLA Y RUSIA. EL PROBLEMA DE LAS COLONIAS. CORRUPCIÓN DE LOS POLÍTICOS. ANARQUÍA EN PROVINCIAS. LA PRENSA DE MADRID

    Londres, 15 de agosto de 1854

    Algunos meses antes del estallido de la actual revolución española, decí­a yo a vuestros lectores que las influencias rusas trabajaban por acarrear una conmoción peninsular. Para este fin Rusia no necesitaba agentes directos. Tení­a el Times, defensor y amigo del rey Bomba, de la «joven esperanza» de Austria, de Nicolás, de Jorge IV, periódico que de súbito se mostró indignado por las grandes inmoralidades de la reina Isabel y de la Corte española. Estaban además los agentes diplomáticos del Gobierno inglés, a quienes el ministro ruso Palmerston pudo fácilmente embaucar con visiones de un reino peninsular de Coburgo. “

Deja una respuesta