Puigdemont perpetúa los recortes de Mas

¿Los presupuestos de “la independencia” o los presupuestos de los recortes?

El nuevo conseller de sanitat del gobierno de Carles Puigdemont afirma que “estamos deshaciendo los recortes”, pero advierte de que “reducir las lista de espera en un dí­a vale 1.000 millones, y la manera que me parece más sólida de obtenerlos es la independencia”. Al decirnos que la independencia permitirí­a “disponer de más dinero para polí­tica sociales” mienten y ocultan que son ellos mismos quienes han ejecutado los recortes contra los catalanes.

Antes de que Artur Mas llegara a la presidencia, en 2.010, el presupuesto sanitario catalán se elevaba a 9.700 millones, 1.300 anuales más que los actuales 8.400.

Durante los gobiernos de Artur Mas se ha “robado” a los catalanes 6.500 millones que deberían haberse invertido en sanidad.

Los 100 millones adicionales que prevee invertir en sanidad el “plan de choque” que presenta el gobierno de Carles Puigdemont como “bandera social” representa tan solo… el 1,5% de todos los recortes ejecutados. “Durante los gobiernos de Artur Mas se ha recortado un 20% en los gastos sociales, mientras que el pago de los intereses de la deuda se ha multiplicado por 4”

No es extraño que gracias a Artur Mas Cataluña, una de las comunidades más ricas, sea la antepenúltima en gasto sanitario per cápita.

Eso no es culpa de España, ni va a resolverse con la independencia.

Oriol Junqueras, lider de ERC y nuevo vicepresidente económico del gobierno catalán, ha conesado que los nuevos presupuestos que deben aprobarse “no serán justos” y estarán “alejados de lo que los ciudadanos necesitan”. Eso sí, ha vuelto a echar las culpas “a España”.

La realidad es que Junqueras se ha negado a subir los tramos máximos del IRPF, los que pagan los contribuyentes con mayores rentas, o el tramo autonómico del impuesto de sociedades, el que abonan las empresas por sus beneficios.

Y no ha cuestionado el escandaloso acuerdo firmado por Artur Mas para ofrecer al capital norteamericano una rebaja del 55% al 10% de la fiscalidad que pagan los casinos, facilitando así la construcción de BCN Word, un gigantesco complejo de ocio.

Nada de subir los impuesto a las grandes fortunas o a los bancos y monopolios… lo que hay que hacer según Junqueras es bajar los impuestos para atraer el capital extranjero. ¿Esta es la “política social” que aplicarían en una Cataluña independiente?

Ante las propuestas de la CUP para que los presupuestos del 2016 incluyan el impago de una parte de la deuda de la Generalitat, la respuesta de Junqueras ha sido rotunda: “en ningún caso puedes hacer un impago unilateral cuando estás en situación de déficit”.

Es decir, para Junqueras tampoco puede cuestionarse el gigantesco atraco de la deuda.

Durante los gobiernos de Artur Mas se ha recortado un 20% en los gastos sociales, retrotrayendo el gasto real por habitante a los niveles de hace una década. Mientras que el pago de los intereses de la deuda se ha multiplicado por 4.

De los 481 millones anuales que se pagaban en intereses en 2005 se ha pasado a los 1.918 en 2014.. Una cifra equivalente a todo el presupuesto de la consellería de Bienestar y Familia.

Cada año 1.437 millones más pagados a los bancos nacionales y extranjeros solo por los intereses de la deuda… Una cantidad mayor al total invertido por la Generalitat en universidades e investigación.

Y Junqueras dice que este gigantesco robo no puede ser cuestionado “en ningún caso”.

Deja una respuesta